ESENCI@L

La enseña de tres tiendas este año cumple este año su décimo aniversario

Bizzis lamenta que el suministro de bicicletas al retail “está cada vez peor”

“Algunas bicis ya vendidas no las podremos entregar al cliente hasta finales de año”

Nazario-Fernández,-fundador-de-Bizzis-2-bis

El fundador de la cadena de tiendas de ciclismo Bizzis, Nazario González, sólo 'salva' de las críticas a las marcas el suministro de accesorios y componentes, de los cuales sí han podido realizar compras continuas cada mes.

(1-3-2022). La cadena de tiendas de ciclismo Bizzis facturó el pasado 2021 un millón de euros. Nazario Fernández, fundador de la enseña que cuenta con tres establecimientos, se muestra muy crítico con el abastecimiento de las marcas de bicicletas. Asegura que “el servicio cada vez está peor”.

Nazario Fernández, fundador de Bizzis, manifiesta que en estos primeros meses de 2022 han observado como la demanda de bicicletas se ha normalizado y la tipología del cliente vuelve a ser como la de antes del inicio de la pandemia. “El cliente post-confinamiento de la bici económica ya está escondido, parece que ha retomado su vida normal y ya no piensa en la bicicleta como ocio”, reflexiona.

No obstante, Fernández añade que ese tipo de cliente de bici económica no suele comprar en los meses de invierno ya que se trata de “un cliente más de primavera o verano”. En todo caso, el cliente medio en las tiendas de Bizzis es “el tradicional”, el que busca “una bicicleta de carbono gama media en torno a los 2.500 euros o una bici de carretera en torno a los 3.000 euros”.

Bizzis cumple este 2022 el décimo aniversario de la apertura de su primera tienda en Humanes de Madrid, con una superficie de 120 metros cuadrados. En 2014, abrieron un establecimiento de 100 metros cuadrados en Pinto y en 2019 inauguraron tienda, también de 100 metros cuadrados, en Majadahonda.

Graves problemas de suministro

El fundador de Bizzis lamenta que el suministro de bicicletas esté “cada vez está peor”. Afirma que “la cadena de suministro no funciona y va a tardar en regularizarse. Las entregas en bicicletas y en suministros básicos se están retrasando meses y meses”.

Aún y así, el detallista explica que en lo que se refiere a accesorios y componentes han podido realizar compras continúas cada mes y acaparar stock para las previsiones del próximo año y medio. Sin embargo, “en bicicletas es imposible. Las marcas no te sirven ni con dinero por delante, no pueden suministrar lo que pedimos todos”.

Fernández explica que a día de hoy se reciben entregas de bicicletas pero no las suficientes para atender toda la demanda. Añade que están realizando ventas de algunos modelos para entregar al cliente a finales de año, e incluso algunos se demoran hasta el 2024.

Menos facturación por falta de bicicletas

La facturación de Bizzis se situó el pasado 2021 en 1 millón de euros, un 10% menos que el año anterior. Ese descenso se produjo no por falta de demanda sino por falta de bicicletas, “no había donde conseguirlas”, reconoce Fernández.

En cambio, la facturación de 2020 creció un 12% respecto al año 2019.

El objetivo para este año 2022 es mantener el nivel de ventas del año pasado. Al respecto, el propietario de Bizzis señala que “tenemos que ser realistas porque el bike-boom ya es historia”.

De momento, el mes de enero arrancó con unos ingresos un 10% superiores a los del mismo mes del pasado año. Sin embargo, posteriormente, las ventas cayeron durante el mes de febrero.

Fernández recuerda que la facturación mensual también depende del stock, porque algunas transacciones solo son efectivas meses después, cuando reciben y pueden entregar la bicicleta al consumidor cliente.

La ebike es el futuro

Nazario Fernández explica que se ha producido un parón en la venta de bicicletas de carretera de gama media-baja, lo cual atribuye a que el cliente no ha entendido las subidas de precios de en torno a 1.000 euros por bicicleta, asociadas con mejoras tecnológicas como los frenos de disco y grupos electrónicos.

En cambio, afirma que “está claro que la ebike está tirando cada vez más”, lo cual atribuye a que el cliente habitual se hace mayor y, por necesidad física, va demandando ebikes. Asimismo, Fernández explica que “cuando uno de los componentes de un grupo de ciclistas compra una ebike casi obliga a los demás a hacer lo mismo porque la convivencia entre la bici muscular y la ebike en un grupo es muy difícil”.

Por otra parte, lamenta que no esté habiendo una renovación generacional importante entre esa clientela aficionada a las salidas en bicicleta.

Fernández, quien antes de fundar Bizzis ya contaba con 25 años de experiencia como ciclista, añade que “yo mismo tengo bici de carretera para hacer salidas de 200 kilómetros y castigarme subiendo puertos, pero para pasarlo bien voy a la sierra con una ebike y así disfruto mucho más”.

SHIMANO SERVICE CENTER

Los tres establecimientos de Bizzis son Shimano Service Center, lo cual en palabras de Fernández constituye “un valor añadido” que reconocen tanto sus propios clientes como otros consumidores que adquirieren sus bicicletas en grandes superficies y tiendas sin servicio técnico y precisan asistencia.

El taller, añade, “sigue siendo una pieza importante y en meses complicados en venta de bicis permite vivir holgadamente porque la gente sigue mejorando sus bicicletas y necesita mantenerlas”. Así, el pasado año la facturación del taller representó un 40% del total. Esa cifra adquiere más relevancia si se tiene en cuenta que el precio de las bicicletas es muy superior al precio de las reparaciones.


No hay comentarios

Añade el tuyo