ESENCI@L

La cadena madrileña ha concluido el primer semestre creciendo un 2%

Bizzis vaticina que “esta crisis nos va a tocar más que ninguna precedente”

"No hay muchas esperanzas de que la demanda mejore en el segundo semestre

bizzis-tienda-de-bicicletas-en-humanes-bis

TRES TIENDAS La cadena Bizzis cuenta con tres tiendas de bicicletas ubicadas en la Comunidad de Madrid.

(7-7-2022). El propietario de la cadena madrileña Bizzis, Nazario Fernández, sostiene que “el sector de la bicicleta ha capeado muy bien pasadas crisis económicas pero la inflación actual, que no se ve desde los años 80, va a afectar a la venta de bicicletas”.

Desde la cadena de tiendas de bicicletas, Bizzis, su máximo responsable, Nazario Fernández apunta que “esta crisis nos va a tocar más que ninguna otra. Ha caído el poder adquisitivo y el aficionado no tiene presupuesto para destinarlo ni a bicis ni a accesorios”

Ante esa situación, el minorista considera que cada tienda debe ser consciente de “cuál es su sitio y adaptarse a la situación asumiendo un crecimiento plano e incluso pérdidas”. El minorista aconseja que los establecimientos especializados adapten sus gastos y objetivos a la situación porque “sería una pena que cerrasen tiendas”.

 Crecimiento del 2% en el primer semestre

La cadena madrileña, que cuenta con tres establecimientos, ha cerrado el primer semestre con una facturación de 600.000 euros, un 2% por encima del mismo período del año anterior.

El detallista no se no se muestra disconforme porque “aunque resulte triste” su previsión para 2022 es de crecimiento cero y, de hecho, el stock que tiene asegurado para este año solo permite igualar resultados.

Además, Fernández manifiesta que “a tenor del comportamiento de junio no hay muchas esperanzas de que la demanda mejore en el segundo semestre”. El detallista explica que el pasado mes de junio, un mes que habitualmente es el mejor del año, observaron un gran pesimismo entre los clientes y constataron como “han cerrado el grifo del gasto, no sólo su presupuesto para la bicicleta sino en todos los gastos no imprescindibles, lo cual es entendible cuando vemos que hasta una sandía llega a costar 8 euros hoy en día”.

 RACIONALIDAD ADQUISITVA

“Hay un tipo de aficionado que ya se ha asignado un presupuesto para su bici y cuando cobra su sueldo a fin de mes, se acerca a la tienda de bicis a ver qué hay de nuevo y comprar algo… Ese tipo de cliente es el primero que ha sufrido con la inflación. Estamos viendo que el presupuesto para caprichos se ha acabado”, explica Fernández. En concreto, la venta de textil está completamente estancada porque “todo el mundo tiene un culotte que puede alargar un verano más”.

En ese escenario, los talleres de la cadena, que llegan a facturar en torno al 40% de los ingresos, se están dedicando a “mecánica de supervivencia y de emergencia”. Es decir, los aficionados están postergando cualquier mejora en sus bicicletas, como pueda ser un cambio de horquilla o de ruedas, y se limitan a reemplazar componentes como cubiertas, cadenas o transmisiones cuando no queda más remedio.

 Ventas sin demora

El detallista destaca que la venta de bicis se mantiene gracias al stock que ha conseguido acumular la cadena, lo que permite culminar las ventas en el momento, sin demoras. Fernández recuerda que todavía quedan aficionados que no pudieron adquirir la bici que querían, debido a la escasez de producto, y a lo largo de este año están pudiendo finalmente realizar la compra.  

Las ventas de Bizzis durante el primer semestre se dividen en un 30% de ebikes, un 25% de bicicletas de montaña y otro 25% de bicicletas de carretera. El restante 20% lo integran todo tipo de bicis económicas de entre 600 y 1.000 euros.

Según explica Fernández, ha subido considerablemente la venta de bicicletas de carretera, que solía representar el 5% del total en su negocio, debido a la escasez existente en el mercado, ya que ninguna marca cuenta con existencias debido a la falta de grupos de 12 velocidades.  El detallista asegura que hay mucha gente dando vueltas por todas las tiendas buscando bicis de carretera.

 Con stock de bicis hasta noviembre

La cadena está recibiendo en fechas los pedidos programados y, dado que actualmente no hay opción a reposiciones, está comprando todas las bicis extra posibles. Sin embargo el detallista calcula que para noviembre habrá consumido la mayor parte de su stock.

Así, Fernández expone que la facturación de final de año dependerá tanto de la evolución de la situación económica en los próximos meses como de que pueda llegar a finales de año algún modelo de la programación de 2023. El detallista no se muestra muy optimista respecto a ello pero reitera que “a día de hoy tener stock o no es lo que te permite crecer”.

Por otra parte, Fernández recuerda que, frente al encarecimiento de las mayorías de productos, las bicicletas no han subido de precio este año, pero el próximo sí se producirá un ajuste que supondrá un freno más a las ventas.

El detallista manifiesta que “las bicis de 2023 son prácticamente las mismas que las actuales, los fabricantes no presentan ninguna innovación, algunas marcas no cambian ni siquiera el color, pero sí  suben los precios”.


No hay comentarios

Añade el tuyo