ESENCI@L

La tienda asegura que la sobreoferta dificulta los beneficios

Ciclos Cabello teme que la sobreoferta de marcas agudice la devaluación del mercado

Ciclos Cabello2

El gerente de Ciclos Cabello, Antonio Cabello, acompañado de su abuelo, en una de las tiendas de la cadena andaluza.

(12-4-2018). Uno de los principales problemas detectados en el canal ciclista por el gerente de Ciclos Cabello, Antonio Cabello, es la sobreoferta de marcas en el mercado español, muchas de las cuáles “no están asentadas, necesitan vender como sea e intentan distribuir su producto de forma masiva”.

El gerente de Ciclos Cabello, Antonio Cabello, asegura que “cada día vienen a las tiendas 4 o 5 representantes de nuevas marcas que quieren colocar su producto en nuestro establecimiento”. Esta sobreoferta de enseñas, según el minorista, impacta directamente en una bajada de precios y hace más difícil obtener beneficios: “Las marcas que intentan introducirse en el mercado son las primeras que deberían poner en valor lo que fabrican y si no lo hacen, difícilmente se va a solucionar la pérdida de nuestros márgenes comerciales”, continua.

Desde la cadena andaluza (tiene cuatro tiendas offline más una online) abogan por una política comercial  de zonas exclusivas, según la cual, la marca vende sus productos sólo a unos clientes especialistas y estratégicos: “Si en lugar de vender a 15 tiendas de una zona, esas marcas se dirigieran sólo a cinco, esas cinco se podrían poner de acuerdo para respetar unos descuentos”. Esta estrategia “serviría para mejorar los márgenes comerciales”, según considera.

Criba a corto y medio plazo

Antonio Cabello asegura que la saturación de marcas en el mercado, también presente en las tiendas, va a provocar una criba a corto y medio plazo. En el caso de los establecimientos especializados, el principal problema que percibe es que “existe una gran competencia por la venta de bicicletas de gama media y alta”, mientras que las de gama baja se han quedado en manos de los grandes operadores que trabajan con grandes volúmenes y márgenes muy ajustados.

El propietario cree que el cierre de tiendas se va a notar a corto plazo: “ya ves muchos escaparates de comercios pequeños que empiezan a reducir su stock porque no tienen poder económico para hacer inversiones”. Además, según el propietario, el mercado ha entrado en una dinámica de rebaja de precios que impacta directamente en el ya exiguo beneficio de los establecimientos.

Con todo, Cabello asegura que la criba no sólo se va a producir en operadores pequeños, sino también entre aquellos grandes, especialmente, los online. “Por muy grandes que sean dichos operadores online, su estructura también lo es y veremos si consiguen el nivel de ventas necesario par mantenerse, con unos márgenes comerciales tan reducidos”, argumenta.

Críticas a las programaciones

Por otro lado, Cabello critica la política de programaciones de las marcas: “han conseguido que las tiendas seamos sus almacenistas”. “Al final lo que te come recursos como empresa es tener unos stocks sin rotación”, relata. En este sentido, el detallista apuesta por hacer estudios de mercado por zonas geográficas de cada una de las tiendas, con el objetivo de adecuar la oferta con la demanda al máximo posible.

Reestructuración

Dejando de lado el diagnóstico negativo de mercado, Ciclos Cabello facturó en 2017 “entre un 8 y un 10%” más que el año anterior. Según el minorista, el impulso de las ventas se produjo por el buen rendimiento de la macrotienda de 1.000 metros cuadrados inaugurada en Córdoba en mayo de 2016, la especialización en grandes marcas como Orbea y el buen funcionamiento del servicio de taller.

El año pasado, además, la cadena andaluza decidió cerrar su tienda física en Cabra, centrarse en las dos de Córdoba más las de Jerez y Linares, y apostar por la renovación y relanzamiento de la página web. En total, Ciclos Cabello dispone ahora mismo de 2.150 metros cuadrados de superficie comercial repartidos entre sus cuatro establecimientos offline, según explica su propietario. Ello sitúa a la cadena como uno de los grandes operadores del canal ciclista en España. De momento, no tiene previsto abrir ninguna otra tienda física, aunque no descarta hacerlo a más largo plazo en alguna capital andaluza.

La apuesta por el canal online se resumen en una renovación de su página web y una mayor inversión en stock. Sin detallar el impacto en el volumen de negocio total, Cabello asegura que la mayoría de ventas se producen en los segmentos de accesorios y componentes, mientras que en el caso de las bicicletas “la mayoría de compradores requiere de una atención personalizada”. La web sirve como promoción o incluso como vehículo de venta una vez el cliente ha recibido el asesoramiento en la tienda.

Primer trimestre plano

Preguntado por la evolución de las ventas en el primer trimestre del año, tradicionalmente el más difícil para el canal ciclista, el minorista asegura que han mantenido el nivel de facturación, básicamente, porque “hemos vendido muchas bicicletas de alta gama que no se encontraban en otras tiendas”. El objetivo, sin embargo, para el resto de trimestres del año es conseguir crecimientos, ahora que llega el buen tiempo.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo