CICLISMO

IMBA recauda fondos para frenar las limitaciones a la bici en la Sierra de Guadarrama

IMBA

Foto de familia del archivo de IMBA España.

(19-6-2019). IMBA España ha lanzado una campaña de captación de fondos para financiar un contencioso administrativo contra la aprobación del nuevo Plan Rector de Uso y Gestión de la Sierra del Guadarrama, que limita el uso de la bicicleta.

Desde IMBA España explican que, como es sabido desde hace tiempo, el nuevo Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del P.N. de la Sierra de Guadarrama limita la circulación de bicicletas únicamente a las pistas forestales o caminos de más de 3m de ancho de caja, prohibiendo por tanto circular por senderos.

Además, el PRUG establece en la cartografía de sus anexos una serie de pistas por las que estará permitido circular, intentando minimizar el conflicto entre los diferentes usos del parque (senderismo, running, ciclismo,…), llevando la circulación de ciclistas precisamente a donde mayores velocidades de bajada pueden alcanzarse y, por tanto, agravando dicho posible conflicto y , por supuesto, cercenando el derecho de los ciclistas a circular por zonas del Parque sin especial protección.

El PRUG ya ha sido aprobado por la Comunidad de Castilla y León y falta por se aprobado por la Comunidad Autónoma de Madrid, ambas con territorio dentro de este peculiar Parque Nacional que, por otro lado, ve como cada fin de semana miles de visitantes llegan con sus automóviles al mismo corazón del Parque, congestionándolo y contaminándolo sin solución.

Desde hace un tiempo los derechos de los ciclistas de montaña se están viendo amenazados por la inminente aprobación de una normativa que, según alertan desde IMBA, va a acabar con las opciones de ocio de este colectivo por el PN de la Sierra de Guadarrama.

¿Qué es el PORN y el PRUG?

El PORN (Plan de Ordenación de Recursos Naturales) es un instrumento jurídico que gestiona los espacios naturales, sus recursos y las especies a proteger. Es el que está vigente en el PN de la Sierra de Guadarrama y el que permite actualmente a los ciclistas de montaña disfrutar del entorno con respeto.

El PRUG (Plan Rector de Uso y Gestión) es un nuevo plan que aún no ha sido aprobado por las dos comunidades autónomas implicadas y que pretende acabar con los derechos recogidos en el PORN. El PRUG no solo se opone a lo que establece el PORN sino que, además, esta legislación es contradictoria e incumple lo establecido en la Ley de Parques Nacionales.

Resumiendo, los ciclistas de montaña vamos a ver mermada de manera muy considerable nuestras opciones de ocio y disfrute de la naturaleza si se aprueba esta normativa tan restrictiva. No podemos quedarnos quietos.

“Por ello, lo que pretendemos con esta iniciativa es paralizar que se implante el PRUG, es decir, que la circulación de bicicletas de montaña quede regulada como hasta ahora por el PORN hasta que un nuevo Plan sea redactado respetando las bases del PORN, la Ley de Parques Nacionales y, por supuesto, las necesidades de los ciclistas de montaña”, sostienen desde IMBA.

Acciones legales para frenarlo

IMBA indica que “disponemos de un tiempo limitado para presentar un procedimiento contencioso administrativo contra su aprobación. Para ello, necesitamos la aportación de fondos necesaria para sufragar los gastos de abogados, procuradores y del resto de instrumentos que necesitamos para llevar a cabo esta acción. A día de hoy, en IMBA España no disponemos de los recursos necesarios para afrontar los costes ocasionados y por ello pedimos fondos que impulsen nuestra iniciativa”.

La principal motivación del colectivo es la defensa de los derechos de uso y circulación de bicicletas de montaña como viene recogido en el PORN del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y, por ello, esta iniciativa va dirigida a todos los ciclistas de montaña, amantes de la naturaleza y las libertades.

IMBA España lleva 14 años trabajando con las Administraciones de Madrid y de Castilla y León con el fin de conseguir compatibilizar y regular el uso de las bicicletas de montaña con otras actividades de ocio y, por supuesto, con la conservación del medio ambiente.

Por todo ello, anima a todos los ciudadanos que posean un compromiso social a que se impliquen en la defensa de los derechos fundamentales que les corresponden para así, conseguir que los ciclistas de montaña puedan seguir disfrutando del entorno natural con la admiración y el respeto que han profesado siempre.


No hay comentarios

Añade el tuyo