ESENCI@L

Mayores ingresos en la primera mitad de su ejercicio fiscal 2021-2022

Conor estudia alternativas para cubrir la producción que le hacía una fábrica incendiada en Portugal

sede-conor-sports-bis

Conor tiene en su cuartel general de Egües uno de los centros de ensamblaje de bicicletas con que cuenta la compañía navarra.

(10-3-2022). Conor ultima en estos momentos el estudio de las dos opciones alternativas que baraja para hacer frente a la producción que tenia en la incendiada fabrica portuguesa, Esmaltina, que no podrá hacer frente a los compromisos de producción adquiridos con la compañía Navarra.

El colosal incendio de la fábrica portuguesa Esmaltina a finales del pasado enero ha supuesto un notorio golpe en la producción que Conor tenía destinada en aquella factoría situada en Sangalhos. Fuentes de la marca ciclista navarra han reconocido que en estos momentos barajan dos sedes alternativas para que una de ellas realice las tareas de ensamblaje de parte de sus modelos eléctricos de gama comercial, así como de bicis de montaña también de esa gama que se realizaba en la fábrica lusa siniestrada.

Las opciones que están acabándose de definir son una factoría situada también en Portugal, u otra ubicada en Chequia.

Desde Conor aseguran que, “pese a que el incendio de Esmaltina ha trastocado en cierto modo nuestros calendarios, confiamos en solucionar pronto la situación”. Las mismas fuentes aseguran que “ya hemos informado de ello a nuestros clientes detallistas”.

Conor, cuyos ejercicios fiscales culminan el 31 de julio, ha cerrado la primera mitad de su año fiscal 2021-2022 con niveles de ingresos superiores a los del mismo periodo del año pasado. En un principio, la empresa navarra había previsto un crecimiento para este ejercicio fiscal del 15%. Las fuentes de la compañía han reconocido que “quizás el siniestro de Esmaltina pueda suponer un leve retoque a la baja de esas previsiones”.

En el ejercicio fiscal 2020-2021 Conor registró una facturación de 14,96 millones de euros, un 32,68% más que en el ejercicio fiscal anterior.

La compañía confía presentar su próxima colección 2022-2023 hacia el mes de julio. Es previsible que en ésta, como ya hizo en la presentación de la colección anterior, se aplique nuevamente un reajuste tarifario al alza. Según argumentan desde la empresa, “el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania ya está propiciando anuncios de subidas de precio del aluminio, pues Rusia es su segundo productor mundial. Deberemos esperar acontecimientos”.

El proyecto de Conor de disponer de un cuarto centro de ensamblaje en Túnez a partir de la segunda mitad de este año sigue progresando. Éste se sumaría a los que la compañía tiene actualmente operativos en Turquía y España.


No hay comentarios

Añade el tuyo