ESENCI@L

La creó hace siete años y ha optimizado su desarrollo

Buhobike impulsa su división de bicicletas de segunda mano

buhobike-taller-bicicletas-de-segunda-mano-2-bis

MINUCIOSA REVISIÓN. Desde Buhobikes su fundador, Alvaro Escobedo, explica que todas las bicis se revisan y se prueban una por una, no nos limitamos a una limpieza y ajuste de cambio y frenos. De hacerlo, sería mucho más rentable, pero ese camino no es el nuestro".

(25-5-2022). El co-fundador de Buhobike, Álvaro Escobedo, prevé que este año la venta de bicicletas segunda mano ronde el 25% de sus ingresos totales y continúe con una tendencia ascendente sostenida hasta 2023, cuando su incidencia se sitúe de nuevo en el 30% de los ingresos totales como sucedió en 2019.

Buhobike creó su división de venta de bicicletas de segunda mano hace más de siete años. En 2019, esa división llegó a suponer hasta un 30% de la facturación total de la tienda madrileña, que ascendió a 4,1 millones de euros.

Al año siguiente, en 2020, la facturación total de la enseña fue de 4,8 millones y la venta de segunda mano representó el 25%. El pasado 2021, los ingresos totales fueron de 4 millones de euros, un 18% de los cuales procedió de la venta de bicis ‘seminuevas’.

TENDENCIA ALCISTA

Alvaro Escobedo opina que la venta en tienda de bicis usadas ha recuperado una tendencia alcista que se perdió durante la pandemia cuando, ante la gran demanda, quienes querían vender su bicicleta usada encontraban compradores directamente, sin pasar por establecimientos especializados.

Frente a ello, el máximo responsable de Buhobike defiende la necesidad de realizar una adecuada revisión y acondicionamiento de las bicicletas usadas.

Revisión a fondo

Así, señala que en Buhobike “todas las bicis se revisan y se prueban una por una, no nos limitamos a una limpieza y ajuste de cambio y frenos, de hacerlo, sería mucho más rentable, pero ese camino no es el nuestro”.

Escobedo asegura que, de media, cada bicicleta requiere unas ocho horas de trabajo, con un coste medio de taller de 250 euros, ya que “muchas veces dejamos el cuadro desnudo, cambiando todo lo necesario”.

El detallista manifiesta que comprar a un precio correcto donde haya margen para la venta y que luego esa venta se produzca “no es misión fácil” y considera que se trata de “una apuesta de gran riesgo que, si no se gestiona bien, puede llevar al establecimiento a una situación económica realmente compleja”.

PIEZA CLAVE DE un servicio integral

La división de venta de bicicletas ‘seminuevas’ es, según asegura el minorista, “una pieza clave dentro de nuestra filosofía de servicio integral”.

Asimismo, destaca que, al final, todos los departamentos del establecimiento deben implicarse en el funcionamiento de la división de segunda mano: desde el taller hasta el departamento de gestión de compras, pasando por la fuerza de ventas, administración, los responsables de las redes sociales y fotógrafos.

Además, el detallista señala que mejorar la organización del departamento de bicicletas ‘seminuevas’ ha sido crucial. En ese sentido, la enseña ha reforzado la comunicación con el cliente para poderle transmitir con la máxima transparencia en qué estado va a encontrarse su compra y qué elementos han sido sustituidos o revisados. Escobedo también señala que han “acortado los plazos de entrega sin perjudicar la calidad”.

Encarecimiento de la primera mano

Asimismo, el minorista expone que la situación actual en el mercado de primera mano, con continuos incrementos de precios a causa de la coyuntura económica, propicia que las bicis de segunda mano encuentren cabida en el mercado.

A ello hay que sumar que clientes habituales ven que sus bicis usadas prácticamente no se han depreciado en los dos últimos años. Ello, en opinión de Escobedo, “es un aliciente para que la incluyan como complemento de pago al adquirir otra bicicleta”. Señalar que  ése es el canal de entrada de las bicis de segunda mano que luego pone a la venta Buhobike.

“HACER PEDAGOGÍA”

Respecto a la situación del mercado de bicicletas de segunda mano en España, el detallista señala que “por desgracia falta aún profesionalidad y muchos usuarios están dispuestos a aceptar lo que les den si es barato, sin quejarse y asumiendo tras la compra costosas puestas a punto”.

Frente a ello, considera que es importante “hacer pedagogía sobre las necesidades de mantenimiento y ajuste que precisan las bicicletas” pues, según argumenta,  “ello resulta clave para el buen funcionamiento, seguridad y disfrute de la bicicleta”.

Por otra parte, añade que también ya hay tiendas haciendo “una gran labor y entregando un producto de gran calidad, con sus revisiones pertinentes al día”.

Superar los 4 millones de euros este 2022

Escobedo prevé que, de mantenerse la tendencia experimentada desde inicios de este año, la facturación global de 2022 de Buhobike pueda situarse por encima de los 4 millones de euros.

El minorista confía en que sea durante el tercer y cuarto trimestre cuando se produzca el mayor incremento  sobre el 2021.

Asimismo, indica que “el taller, gran fidelizador, y el departamento de segunda mano vuelven a ser pieza clave en el ‘puzzle’ de nuestra  facturación”.

Al respecto, explica que en lo que llevamos de año se ha experimentando “una vuelta a la normalidad pre-pandemia”.

En ese sentido, observa que la facturación de bicicletas nuevas ha bajado ligeramente en lo que llevamos de año respecto a la situación de 2021, cuando hubo un gran volumen de entrega de ventas pendientes del boom del 2020. No obstante, ese caída en ventas de bicicletas nuevas ha sido “suplida con creces gracias al incremento en el taller, así como de la división de segunda mano, que se ha multiplicado casi por dos respecto al pasado 2021”.


No hay comentarios

Añade el tuyo