ESENCI@L

El 29% de usuarios de bicicleta pública ha comprado una bici propia

bicicleta pública

(25-4-2016). Así se desprende del estudio que el Observatorio de la Bicicleta Pública en España ha realizado a través de una encuesta a más de 2.200 personas para conocer el impacto de la bicicleta pública en la movilidad.

El Observatorio de la Bicicleta Pública en España ha tomado como referencia los casos de Madrid, Zaragoza y Elche y ha realizado una encuesta telefónica en la que han participado más de 2.200 personas.

Uno de los primeros datos que se desprende del estudio es que el uso de la bicicleta pública puede llegar a incitar la compra de una privada. Aproximadamente el 29% de los usuarios que utilizan la bicicleta pública afirma haberse comprado en el último año una bicicleta para utilizarla principalmente como modo de transporte. La mitad de estos encuestas afirma que la bicicleta pública sí tuvo influencia en la decisión de compra, ya sea porque ha usado la bicicleta pública (37,9%) o por el simple hecho de verla en la calle (12,6%).

Menos uso de la bicicleta propia

Por otra parte, el 24,4% de los encuestados que utiliza su propia bicicleta como modo de transporte asegura que lo hace más a menudo desde que usa la bicicleta pública. Por el contrario, un 31,7% afirma que utiliza menos su propia bicicleta. “Por lo tanto, aunque la diferencia no es muy grande, se podría decir que la bicicleta pública está jugando un rol más de sustitución que de incentivador del uso de la bicicleta privada”, subraya el estudio.

El balance negativo es aún mayor entre los encuestados que afirman usar su bicicleta principalmente para hacer deporte. Es decir, la sustitución de la bicicleta propia por la pública por motivos deportivos es mayor que por motivos de transporte.

Un 74% de los usuarios de bicicleta pública tiene una bicicleta propia (privada), siendo este porcentaje mayor en Madrid (89%) y Zaragoza (85%) y menor en Elche (59%). Un 42% de los usuarios utiliza su propia bicicleta principalmente como modo de transporte. En Madrid ese porcentaje alcanza el 60%, frente al 42% de Zaragoza y el 24% de Elche.

El 11,3% de los usuarios utilizan sus propia bicicleta como modo de transporte desde hace sólo un año o menos, siendo este porcentaje de ciclistas noveles mayor en Madrid (17,3%) y menor en Zaragoza (3,3%) y Elche (10%).

A pesar de tener su propia bicicleta los usuarios utilizan la bicicleta pública principalmente porque les permite realizar viajes inesperados (cerca del 28% de los encuestados), desplazarse en una única dirección sin preocuparse más de la bicicleta (aproximadamente el 25%) o por miedo al robo (otro 25%). En Madrid y Zaragoza se pone más de manifiesto la utilidad de la bicicleta pública para viajes no planeados (32,3% y 39,3% de los encuestados respectivamente), mientras que en Elche prima el miedo al robo (38,3%).

No usuarios

La encuesta también desvela que el 42,5% de los encuestados que nunca han utilizado la bicicleta pública no lo hace porque prefiere utilizar la suya propia. Más de un 90% de las que argumenta no tener un sistema de bicicleta pública en su municipio o no tener una estación cercana estaría dispuesta a utilizarla. El 30% de los encuestados que nunca ha recurrido a la bicicleta pública usa su propia bicicleta más a menudo simplemente como consecuencia de ver bicicletas públicas en la calle.

Ex usuarios

Cerca del 30% de las personas que han dejado de usar la bicicleta pública lo hicieron porque se compraron su propia bicicleta, casi un 23% por circunstancias personales y aproximadamente un tercio lo hicieron a causa de diversas deficiencias del servicio.

Más allá de la compra de la propia bicicleta y de circunstancias personales en Madrid se atribuye el abandono del uso de la bicicleta pública al precio elevado (13,7%) y al mal funcionamiento de las estaciones (9,6%), mientras que en Zaragoza y Elche la inseguridad vial es el motivo con más peso (8% y 20% respectivamente).

Finalidad

Casi tres cuartas partes de las personas que usan la bicicleta pública lo hacen al menos una vez a la semana, siendo esta frecuencia de uso mayor en Elche (88%) y Zaragoza (81%) y más esporádica en Madrid (52%). Cerca del 40% la usa para actividades diarias como ir a trabajar o estudiar. En Elche (67,1%) y Zaragoza (56,2%) se utiliza para estas actividades más que en Madrid (31,2%), donde parece tener un uso más orientado al ocio.

El 40% afirma que usaría más la bicicleta pública si hubiera mejores condiciones para la circulación en bicicleta en su municipio, siendo ésta la mayor reivindicación en Elche (52,6%) y Zaragoza (43,8%). Además cerca de un 54% lo haría si su sistema ofreciera un mejor servicio, que es la mayor reivindicación en Madrid (39,3%).

Casi un 29% de los usuarios afirma que sus viajes más frecuentes en bicicleta pública sustituyen al coche o la moto. En Madrid ese porcentaje supone menos de un 10%, en Zaragoza un 15,4% y en Elche un 46,4%.


No hay comentarios

Añade el tuyo