“Puedo respirar gracias a la bicicleta”

milton

 

(23-9-2014). Milton, Quebrantahuesos Ramos, se ha proclamado ganador de la tercera edición de la Quebrantahuesos MTB. No hay reto o carrera que se le resista a este hondureño afincado en Sabiñánigo. Con la temporada 2014 casi finiquitada ya piensa en la nueva, en la que no faltará su participación en la Titan Desert. Pero por encima de todo, Milton Ramos espera disfrutar del ciclismo como hasta ahora.

¿Qué sensaciones deja haber ganado la Quebrantahuesos en casa por primera vez?

Sinceramente, no me lo creo de lo emocionado que estoy aún. Fue una carrera con mucho nivel donde todo el mundo disfrutó gracias al gran ambiente que había. En la zona por donde transcurre la carrera, tanto MTB como carretera, se vive el ciclismo de una manera diferente. Se respira ciclismo.

¿Después del esfuerzo sentía los huesos machacados?

La carrera es dura pero es más bonita a nivel de paisaje con las montañas y sendas rodeándote y también unas subidas duras y complicadas. Se hizo un poco más dura por las condiciones climatológicas. Llovió y el recorrido estaba difícil en algunos tramos, pero se pudo disfrutar.

¿Cómo se prepara una prueba cómo la Quebrantahuesos?

Seguí el mismo entrenamiento que el resto del año. Al ser un poco más técnica de lo normal, entrenaba 3 días a la semana en carretera y 4 en Mountain Bike. La carretera te aporta el fondo físico, con salidas de 4-5 horas. El entrenamiento es más eficaz. Con la MTB buscas técnica, explosividad e integrarte con la bicicleta y el entorno.

¿Cuáles son tus próximos retos? ¿Te veremos en 2015 en la Titan Desert?

A mitades de octubre tengo la Crocodril Trophy en el norte de Australia. Posteriormente, me marcho a Brasil para completar 224km en un solo día. Es la llamada ‘París Roubaix’ de Brasil porque hay tramos adoquinados.

La última competición que correré este año será en México. Los Juegos Nacionales con países de Centro América y el Caribe. Correré representando a Honduras.

Finalmente, para el próximo 2015, la Titan Desert efectivamente entra en mis planes, al igual que la Andalucía y Rioja Bike Race.

¿Más allá de la competición, que es lo que ha aportado a tu vida el Mountain Bike?

Cada vez hay más adeptos porque es un deporte de superación. Cada escalón de subida, de bajada, piedra, bache que pasas sientes que te has superado a ti mismo. Esta filosofía la trasladas a la vida real y te das cuenta que todo no es tan difícil y que son desafíos a superar.

¿Encima de la bicicleta te da tiempo a disfrutar de lo que te rodea?

Entrenando haciendo series no te das cuenta de nada, pero en el resto del entrenamiento, o día, siento que soy un privilegiado. Vivo en una zona espectacular para el ciclismo. Puedo respirar, levantar la vista y sentirme feliz gracias a la bicicleta. Habría mucha gente que pagaría para hacer lo que yo hago. El trabajar en tu hobby no tiene precio. Siempre estoy sonriendo o haciendo sonreír al que está a mi lado. Además, te sientes integrado en la naturaleza, conoces personas increíbles de todo el mundo y compartes culturas. El MTB enriquece tu vida.

¿El aficionado del ciclismo se tiene que lanzar al mundo competitivo o hay otras formas de disfrutar dando pedales?

La gente tiene que hacer lo que le dicte el corazón. Siempre intentaremos ser mejor que alguien, pero eso no nos tiene que llevar a la confusión de ser el mejor. Es más importante disfrutar del momento y del entorno. El secreto reside en disfrutar. Compitiendo o dando un paseo por la montaña. Pero disfrutar.

¿Qué hace Milton Ramos cuándo no está por los caminos, bosques o dunas pedaleando?

Me encanta ver televisión. Documentales y programas de viajes. También aquellos que te enseñan cómo se fabrican los objetos que nos rodean. También me gusta salir a cenar o al cine. Ah, y leer una buena revista. Y si es de bicicletas, ¡mejor!