ESENCI@L

Los retrasos en el suministro resultan un lastre

Buhobike advierte del riesgo de una “tormenta perfecta” en el retail de ciclismo

Las ventas han bajado en la segunda mitad del año

Tieda-Rivas-86-5b

El gerente de Buhobike, Álvaro Escobedo, considera que ha aumentado el atractivo del mercado de segunda mano.

(2-11-2021). Las tiendas de ciclismo han perdido “muchas ventas” por los retrasos en el suministro. Si a esto se suma una “demanda menguante por la incertidumbre económica”, el resultado puede ser una “tormenta perfecta” para el retail, según el gerente de Buhobike, Álvaro Escobedo.

El gerente de la tienda de bicicletas Buhobike, Álvaro Escobedo, explica que el sector ha vivido un primer semestre 2021 excelente, aunque la tendencia ha cambiado radicalmente en la segunda mitad del año. En el caso de su empresa, la facturación en este segundo semestre supondrá la mitad que en 2020 y ni siquiera alcanzará las cifras del mismo periodo de 2019. 

El directivo achaca la situación sobre todo a la “falta de producto”, si bien destaca especialmente el buen servicio de abastecimiento que está realizando Orbea.  El detallista prevé dos o tres trimestres con “un descenso claro de la facturación”, que se deberá compensar con “mucha imaginación y servicios añadidos”. 

En el apartado positivo, Escobedo destaca que “está aumentando el margen de beneficio”, ya que la escasez de stock lleva a aplicar menos descuentos. “Prácticamente no ha habido liquidación de gama 2021 por la falta de producto y porque no hemos empezado a recibir la gama 2022 hasta ahora”.

LA LARGA ESPERA

Según el gerente de Buhobike, “la situación de China y los problemas de transporte hacen que el producto esté llegando con mucha más demora de la prevista” y añade que estos retrasos también están afectando a los lanzamientos de la gama 2022. En este sentido, Escobedo se remite a previsiones de seis o siete meses más de carencias antes de que oferta y demanda vuelvan a equilibrarse.

La suma de los actuales retrasos en el suministro, que genera la pérdida de muchas ventas, y la progresiva ralentización de la demanda a causa de la incertidumbre económica puede llevar a una “tormenta perfecta” en el sector, según el gerente de Buhobike. 

Los retrasos son un inconveniente grave porque el comportamiento del cliente de gama baja ha cambiado: “Ese cliente al que tuvimos esperando seis meses en 2020 por una bicicleta de 600 euros ya no existe; si no tienes la bicicleta disponible, pierdes la venta”, explica Escobedo.

El ejecutivo vaticina “seis o siete meses convulsos en los que habrá que ofrecer la máxima calidad y afinar mucho la manera de trabajar para que no se escape ningún cliente”.

RETORNO AL PASADO

Álvaro Escobedo considera que la situación actual tiene muchos puntos en común con la vivida en los años 2018 y 2019, aunque señala la oportunidad que supone “el boom de nuevos clientes”. Y recalca la conveniencia de fidelizar a parte de los “700.000 ciclistas que se incorporaron al mercado el año pasado”. 

Para conseguirlo, Buhobike quiere apostar por la calidad y el servicio. En esta línea, van a ampliar el horario de atención al cliente en tienda, con jornada continua en taller de 10 a 8 de lunes a viernes. También tienen previsto una nueva web más intuitiva, en que se potencie la experiencia de usuario. 

AMPLIACIÓN DE CATÁLOGO

Álvaro Escobedo explica que Buhobike ha ampliado bastante su surtido tanto en el segmento más económico como en las gamas media y alta de las bicicletas eléctricas. Son áreas con “una fuerte demanda que no siempre se satisface”. 

De hecho, este ejecutivo explica que “el sector por debajo de los mil euros está muy complicado por el precio del aluminio y todos los problemas de suministro que afrontan los fabricantes”. Y, como tendencias, añade que algunos de sus clientes con un uso deportivo de la bicicleta están adquiriendo modelos eléctricos para practicar enduro o moverse por la ciudad.

RETROCESO DEL MERCADO DE SEGUNDA MANO

El gerente de Buhobike explica que en 2020 prácticamente liquidaron el stock de bicicletas usadas y que ese mercado de segunda mano alcanzó “el 20 % de la facturación”. 

Aunque la situación actual hace muy atractivo este mercado por el mayor diferencial de precio entre las bicicletas nuevas y las usadas, Escobedo prevé que este año la falta de oferta reduzca a la mitad la facturación de bicicletas de segunda mano.

Otras dos áreas específicas en las que Buhobike está detectando retrocesos son las bicicletas tradicionales de enduro y las de triatlón, “quizás por la falta de competiciones”, apunta Escobedo.


No hay comentarios

Añade el tuyo