CICLISMO

Entrevista a José Luis López Cerrón, presidente de la RFEC

La RFEC sale del bache económico y presupuesta más de 6 millones de euros para 2020

jose-luis-lopez-cerron

El presidente de la RFEC, José Luis López Cerrón, sostiene que las bicicletas eléctricas están abriendo la práctica del ciclismo a muchos usuarios.

(11-2-2020). José Luis López Cerrón preside la Real Federación Española de Ciclismo (RFEC) desde el año 2012. Bajo su mandato, la institución ha abandonado los números rojos y ha doblado su presupuesto.

Corredor profesional entre 1979 y 1985, José Luis López Cerrón (Valladolid, 1956) ha sido director deportivo de distintos equipos como el Banesto, el Seguros Amaya o el Vitalicio Seguros. También está al frente de Cadalsa Sport, empresa organizadora de la Vuelta a Castilla y León. López Cerrón volverá a presentarse a las elecciones que la RFEC celebrará este 2020, tras los Juegos Olímpicos de Tokio, con el objetivo de culminar el proyecto que ha desarrollado durante los últimos ocho años y que ha logrado sanear las cuentas de la organización.

Hace poco más de un mes que hemos cerrado el año. ¿Cómo ha evolucionado la cifra de federados?

Se mantiene estable en los últimos años, estamos en torno a los 80.000. Ahora iniciamos la campaña de licencias 2020 y puede haber alguna variación en los próximos meses. Cabe recordar que hace unos años lanzamos el carnet ciclista, que otorga derecho a unas determinadas prestaciones de la federación sin necesidad de contratar seguro, que es lo que más encarece la licencia. En la actualidad, hay más de 4.000 carnets ciclistas vigentes.

¿En qué situación se encuentra el ciclismo en España, tanto de carretera como de montaña?

La situación del ciclismo en ruta es buena. Hay equipos en todas las categorías y van despuntando ciclistas sub-23 que luego pasan a los equipos profesionales. Tenemos nombres como Mikel Landa o Enric Mas de los que se espera mucho. Lo que sucede es que venimos de épocas de grandes figuras, desde Perico Delgado a Induráin, Contador, Freire, ‘Purito’ o Valverde, y parece que el ciclismo español va a menos, pero no creo que sea así. Contamos con seis equipos a nivel profesional que dan cabida a los ciclistas que van despuntando.

En montaña, por su parte, también hemos tenido estrellas como Hermida o Coloma. Es una modalidad que ahora mismo se ha desarrollado bastante y que ofrece muchas posibilidades, cross country, descenso, etc., pero no tiene el mismo seguimiento mediático que la carretera.

¿Corre peligro el ciclismo base? ¿Qué hacen desde la RFEC para apoyarlo?

El ciclismo base está bastante integrado. Contamos con las escuelas ciclistas y las categorías de cadete a junior, que quedan bajo la gestión de las federaciones territoriales.

Cuando asumí la presidencia de la Federación en 2012, la situación económica era delicada. Contábamos con un presupuesto de 3,3 millones de euros y una deuda de 3,6 millones. Tuvimos que descartar la participación en algunos campeonatos por falta de fondos. Durante los primeros años de mi mandato emprendimos un proceso de reconversión de la federación, e incluso tuvimos que hacer un ERE. A través de un préstamo del Consejo Superior de Deportes (CSD), trazamos un plan de viabilidad para sanear las cuentas, algo que también ha sido posible gracias a nuestros patrocinadores.

Durante los tres o cuatro primeros años de mi presidencia, sólo nos podíamos permitir acudir a las competiciones

Durante los tres o cuatro primeros años de mi presidencia, sólo nos podíamos permitir acudir a las competiciones. En los últimos años hemos conseguido algo más y, aparte de competir, hemos puesto en marcha un programa de tecnificación con todas las modalidades olímpicas mediante el que vamos a hacer un profundo seguimiento de todos los participantes. Confiamos en que esta iniciativa sirva para impulsar el ciclismo base.

¿Qué presupuesto tiene la federación para este año?

En 2019 alcanzamos por primera vez el umbral los seis millones de euros y, para este 2020, tenemos previsto que sean unos 6,2 millones, casi el doble que cuando asumí la presidencia en 2012. Este va a ser, además, el año en que entremos en saldo positivo.

Tenemos unas olimpiadas a la vuelta de la esquina, ¿qué posibilidades ve para el ciclismo español?

En carretera podemos tener un buen resultado. Alejandro Valverde está muy ilusionado y motivado con los Juegos Olímpicos. Una medalla en Tokio podría ser la guinda de su larga lista de éxitos. Hay otros ciclistas que pueden triunfar como Mikel Landa o Enric Mas.

En pista tenemos a Albert Torres y a Sebastián Mora, que también pueden conseguir alguna medalla.

A priori, parece que tenemos más opciones en carretera que en BTT, pero también puede suceder lo mismo que en Río, cuando Carlos Coloma ganó una medalla de bronce.

En los hogares españoles hay más bicicletas que balones

En su opinión, ¿de qué salud goza la práctica popular del ciclismo?

Según el último barómetro de la bicicleta y los datos del CSD, en nuestro país hay entre siete y ocho millones de personas que todas las semanas se suben a la bici por algún motivo. En los hogares españoles hay más bicicletas que balones. Ahora, además, estamos asistiendo a un ‘boom’ de las bicicletas eléctricas e incluso se están empezando a convocar competiciones de esta modalidad. Las ebikes, y lo digo por mi propia experiencia, están dando a mucha gente la oportunidad de montar en bicicleta. El éxito de las bicis eléctricas es un respiro para las tiendas de ciclismo porque se están vendiendo bien.

¿Cómo valora el auge del ciclismo urbano?

La bicicleta va cogiendo más fuerza en las ciudades y creo que irá a más. La gente está cada día más concienciada de la importancia de no desplazarse en coche e incluso hay empresas que fomentan el uso de la bici entre sus empleados.

¿Qué hace falta para promover más el uso de la bici como medio de transporte?

En primer lugar, infraestructuras. Se necesitan más carriles bici y un mayor equilibrio de la relación entre vehículos a motor y bicicletas. Por otro lado, y ligado a lo anterior, creo que es también cuestión de educación. Hemos visto cómo en otros países, y con condiciones climatológicas más adversas, los niños van en bici al cole desde pequeños. Esto no solo crea ciclistas sino que hace que, cuando estos niños crezcan y conduzcan un coche, tengan más respeto por las bicicletas.

Es normal que las tiendas de ciclismo quieran tener un hito para motivar al cliente

¿Cuál es su percepción de la situación actual del mercado ciclista español?

Las marcas de bicicletas han proliferado y ahora el usuario tiene un gran abanico de posibilidades para elegir. Además, en los primeros años de la crisis económica hubo un gran estallido de tiendas de ciclismo que ahora se ha estancado o incluso revertido, ya que hay negocios que cierran. Al igual que en otros sectores, el pequeño comercio sufre la competencia de las grandes superficies y los grandes operadores online. Tengo amigos propietarios de tiendas de ciclismo que me comentan que el cliente entra, mira, se informa y luego compra en Internet. Es normal que las tiendas de ciclismo quieran tener un hito para motivar al cliente.

Este año están previstas elecciones en la federación. ¿Se volverá a presentar usted?

Efectivamente habrá elecciones después de las Olimpiadas y me volveré a presentar. Somos de las pocas federaciones que tenemos un tope de mandatos, en concreto tres, y yo ya he cumplido dos. Tengo la ilusión de poder continuar cuatro años más y culminar así mi proyecto al frente de la RFEC.


No hay comentarios

Añade el tuyo