Pau Capell: “La montaña me ha dado un punto de madurez”

Pau Capell(1)

 

A sus 23 años, Pau Capell se ha convertido en un referente en las carreras de montaña de ultra distancia. Finalizó el año con extraordinarios resultados y prepara la temporada con nuevos retos y grandes expectativas.

Has acabado la temporada 2014 con muy buenos resultados, ¿te los esperabas?
Sinceramente no. Empecé la temporada con dos objetivos muy claros: realizar la Ultra Trail Menorca Camí de Cavalls de 186 km y, por otro lado, iniciarme de forma seria en la Ultra distancia participando en la Copa Catalana d’Ultradistància. En la primera competición quedé segundo y en la Copa Catalana acabé ganando tres. Ha sido una gran sorpresa para mi que no me esperaba.

Eres uno de los impulsores de la Catalonia Ultra Cup. ¿Cómo ha surgido?
Cuando finalicé la Copa Catalana me di cuenta de que cada vez había cada vez más carreras de ultra distancia, pero sin un calendario potente. Se decidió entonces apostar por un circuito catalán formado por cinco pruebas para todos aquellos amantes de la montaña y las carreras de resistencia. Hemos querido darle la proyección internacional que merece para animar a todo el mundo a correr. También hemos apostado por tener el respaldo de importantes y reconocidas empresas para dar un plus añadido, con mayor servicio y calidad.
Una de las características importantes de la Catalonia Ultra Cup es que hay una gran diversidad de terrenos dependiendo de la zona en donde nos encontremos. Se ha buscado zonas para correr tanto cerca del mar como en la alta montaña.

Cada vez hay más carreras de ultra distancia, pero sin un calendario potente

Una lesión en la rodilla fue el detonante que te impulsó a dedicarte a las carreras de montaña de larga distancia. ¿Cómo ocurrió?
Así es. Yo practicaba mucho fútbol sala y lo combinaba con carreras muy cortas. En un partido me rompí el menisco y tuve que pasar por el quirófano. La recuperación fue muy dura sobre todo a nivel personal porque me impedía hacer lo que más me gusta: practicar deporte. Mientras me estaba recuperando pensé que en esta vida una mala racha puede apartarte de lo que siempre has soñado así que decidí, una vez me encontré en perfectas condiciones, dedicarme a correr. Al principio lo hacía como hobby, pero la montaña me fascinó. Y así, poco a poco, fue empezando todo.

Por tanto, una lesión te ha permitido alcanzar tu sueño…
Efectivamente. Es curioso ver cómo un percance en un momento dado tiene una justificación y un motivo para conseguir todo aquello a lo que aspiras.

¿Y por qué la montaña? ¿Qué te llevo hasta ella?
Cada uno de nosotros buscamos de una manera u otra la felicidad y en la montaña he sabido reconocerla y experimentarla. Además te permite retarte y superarte día a día tanto a nivel profesional como personal. Cuando llegas al punto de ultra distancia y estás solo, sintiendo en ocasiones dolor en tu cuerpo, y aún así sigues adelante, tiene un valor incalculable. Las sensaciones de felicidad y libertad que experimentas son muy difíciles de explicar.

¿Sobre qué terreno te gusta más correr?
Hasta la fecha sólo he tenido la oportunidad de conocer el terreno de Catalunya, pero quizás donde me he sentido más cómodo ha sido en aquellas zonas con subidas más fuertes y largas que después te permiten correr por pequeños senderos de bajada.Pau Capell(2)

¿Te ha dado alguna lección personal este deporte?
A pesar de mi juventud me ha dado un punto de madurez para ver las cosas desde otro punto de vista. Creo que a esta edad tienes que saber aprovechar la plena energía que tienes y enfocarla hacia una vida sana, como en mi caso con el deporte. Levantarte temprano los fines de semana para entrenar o salir a la montaña puede parecer para muchos jóvenes un disparate, pero más tarde o temprano te ayuda a cambiar muchos valores y a afrontar las tareas cotidianas de otra forma. Al final lo que aprendes en la montaña lo trasladas al día a día.

¿Para ti supone un sacrificio?
Para nada. Sí que es cierto que hay días en que te encuentras cansado y te faltan fuerzas para entrenar, pero al final estoy haciendo esto porque me gusta. Nadie me obliga a correr. Es una pasión. Si no pudiera hacerlo sufriría y si lo tengo, sufro de otra manera.

¿Te resulta difícil compaginar los entrenamientos y competiciones con trabajo, familia y pareja?
Hay momentos en que es difícil compatibilizarlo todo. A menudo tienes que sacar horas de donde no las hay, pero afortunadamente tengo el apoyo de la gente que me rodea que confían y me animan a seguir adelante.

En los momentos en que te flaquean las fuerzas en una competición, ¿a qué recurres?
Sin duda, a mi pareja y a mi familia. Siempre vienen conmigo y siempre están en los avituallamientos. Cuando los veo allí, un simple abrazo, una mirada o una palabra de ánimo me impulsa a seguir adelante con mucha fuerza. Cuando llevas casi dieciocho horas dando el cien por cien de ti, ellos son el motor que me impulsa a continuar. Además ellos muchas veces ya ven mi cara y saben lo que necesito.

Lo que aprendes en la montaña lo trasladas al día a día

¿Cómo ves el crecimiento que esta experimentando este deporte?
Le está ocurriendo lo mismo que pasó con el triatlón que tuvo una época de mucha tirada. El trail se está convirtiendo en un deporte que lleva un mensaje implícito muy importante: calidad de vida unido a la naturaleza y creo que irá en aumento el número de aficionados que se lancen a practicar esta disciplina. Ahora bien, se tiene que ser muy consciente de las limitaciones y condiciones físicas de cada uno.

¿Qué te queda por conseguir?
Como objetivo principal para este año es competir fuera. Me estoy preparando para participar en la Spain Ultra Cup y la Skyrunner World Series, a nivel internacional. En la primera competición me gustaría quedar dentro de las tres primeras posiciones. Pero sobre todo mi propósito es seguir disfrutando y que los demás se lo pasen también bien. El día que no disfrute será el momento de cambiar.