CICLISMO

Siempre con “total respeto” a las normas de las autoridades sanitarias

La industria ciclista europea y los usuarios piden que se permita usar la bici

bicicleta

(20-3-2020). La Confederación de la Industria Europea de la Bicicleta (Conebi) y la Federación Europea de Ciclistas (ECF), que representan a los usuarios de bicicletas en todos los estados miembros de la UE, defienden el uso de la bici en el contexto actual de crisis por el Covid-19.

Conebi y la ECF han emitido un comunicado conjunto en el que indican que, en el contexto actual de la propagación desenfrenada de Covid-19 en Europa, se debe alentar el uso de bicicletas convencionales y eléctricas, siempre con total respeto por las normas oficiales de protección de la salud pública.

Morten Kabell, co-CEO de ECF, afirma: “En las bicicletas, las personas mantienen la distancia requerida para evitar infecciones. También es mucho menos probable que toquen objetos potencialmente contaminados en el espacio público. Para minimizar el riesgo de infección, el Ministro Federal alemán de Salud, Jens Spahn, mencionó el desplazamiento en bici al trabajo como una de sus recomendaciones para la población. Además, la actividad física regular como el ciclismo ayuda a mantener el sistema cardiovascular y los pulmones sanos, previniendo enfermedades y protegiendo al cuerpo de infecciones. Es importante que las personas puedan continuar yendo en bicicleta durante la crisis y puedan encontrar ayuda en caso de que necesiten repararla”.

Sendas organizaciones señalan que, afortunadamente, en la mayoría de los Estados miembros de la UE la práctica del ciclismo para los desplazamientos necesarios, como ir al trabajo o comprar comestibles, está protegida porque los talleres de reparación de bicicletas pueden continuar funcionando incluso bajo las estrictas reglas de cierre. Sin embargo, en algunos Estados miembros, los talleres de reparación de bicicletas no pueden abrir, incluso cuando puedan hacerlo de una manera que minimice los riesgos de infección.

Manuel Marsilio, director general de Conebi, ha defendido que “los talleres de reparación de bicicletas brindan un servicio básico a la población y considero que tendrían que permanecer abiertos durante estos tiempos difíciles. Por supuesto, de una manera que proteja la salud tanto de los empleados como de los clientes”.


No hay comentarios

Añade el tuyo