ESENCI@L

El operador pide a las marcas que “se arriesguen” más con el stock

Ciclos Currá duplica su capacidad para almacenar material

“Las reposiciones no se normalizarán hasta 2023”, indica su propietario

Captura de pantalla 2021-06-30 a las 10.00.32

El copropietario de Ciclos Currá, Alberto Sánchez, pide a las marcas que se arriesguen más con el stock y no produzcan sólo en base a las programaciones.

(1-7-2021). Ciclos Currá ha duplicado la capacidad de almacenaje en su tienda central para poder disponer de más stock, en un momento en el que las programaciones a largo plazo son claves para recibir material y el canal online está ganando cada vez más peso en las ventas de la cadena murciana. El operador pide a las marcas que “se arriesguen más” a la hora de producir.

“Las obras realizadas nos han servido para instalar una entreplanta en la nave que ocupa nuestra tienda central, en el polígono de Cartagena”, explica el copropietario de Ciclos Currá, Alberto Sánchez, que comparte el negocio con su hermano. El objetivo de la cadena murciana, que también cuenta con una segunda tienda en el centro de Cartagena, “es poder asegurar stock de ciertos productos muy demandados”.

A su vez, explica Sánchez, la mayor capacidad de almacenaje debe servir para seguir creciendo en el canal online. La tienda online de Ciclos Currá ya supone el 40% del volumen de negocio de la cadena, “tras una inversión realizada a finales de verano de 2019”, cerca de la facturación realizada por la tienda central. Actualmente, el operador cuenta con un millar de bicicletas almacenadas.

Límite en las programaciones y falta de las bicicletas ‘estrella’

Desde Ciclos Currá ya han finalizado las programaciones de bicicletas para la la gama 2022, con las principales marcas con las que trabajan: Scott, Mondraker, Merida y Megamo. Según explica Sánchez, los proveedores han establecido límite en las reservas, “probablemente porque deben de tener un tope en la producción de las fábricas”, lo que augura una posible falta de stock en aquellos modelos más demandados.

“De cara a la nueva temporada 2022, habrá bicicletas pero sólo se podrán reponer unos pocos modelos. Si, por ejemplo, preveo comprar 20 bicicletas de un modelo y las vendo en los primeros tres meses de la temporada, me quedaré otros seis meses sin más unidades”, expone Sánchez, quién pide a las marcas que “se arriesguen más con sus producciones”. Con todo, el detallista también es consciente de las dificultades en la cadena de suministro global.

Desde Ciclos Currá no creen que el mercado de reposiciones se normalice, como mínimo, hasta 2023, “teniendo en cuenta que muchos productos de marcas como Sram ofrecen ahora fechas de entrega para ese año”.

Nota positiva con la pandemia

Alberto Sánchez, eso sí, extrae una nota positiva de lo vivido por el canal ciclista con la pandemia: “nuestro sector estaba muy castigado con la guerra de precios, ahora hemos aprendido a valorar más nuestro negocio y a vender mejor. El cliente ha aceptado que las bicicletas tienen unos precios determinados”.

Desde Ciclos Currá conminan a todas las tiendas a “seguir con esta línea de trabajo” una vez que se vaya normalizando el boom de la demanda vivido el último año.

Precisamente, la cadena murciana asegura haber notado una estabilización de la demanda en las últimas semanas de junio.


No hay comentarios

Añade el tuyo