CICLISMO

Jabier Gartziendia, desde Probike (Barcelona), nos explica los diferentes sistemas disponibles en el mercado 

Cómo transportar la bici en el coche

Llegan las vacaciones y queremos viajar con nuestra bicicleta en coche o furgoneta, pero, ¿cómo hacerlo de manera que tanto las bicis como el automóvil viajen con la máxima seguridad? Jabier Gartziendia, experto de la tienda Probike, detalla las distintas opciones con las que contamos.

 

El sistema de transporte utilizado depende, en primer lugar, del vehículo que tengamos, sus dimensiones y la posibilidad de adaptación o no de los diferentes mecanismos. El experto de Probike distingue cuatro tipos de sistemas para llevar la bici: dentro del coche, en la vaca, a través de anclajes en el portón trasero y los portabicicletas de bola.

La primera solución, la de colocar la bici dentro del coche, suele ser un poco incómoda para los usuarios del vehículo. La segunda, la de vaca, es la única posible cuando se quieren llevar más de cuatro bicicletas, permitiendo el traslado de cinco o incluso hasta seis según la anchura del coche. Sin embargo, es poco aerodinámica, incrementa el consumo de gasolina y hace que el automóvil pueda tener complicaciones para pasar por algunos túneles. A esto se pueden sumar ruidos y vibraciones.

En cuanto a los anclajes, Jabier precisa que van colocados en el portón trasero y que existen con capacidad para tres o cuatro bicis, dependiendo del modelo de coche. Su precio puede oscilar entre 100 y 400 euros.

El sistema de bola, el más recomendable

Para Jabier los portabicicletas de bola, que se colocan sobre una bola que va cogida al chasis del coche, son los más aconsejables: “Es menos agresivo para el coche, ya que la bicicleta no lo toca, a la vez que es más aerodinámico y la bici no sobresale”, explica. Según destaca, este sistema es también el más seguro. En general, incide, “un portabicicletas es más seguro cuando más sencillo es de colocar, como es el caso de los de bola”.

Los portabicicletas de bola se sitúan en una horquilla de precios que van desde los 80 euros para un dispositivo de dos bicis a los 800 de uno de cuatro.

Instalación

Eso sí, insiste en que la instalación se tiene que hacer correctamente: “Todos los portabicicletas con los que trabajamos cumplen la normativa y todos se pueden colocar en los coches –según los diferentes modelos-, pero es necesario instalarlos bien”, indica.

Jabier apela al sentido común y recuerda que tanto la matrícula del vehículo como las luces se tienen que ver adecuadamente.

Desde Probike recomiendan la marca Thule, la única de portabicicletas con la que trabajan, porque, según Jabier, “es la que más garantías nos ofrece y, además, va adaptando o incorporando nuevos sistemas cada vez que sale al mercado un nuevo modelo de automóvil. De esta manera nos aseguramos de que siempre se pueda encontrar una solución al vehículo que tiene el cliente”.

Jabier Gartziendia recomienda por ello echar un vistazo a la guía de Thule para ver las posibilidades disponibles: www.thule.com

Más información: www.probike.com


No hay comentarios

Añade el tuyo