“Me mato entrenando y no gano ni un 10% de lo que ingresa un jugador del Barça o el Madrid”

juani-mieres

Argentino de nacimiento, español de nacionalidad. Menos cuando hay fútbol por en medio. Juan José Mieres “Juani” es uno de los mejores jugadores del mundo de pádel.

Acabas de proclamarte campeón mundial por parejas junto a Matías Díaz, en el XII Campeonato del Mundo, disputado el pasado fin de semana en Palma de Mallorca. En tu caso, por tercera vez. ¿Qué tiene este título de diferente respecto de los otros dos?
Como bien decías, éste es el tercer título mundial por parejas que gano, pero éste tiene un sabor especial porque en él también participaban las mismas parejas que toman parte en el circuito profesional. Era un reto muy importante junto a Matías Díaz, con quien ya habíamos ganado 4 campeonatos de España. Este año pudimos jugar juntos el Mundial y conseguir un título. Estamos muy contentos. Es un título que, a nivel personal, es muy importante.

En la final frente a la también pareja española Guillermo Lahoz y Francisco Navarro, tuvisteis que sacar vuestro mejor juego para ganar por un doble 6-4.
Willy Lahoz y Paquito son una pareja fortísima. Willy es un jugador muy talentoso, que si está inspirado puede hacerte mucho daño, y Paquito es un jugador joven que este año ha demostrado que está a la altura de los grandes profesionales. Éramos conscientes de que para ganar teníamos que jugar nuestro mejor pádel. Y así fue. Aprovechamos las pequeñas oportunidades que ellos nos dieron para ganar. Les quebramos un juego en el primer set, y en el segundo empezamos con break. Ellos se recuperaron, pero, posteriormente, les volvimos a romper el saque. El resultado muestra que fue un encuentro muy igualado. Se decidió por pequeños detalles a favor nuestro.

Final española en un Mundial por parejas, aunque tanto Matías como tú sois argentinos, nacionalizados españoles.
Desde que en el año 2003 me convocaron para jugar con la selección española, nunca lo dudé. Me sentí muy agradecido por todo el cariño y el apoyo recibido en España. Llevo 14 años viviendo aquí y estoy muy a gusto. Hasta el día de hoy, cada vez que me convocan, intento dar lo mejor que tengo. Y si tengo que representar a España, como en este pasado Mundial, lo hago con muchas ganas, emocionado, y muy orgulloso de representar a este país.

Pero el sentimiento argentino no se pierde…
Claro, eso no se pierde. Nací en Argentina y cuando veo deporte, sobre todo fútbol y baloncesto, voy con Argentina. Pero quizás no de forma tan fanática como si estuviera en mi país. Te sientes argentino cuando ves el Mundial de fútbol, aunque también quería que ganara España. Pero en el pádel juego para España y, sea quien sea el rival, argentino, brasileño, etc. siempre intento ganar mi punto y sumar para la selección española.

En el campeonato del mundo había 16 países, pero parece que sólo estuvieran España y Argentina. ¿Existe aún mucha diferencia entre ambos países en el mundo del pádel?
No, creo que se ha igualado muchísimo. En Palma, se vio. En el campeonato por selecciones, perdimos contra Argentina, pero tuvimos muchas chances de ganar. El pádel español, en la categoría de menores, es la potencia más grande que hay en estos momentos. Y, en el mundo profesional, poco a poco, España se está acercando a Argentina con jugadores como Paquito Navarro que puede estar al nivel de juego de cualquier pareja argentina.

Eres profesional del pádel y cuentas con el patrocinio de marcas como Dunlop. ¿Puedes vivir sólo de esto?
Por suerte, como dices, tengo marcas como Dunlop, Joma, Estrella Damm, etc. que están volcadas con el deporte. Ello hace que me pueda dedicar al 100% a la competición y a mis entrenamientos, preparación física, descanso, etc. En el pádel es complicado, pero con el apoyo de estas marcas puedo hacer lo que más me gusta.

¿Aun así, a nivel profesional, el pádel aún tiene mucho recorrido por delante?
Tiene mucho recorrido. Poco a poco, va creciendo. Ahora mismo, el potencial que tiene el pádel no lo tiene ningún otro deporte. Nosotros también debemos poner nuestro granito de arena, jugadores, organizadores y marcas. Todos debemos colaborar y tirar hacia el mismo lado porque el pádel, tarde o temprano, acabará siendo un deporte practicado en todos los países y llegará a ser olímpico.

¿Si, a nivel económico, comparamos el pádel con el fútbol, tu otra gran pasión, qué cara se te queda?
Cuando ves las fichas que cobran algunos jugadores del Madrid o el Barça, piensas que es una locura. Pero también, a nivel popular, se puede justificar porque el fútbol es pasión, en todos lados. Lo que hago yo es comparar ambos deportes a nivel entrenamiento. Los jugadores de pádel de élite dedicamos muchas más horas a nuestro entrenamiento. A veces pienso: me mato entrenando y no gano ni un 10% de lo que ingresa un jugador del Barça o el Madrid. Da un poco de impotencia, pero también es verdad que si ganan eso es porque lo merecen o porque el club sabe que lo puede recuperar. Me alegro por los futbolistas que ganan eso y lo que debemos hacer nosotros es intentar que el pádel crezca. Si llegamos a la mitad de lo que cobran los futbolistas, ya sería un logro muy grande.

Esta semana has cumplido 34 años (30 de octubre de 1980). ¿Te planteas el hasta cuándo?
No. Me dedico al 100% a este deporte, me cuido, entreno, descanso, compito… Y el propio tiempo, y los resultados, ya me marcarán el camino a seguir. Mientras el cuerpo aguante, espero no tener lesiones, voy a seguir entrenado a muerte para poder llegar lo más lejos posible en años y estar ahí arriba.

Bahía Blanca, tu ciudad natal, es sinónimo de campeones (allí también nació el baloncestista Manu Ginobili).
Es una ciudad que, por lo deportivo, siempre ha destacado. En su día, por ejemplo, fue la capital del baloncesto. También nació allí Rodrigo Palacio, jugador del Inter de Milán y de la selección argentina (y, con humor, se acuerda de la ocasión que Palacio erró ante Alemania en la final del Mundial y que podría haberles dado el campeonato). Es una ciudad pequeña, pero que siempre apoya al deporte.

El pádel profesional experimentará un cambio de cromos en 2015 en las dos mejores parejas mundiales. En tu caso, desde 2008, formabas pareja con el brasileño Pablo Lima. El año que viene lo harás con el histórico Juan Martín Díaz (el Galleguito).
Cierro una etapa muy linda con Pablo Lima después de 6 años. Fuimos mejorando año a año hasta conseguir un gran nivel y grandes resultados. La próxima temporada empezaré con Juan Martín Díaz, el número 1 dentro y fuera de la pista durante muchos años. También es zurdo, como Pablo, pero deberemos trabajar muy duro para acoplarnos como pareja. Por mi parte, voy a disfrutar como un enano. Jugar al lado del mejor jugador de la historia es algo que casi nunca sucede.

Y tu excompañero Pablo Lima jugará junto a Fernando Belasteguin, con quien Juan Martín Diaz ha formado la mejor pareja del mundo en los últimos 12 años.
Van a ser una pareja que se va a complementar muy bien. Son muy luchadores, están muy bien físicamente. A priori, van a ser la pareja de referencia en los circuitos. Pero hay que jugar y no se gana un partido antes de salir a la pista. Hay que demostrarlo. Nos espera un 2015 emocionante, con muchos cambios, y la gente disfrutará con el pádel.

Información de contacto:
http://juanjosemieres.com/
@juanimieres
https://www.facebook.com/pages/Juan-Mieres/243147992406188