ESENCI@L

Su fundador se adapta a las nuevas exigencias del mercado

Bizzis prepara su debut en la venta online

"No descarto que el futuro de la venta de bicicletas sea online"

bizzis-majadahonda-bis

Bizzis cuenta con tres tiendas físicas distribuidas por las localidades de Majadahonda (imagen superior), Humanes y Pinto.

(10-5-2022). Pese a la histórica reticencia de su fundador, Nazario Fernández, la cadena de tiendas de bicicletas, Bizzis, ha decidido acondicionar su web para la venta online así como dotarse de la infraestructura necesaria para el desarrollo del ecommerce. Fernández no descarta que el futuro de la venta de bicicletas sea online, “pues ya hay marcas que están vendiendo directamente al consumidor”.

Nazario Fernández, propietario de la cadena de tiendas de bicicletas, Bizzis,  reconoce que “hasta ahora, yo no era muy partidario de la venta online” pero explica que tras los cambios experimentados durante la pandemia “es necesario adaptarse a todas las opciones de mercado que están llegando y dar el salto al canal que aún nos faltaba”. El detallista no se refiere únicamente a cambios en los hábitos de compra del consumidor, sino especialmente a la falta de stock que aqueja al mercado de bicicletas.

Fernández señala que, en la situación actual de escasez de bicicletas, disponer de stock abre las puertas a la venta vía online en cualquier parte de España. De hecho, según explica, en las tiendas físicas están recibiendo a clientes que se desplazan desde otras provincias porque en sus ciudades no encuentran producto.

“Estocar es crucial”

El detallista añade que, como parte de las infraestructuras para operar su nuevo ecommerce, la empresa va a contar con un almacén con capacidad para 300 bicicletas. Aumentar el volumen de almacenamiento es crucial, en cualquier caso, debido a los problemas en la cadena de suministro. Fernández lamenta que “cada vez más esto se está quedando en un negocio de grandes, porque hay que programar mucho”.

Así, el propietario de Bizzis explica que “para disponer de stock el año que viene tenemos que comprar ya todas las bicicletas, para lo cual se precisa liquidez económica y mucho espacio para guardar el producto”. Fernández cuenta con que su nuevo almacén se encargue de abastecer a sus tiendas físicas y también a sus futuros clientes online. Su idea también es poder entregar a domicilio las bicicletas montada en el ámbito de Madrid.

Caída de ventas

Bizzis cuenta actualmente con tres establecimientos: una tienda de 120 metros en Humanes de Madrid, una tienda de 100 metros cuadrados en Pinto una tienda de de 100 metros cuadrados, en Majadahonda. La compañía facturó 1 millón de euros en 2021, un 10% menos que el año anterior. Tras los resultados de facturación del primer trimestre, y debido a la falta de producto, Fernández apunta que se sentirá satisfecho si este año finaliza con progresión cero.

Durante el primer trimestre de este año, la facturación de Bizzis se situó un 1,5% por encima del mismo período del año anterior. Según Fernández, tras un mes de enero en el que las ventas subieron un 10%, empezaron a descender en febrero y “marzo fue horrible”.

En marzo confluyeron diferentes factores que habrían colaborado a frenar el consumo a nivel general, como la alta inflación o la preocupación por los efectos de la guerra en Ucrania, y la mala climatología en Madrid habría sido especialmente perjudicial para la venta de bicicletas. Además, el detallista considera que numerosos clientes potenciales se han desanimado porque no encuentran la bici que quieren o tienen que esperar varios meses para recibirla y acaban desistiendo de la compra.

MEJORÍA EN ABRIL

No obstante, Fernández añade que la facturación del mes de abril creció un 5% respecto al mismo mes del año anterior y confía en que mayo continúe en positivo. Sin embargo, asegura que finalmente la facturación mensual, más que por la demanda, está condicionada por el stock disponible. El detallista señala que “estamos viendo como los fabricantes de bicicletas están retrasando sus entregas hasta el año que viene, e incluso anulando pedidos, por falta de suministros de Shimano o SRAM”

Fernández asegura que a día de hoy se le han comunicado retrasos hasta el próxmo año de entre un 20% o 25% de la programación que esperaba para 2022. Así, incluso habiendo demanda, tiene ya marcado un techo de facturación conforme al número de bicicletas con que va a poder contar. A tenor de ello, el objetivo es cerrar el año al mismo nivel de ingresos que el pasado ejercicio ya que, añade, “solo tenemos asegurado el stock para pasar el año sin problemas, no para hacer una progresión positiva”

FABRICANTES Y TIENDAS, AFECTADOS

Fernández considera que “lo importante es tener las cuentas claras; una empresa debe poder asumir el hacer un crecimiento 0% o incluso caer un 10%. Se trata de adaptar gastos según la situación”. Tras ello, sentencia que  “ojalá pudiéramos vender más pero si nos mantenemos, o incluso si bajamos, no es preocupante.”.

El propietario de Bizzis sostiene que a día de hoy ni siquiera los fabricantes tienen asegurada su facturación porque dependen de que les lleguen los suministros y “muchos no lo tienen claro”. Según indica, “este es un año para ajustarse el cinturón y saber aguantar”.


No hay comentarios

Añade el tuyo