Yolanda Valiente: “Es un cumplido que me llamen la Súper Abuela del trail running español”

yolanda-valienteportada

Como el buen vino, con los años, gana calidad. Tiene 50 y acaba de ganar el UTMB en su categoría de edad. Además, ha rebajado el récord anterior en más de 4 horas (34:25:00). Lleva impresa su filosofía de vida en el DNI. Es Yolanda Valiente. La Súper Abuela del trail running español.

 

El objetivo inicial era batir el anterior récord del UTMB en tu franja de edad (38:30:00). Habías planificado cruzar la meta de Chamonix con un tiempo de alrededor de 36 horas. Pero tus predicciones se quedaron cortas…
Mi idea era hacer un tiempo cercano a las 36 horas, como bien dices. Pero, realmente, cuando llegué a meta y vi el tiempo que había hecho, no me lo creía. Había entrenado mucho, pero ganar y con ese tiempo era semejante a vivir un sueño. Lo que he logrado es muy importante para mí.

Un mes antes del inicio de la prueba te instalaste en Chamonix, aclimatándote a la altura y al terreno. ¿Qué importancia ha tenido este proceso dentro de tu victoria final y para establecer un nuevo récord?
Ha sido muy importante. Los días anteriores fui haciendo el trazado del UTMB por partes, y eso me supuso una ventaja. A excepción de alguna de las variantes, había hecho todo el recorrido. Y eso fue posible gracias a esta estancia tan larga en la zona. No iba a ciegas. Y en la carrera tenía una idea bastante fiable del circuito, sabiendo donde podía apretar más, donde había que reservar, donde había un descanso… Todo ello me permitió reservar un poco de fuerzas para el final de la carrera, ya que ya lo conocía. Además, me acostumbré al clima y al entorno, estando relajada, al lado de mi familia. Todo esto suma.

Ganar y con ese tiempo era semejante a vivir un sueño. Lo que he logrado es muy importante para mí

Después de quedarte fuera del sorteo el pasado año, decías que poder correr el UTMB sería un sueño hecho realidad. En este caso, ¿la realidad incluso ha superado a la ficción?
Para mí, ser finisher ya era algo importante. Lo segundo era mirar de alcanzar el tiempo que creía que podía hacer. Pero, al final, todo ha salido tan bien y tan redondo que ha sido un sueño. Aún estoy en una nube y me planteo si me lo debo creer o no (admite riendo, sincera).

¿Qué parte de los 170 quilómetros del recorrido del UTMB, con 10.000 metros de desnivel positivo, fue la más dura?
Alrededor del quilómetro 40, en una bajada un poco técnica, lo pasé mal. No me encontraba bien, tenía angustia, pero lo superé. Pero incluso lo pasé peor. El final fue caótico. Los últimos 13 quilómetros se me hicieron interminables. Desde Col des Montets hasta meta fue muy duro. La subida la conocía bien, pero iba tan bloqueada y tan justita que empecé a pensar que tenía otra subida, y otra. Como si me hubieran cambiado el circuito. Sufrí mucho, con un estado de negatividad agravada por el dolor en el talón que arrastraba desde el quilómetro 150. Fue el momento más crítico, lloré. Pero lo superé y pude terminar.

Los últimos 13 kilómetros fueron el momento más crítico, lloré. Pero lo superé y pude terminar

Tu próximo reto serán los 120 quilómetros del Desafío Lurbel, en la Sierra alicantina de Aitana (Finestrat), el próximo 28 de noviembre.
yolanda valienteSí, con esta carrera voy a dar por terminada la temporada. Como hago siempre, intentaré darlo todo. Siempre que compito en una carrera, me vacío al 100%.

Tienes el apoyo de marcas como 226ers, Scarpa y formas parte del Team Lurbel. ¿Qué importancia tiene para ti correr bajo el paraguas de uno de los equipos más potentes de España?
Me siento afortunada de formar parte del Team Lurbel que, más que un equipo, es una gran familia. Me apoyan siempre y me echan una mano a nivel de ropa y material. Viajar y correr no es barato y en casa somos gente trabajadora. Una ayuda siempre viene bien. Además, ésta me aporta un plus de motivación, ya que soy consciente de que se han fijado en mi persona.

La ganadora absoluta del UTMB de este año, Nathalie Mauclair, tiene 45 años. Tú tienes 50. Parece que en el mundo de la ultra distancia la veteranía es un grado.
Pues sí, como mínimo, por lo que hemos podido ver en Chamonix. La victoria de Mauclair es alucinante. Lo que ha hecho es una exhibición. En mi caso, voy camino de los 51, los cumpliré en octubre. Alguna gente me dice que ya soy mayor para competir y para correr. Y yo les respondo que no, que en larga distancia, a pesar de la edad, se puede rendir también a gran nivel. Tenemos mucha resistencia. Y eso me hace sentir muy bien.

Siempre que compito en una carrera, me vacío al 100%

¿Esto de que te llamen la Súper Abuela del trail running español te lo tomas más como un cumplido o bien como una losa?
(Se ríe). Me hace gracia. Es un cumplido. Tengo dos nietos y estoy muy orgullosa de ello. El mote viene por aquí, por los niños. Yo me siento joven, como una chiquilla (y vuelve a regalarnos una sonrisa). No me sabe mal cuando me llaman así, bien al contrario, me lo tomo con cariño.

Admiras a otro corredor longevo que aún consigue grandes logros, el italiano Marco Olmo. En tu caso, ¿cuál es el secreto de esta longevidad deportiva a primer nivel?
Lo más importante son mis hijos. Ellos también viven mucho el deporte. En mi casa todos hacemos deporte. Y veo que siempre han disfrutado y disfrutan con ello. Conmigo, con su padre. Y esto me da mucha fuerza. Estando en carrera, en el UTMB, pensaba que lo tenía que hacer bien y luchar como nunca porque estaban mis hijos esperándome.

Alguna gente me dice que ya soy mayor para competir y para correr. Y yo les respondo que no, que en larga distancia, a pesar de la edad, se puede rendir también a gran nivel

¿Qué te aporta la montaña?
Mucha libertad. Es algo especial. En la montaña, me siento libre. Me permite volar, como digo yo. De hecho, en la salida del UTMB sueltan cada año un águila. Ese momento, cuando lo viví en primera persona, pensé que era la libertad tomando forma. Pensé que iba a volar, como el águila.

Este verano ha habido muchos rescates y ha habido que lamentar algunas víctimas en la montaña. Está claro que está de moda. ¿Pero quizás no se le tiene el respeto adecuado y falta formación para poder disfrutar plenamente del medio natural?
Sin ninguna duda. La montaña está de moda. Aunque sea una cima sin importancia, a la montaña siempre hay que ir preparado y con las condiciones de seguridad necesarias. Y no hay que perderle el respeto. Hay que mantener una parte de miedo, ya que puedes hacerte mucho daño si no vas con sumo cuidado. Por muy especialistas que seamos, nunca debemos perder ese punto de temor.

 

Información de contacto:
https://www.facebook.com/yolanda.valientecaballero
http://finisheryolanda.blogspot.es/

yolanda valiente