Pitu Casanovas: “Lamento que practicar deporte popular ahora cueste dinero”

Pitu-casanovas

Usted lleva haciendo deporte desde el año 1950, cuando empezó con la natación. ¿Cómo ha evolucionado el deporte popular desde esa época, a su modo de ver?
Ya soy mayor y siempre tengo muchas cosas por decir (y empieza riendo). Lo que menos me gusta del cambio que ha experimentado el deporte popular en todos estos años es el coste económico. Cuando yo empecé a practicar deporte, no costaba nada. Estabas en un club y competías, pero te pagaban la licencia y los viajes, llegado el caso. Hoy en día, me estremezco cuando viene una persona al club y me dice que quiere nadar y la respuesta que recibe es que toda la temporada cuesta 550 euros. Me espeluzna. Hoy en día es normal, incluso hay que pagar por jugar a ping-pong. En cambio antes, todo era gratis. Como presidente de la sección de triatlón del C.N. Reus Ploms, me sabe mal tener que cobrar a los niños para poder practicar este deporte.

Usted ha hecho natación, waterpolo, básquet, fútbol, automovilismo, balonmano, tenis, ajedrez, atletismo, triatlón, etc. Ha tenido 10 fichas federativas de 10 deportes diferentes. ¿Con cuál se queda?
Realmente, siempre he sido nadador. Empecé a los 11 años y lo dejé a los 36, cuando también jugaba a waterpolo. Llegué a ser internacional en natación y waterpolo. Incluso fui preseleccionado para los Juegos Olímpicos de Roma, en el año 1960. Pero de bien pequeño, entre los amigos del colegio, ya era una especie de jefe de los deportes. Si teníamos que ir a jugar a fútbol, me ocupaba de todo. Cuando tocaba baloncesto, pues más de lo mismo. Siempre me ha gustado la vertiente organizativa dentro del mundo del deporte, además de tomar parte activa en él. Nunca he sabido estar sin hacer nada.

Me estremezco cuando viene una persona al club y me dice que quiere nadar y la respuesta que recibe es que toda la temporada cuesta 550 euros

Precisamente, está a punto de cumplir 76 años. ¿Qué deporte practica hoy en día?
En el año 2008 me pasó una cosa curiosa que me enganchó de nuevo al mundo activo del deporte y, en concreto, a la natación. Siendo presidente del Reus Ploms, vinieron a verme unos nadadores un poco más jóvenes que yo. Tenían un problema. Iban a competir al Campeonato de España, en Pontevedra, y 1 de los 4 componentes del equipo de relevos no podía ir. Me propusieron participar en el relevo. Les dije que sí. Hacía mucho que no competía, pero entrené duro durante 1 mes. Sin mi no podían participar. Y nunca sé decir que no. Les puse una condición. Además de tomar parte en el equipo de relevos, también quería competir en las pruebas individuales. Y gané una prueba… así es como es como, des de el 2008, retomé la natación y ahora voy a Campeonatos de España, de Europa y del Mundo de veteranos e incluso gano algunas medallas.

¿Le queda alguna disciplina por probar y que tenga entre ceja y ceja?
Realmente no. Siempre he hecho lo que he querido y, sobre todo, con mucha ilusión. Siempre he pretendido ayudar a la gente. Como cuando jugaba a balonmano e incluso me encargaba de marcar el campo de tierra con las líneas necesarias para poder jugar. Toda mi vida he hecho deporte y nunca con ningún interés económico de por medio. Todo lo contrario.

¿Practicar deporte a edad avanzada alarga la vida?
Sin ninguna duda. No puedo estar parado. Sólo puedo estar un día en casa. Al segundo día sin hacer nada, me subiría por las paredes. Necesito hacer algo y moverme. No soy un jubilado que se pase todo el día en el bar jugando al dominó o bien sentado en el sofá de su casa. Por suerte, hoy en día, esta concepción está cambiando y la gente mayor cada vez es más activa. En mi caso, tengo claro que moriré haciendo deporte.

¿Qué haría si no hiciera deporte?
No me veo alejado de este mundo. Piense incluso que, de pequeño, cuando jugaba a fútbol llegué a jugar en el Reus Deportiu, el club rival del Reus Ploms, mi club. Iba a nadar, jugaba a fútbol e incluso por la tarde practicaba baloncesto. También ayudé a la implantación del balonmano en Reus y alrededores, después de verlo en un campeonato de España. Llegué a ser jugador, entrenador y presidente. Lo mismo sucedió con el triatlón. En 1986, cuando casi nadie sabía qué era esta disciplina, pues tuve conocimiento de ella a raíz de leer una revista norteamericana. Y ayudé a crear la Federación Española de este deporte.

Tuve conocimiento de lo que era el triatlón a raíz de leer una revista norteamericana

De hecho, usted tiene el primer escudo de la Federación Española de Triatlón. En 1990, creó la exitosa sección de triatlón del C.N. Reus Ploms, que llegó a dominar con mano de hierro este deporte a nivel catalán y español.
Fuimos un referente en el mundo del triatlón en todo el país. Pero, por motivos económicos, nos vimos obligados a restringir nuestros viajes y eso, evidentemente, nos ha impedido viajar a muchas de las competiciones más importantes. Ya no salimos a competir fuera de Cataluña.

¿Usted fue uno de los impulsores, pero, en realidad, como practicante, ha hecho muchos triatlones?
La verdad es que no, porque la bici no se me daba muy bien. Casi no sabía ir en bicicleta y sólo participé en un par de pruebas a principios de 1990. Sin embargo, correr y nadar no se me daban mal y llegué a ser campeón de España de Acuatlón en el año 2003. En este mundo del triatlón, siempre he estado en la otra parte. Cogiendo a chicos y mirando de hacer todo lo posible para que llegarán lo más arriba posible en esta disciplina. Como sigo haciendo aún hoy en día.

Quería que todos los niños pudieran nadar en nuestras instalaciones, y que lo hicieran a coste cero

De hecho, usted es profesor de educación física, profesor de natación, waterpolo y balonmano, además de árbitro de natación, atletismo, waterpolo y triatlón. Un auténtico trotamundos. Usted dice también que ha sido pionero en “otras cosas de los deportes”. ¿A qué se refiere?
Mi labor dentro del deporte ha tenido la pretensión de ir siempre un poco más allá (reconoce, sincero). Por ejemplo, cuando empecé a nadar sólo podíamos hacerlo durante los 3 meses de verano. Pero no cejé en mi empeño de permitir que la natación fuera un deporte de 12 meses al año. Ayudé a cambiar esa concepción temporal. En este sentido, debe hacer ya unos 30 años, también llevé a cabo la iniciativa “Cap nen sense nedar a l’escola” (ningún niño sin poder nadar en la escuela). Quería que todos los niños pudieran nadar en nuestras instalaciones, y que lo hicieran a coste cero. Gracias a la ayuda de instituciones y patrocinadores, lo conseguimos. Así es como niños con menos recursos pudieron iniciarse en la natación. También ayudé a crear estancias deportivas en verano, cuando los padres no sabían qué hacer con los niños una vez se había terminado la escuela. Fue un éxito. Y, cada año, el C.N. Reus Ploms era un referente.

 

Información de contacto:
http://www.reusploms.cat/seccions/triatlo/