Ricardo Abad: “Un reto es algo que ni tú mismo sabes si vas a ser capaz de lograr”

ricardo-abad-reto

 

Corrió 607 maratones seguidos. Completó 52 Ironman en un año. Pero no tuvo suficiente. El ultrafondista navarro Ricardo Abad quería más. Quiere más. Ahora, persigue completar 100 IM en un año. Va camino de ello. Lógico. No entiende la vida sin retos.

Para este 2015, te has marcado un reto abismal. Completar 100 Ironman (IM). Y vas camino ya de la mitad. ¿Estás en el ritmo deseado a estas alturas del año?
Es algo inferior a lo que esperaba. Ha sido un invierno muy complicado por el mal tiempo y también por inclemencias familiares. En febrero, casi me quedé en blanco. Acumulo algo de retraso sobre lo previsto, pero afronto con ilusión la etapa actual, ya que me vienen bloques grandes. Y espero, a partir de ahora, sumar a un ritmo más rápido, si cabe.

¿Cómo haces para compaginarlo con familia y trabajo?
No es fácil, es complejo encajarlo todo durante la semana y es muy difícil llegar a todos los sitios. Este reto tiene un valor añadido que es éste. Estoy convencido de que si me dedicara a esto y no tuviera mis 40 horas semanales de trabajo, podría sumar más de 2 IM a la semana. La capacidad física y de recuperación que tengo me lo permite. El problema es la compaginación de todo. La planificación es difícil. Hay bodas, bautizos, comuniones, compromisos sociales y la familia…, y hay que cumplir con todo el mundo. Es una locura.

Si me dedicara a esto y no tuviera mis 40 horas semanales de trabajo, podría sumar más de 2 IM a la semana

En 2013, ya completaste 52 IM en cada una de las semanas del año. Ahora das un paso más. Casi el doble de IM. ¿Qué motivaciones hay detrás de este reto?
Quería hacer algo desorbitado. Es un gran reto deportivo después de lo que hice en 2013. Después de esa experiencia, me di cuenta que mi cuerpo se adaptaba muy bien a la disciplina del IM. Sabía que iba a ser muy complicado y, de hecho, lo sigo viendo muy complicado, pero vamos a intentarlo por todos los medios.

Los aficionados pueden apadrinar cada uno de los 22.600 quilómetros que vas a sumar, colaborando vía la Fundación Ricardo Abad. ¿Si consigues tu objetivo, después de estos 100 IM qué habrá, un vacío, otro reto?
La verdad, no lo sé. Pero, de cara a 2016, mi cabeza ya va trabajando en nuevas cosas. Quiero tener más espacio para disfrutar entre un reto y otro. Es decir, en 2016 me gustaría abordar entre 6 y 8 objetivos distintos, más espaciados. No un compromiso tan exigente a diario como fue el reto de los maratones o este actual de los 100 Ironman. Sobre todo, que la mente se relaje entre un objetivo y otro, que desconecte un poco, porque en retos como el actual, tan largos en el tiempo, prácticamente es imposible desconectar. Te llevas el reto de vacaciones, estás los 365 días del año pensando en ello.

Prácticamente es imposible desconectar, te llevas el reto de vacaciones, estás los 365 días del año pensando en ello

En este camino de los 100 IM, has conseguido un hito en la historia de este deporte: el primer Ironman indoor estático de la historia. Nadaste en una piscina de 4,16 x 2 metros, el tramo ciclista encima de una bici estática y el maratón en una cinta de gimnasio. ¿La vida sin retos no sería lo mismo?
La vida es un reto. Pero hay gente que puede vivir sin ellos, y vive feliz. Cada persona es un mundo y cada uno disfruta de una manera. Si no fuera así, el mundo sería muy aburrido (y sonríe). Hay gente para todo. Lo que a uno le puede parecer la mayor ‘fricada’ del mundo, para otro es la pasión de su vida. Siempre me gusta respetar a todo el mundo. En mi caso, soy un apasionado, un enfermo del deporte. Me encanta llevarlo al extremo, disfrutando de lo que hago, que es lo más importante en esta vida. Ahora mismo, no concibo mi vida sin retos. Es lo que me alimenta, me motiva, me ilusiona y me hace levantar de la cama y ser feliz.

¿Los retos están para afrontarlos, o bien para superarlos?
Los retos hay que afrontarlos siempre. Cuando te planteas un reto, ni tú mismo sabes si lo vas a lograr. Si no cumple esta premisa, no es un reto. Para mí, correr 40 quilómetros no es un reto, aunque para mucha gente puede ser el reto de su vida. Para mí, un reto es algo que ni tú mismo sabes si vas a ser capaz de lograrlo. Siempre tienes que estar convencido de lo que haces, y de tus posibilidades y capacidad de sacrificio, pero plantearte retos es complejo. Y el primer paso es creer en ti.

ricardo abad reto 100 im

Entre 2010 y 2012 llegaste a hacer 607 maratones consecutivos. Ahora, vas camino de los 100 IM. ¿Te sientes más maratoniano o bien más un hombre de hierro?
Me siento un poco de ambas disciplinas. Me he adaptado y disfruto mucho con las dos. Cada deporte tiene lo suyo. El IM engancha porque son 3 disciplinas diferentes. Es dinámico, divertido. El ritmo semanal es distinto y mucho más variado. Cuando sólo corres, siempre machacas las mismas articulaciones. Me parece muy positivo y recomendable alternar deportes. En este sentido, el triatlón me ha abierto muchas posibilidades para pensar en retos futuros, combinando diferentes disciplinas con distintas distancias.

Cuándo llevas tantos IM en las piernas, ¿qué pesa más, la cabeza o bien el físico?
Lo psicológico, la cabeza, acaba pesando más. Siempre tienes que buscar la motivación, y cuantos más IM llevas, pues aún más. Lo fácil y lo bonito es hacer un IM durante una competición. Vives la fiesta con todo el mundo y lo compartes con los otros participantes. Lo difícil y complejo es montarte un IM por tu cuenta. Sólo pensar en lo que te queda… buf, hay que estar muy fuerte y muy motivado para afrontarlo. Es un IM en solitario y eso es muy duro y eterno. Tienes que estar muy convencido y motivado de lo que estás haciendo.

Un IM en solitario es muy duro y eterno

Seguro que los has rozado o incluso ultrapasado en varias ocasiones. ¿El cuerpo humano tiene más límites físicos, o bien más límites mentales?
Te diría que ambos. Hay días que te puede tirar lo físico y otros lo psicológico. Cuando es una lesión o una molestia la que te obliga a abandonar, no puedes hacer nada. Lo que me da mucha rabia, a nivel personal, es cuando la cabeza no funciona. Es cuando te pones de mala leche porque ves que tu mente te ha vencido. Y después te arrepientes. Cuando me ha pasado esto, duermo muy mal (admite sincero). Soy una persona psicológicamente muy fuerte y me da rabia que precisamente la cabeza me haga abandonar.

ricardo abad reto 100 im

¿A nivel popular, se ha perdido el respeto a la ultradistancia?
Sí, sin duda. Es un poco triste, pero es así. Existe una moda por la ultradistancia. Todo el mundo juega a ser más valiente que el otro. Y este mundo de la ultradistancia conlleva un tiempo y un aprendizaje que hay que cumplir. Hay que seguir unos pasos previos. No se puede pasar de correr una carrera de 10 quilómetros a pasar, de golpe, a correr un maratón. Muchas veces, no se es consciente de lo mal que se puede llegar a pasar. Se suman a la moda sin conciencia. Hay mucha gente que se planta en la línea de salida de una ultra o bien de un IM sin estar preparada para afrontarlo. Y después, pasa lo que pasa. Disgustos y malos ratos. Todo requiere una adaptación y hay que disfrutar con lo que hacemos.

En 2009 y en 2012, fuiste nominado al Premio Príncipe de Asturias del Deporte. Como atleta popular que eres, ¿qué supone esta doble nominación?
Me hizo muchísima ilusión. La primera vez, ni me lo creía. Siempre había visto estos premios como algo para la élite del deporte, desde la distancia, con los grandes nombres. Y formar parte de los nominados… me chocó muchísimo que una persona trabajadora y popular como yo estuviera en esa lista. Son cosas que se agradecen. No hago deporte ni por fama, ni por notoriedad, sino porque lo llevo dentro y disfruto con lo que hago. Cosas como éstas y otros premios que he recibido, ayudan a motivarte en los momentos más duros. Te das cuenta que estás en una línea bonita, de superación.

 

Información de contacto:
http://www.ricardoabad.com/
http://www.fundacionricardoabad.org/
@RikiAbad