ESENCI@L

La cadena asegura que las presiones de algunas marcas no cesan

El Bicho Bicicletas revela presiones de proveedores para evitar cancelaciones

“Algunas marcas nos han roto el flujo de caja a la mayoría de las tiendas”

el-bicho-bicicletas-tiendas-en-fuenlabrada-bis

El Bicho Bicicletas cuenta con dos tiendas, una en Fuenlabrada y la otra en Valdemoro. Entre las dos suman una superficie de venta conjunta de 1.000 metros cuadrados.

(10-11-2022). El propietario de la cadena madrileña de tiendas El Bicho Bicicletas, José Luis Navarro, se muestra muy crítico ante las prácticas de algunas marcas que, pese al escenario actual de sobre oferta, han presionado de diferentes maneras a las tiendas para forzarlas a comprar más bicicletas.

Tras la escasez de bicicletas padecida el pasado año, en este 2022 se ha producido un exceso de entregas que ha conllevado una situación de sobre-stock y problemas de liquidez en muchas tiendas, según explica el propietario de la cadena madrileña El Bicho Bicicletas, José Luis Navarro. Además, no solo las tiendas están con exceso de stock sino que las mismas marcas cuentan con exceso de producto y algunas de ellas han presionado de diferentes maneras a los establecimientos para forzarlas a comprar más bicicletas.

“Las marcas también lo están pasando mal porque tienen más bicicletas que nunca. Hay proveedores que han tenido que alquilar almacenes y los tienen llenos”, explica Navarro. Algunas marcas han optado por almacenar el producto y ofrecerlo a las tiendas con un descuento que también se aplica al cliente final, explica el detallista.

PRESIONES Y AMENAZAS

Sin embargo, Navarro añade que otras marcas, con el objetivo de descargar sus almacenes lo antes posible, han decidido presionar a las tiendas para que compren más producto. Entre esas medidas de presión figuran amenazas de sanciones, de rebajas de márgenes o de disminución de porcentajes en ventas futuras.

Si me aprietan, al final decido con quién me voy con mi dinero

“Cada marca tiene una política comercial diferente, pero ningún tipo de presión me parece lo más apropiado”, señala Navarro. El detallista indica que “si me aprietan, al final decido con quién me voy con mi dinero. Puedo aguantar este año y asumir las obligaciones comerciales pero al año siguiente prescindo de ellos… ya me buscaré a otro”. Navarro concluye que “al final, nosotros somos los clientes”.

Sobre-estocando desde marzo

Según manifiesta el detallista, a partir del mes de marzo se produjo una explosión de entregas y en julio “prácticamente todas las tiendas estaban con exceso de bicis”. Navarro asegura que ello creó problemas de liquidez y casos de impagos a proveedores.

Todo lo que no llegó en 2021, lo han querido entregar este 2022

“Todo lo que no llegó en 2021, lo han querido entregar este 2022. Había semanas que entraban tantísimas bicis que ni cabían en el almacén ni se podían asumir los pagos. Algunas marcas nos han roto el flujo de caja a la mayoría de las tiendas”, asegura el detallista.

Normalidad, pero riesgo de liquidaciones

Navarro sostiene que, actualmente se empieza a normalizar la situación una vez que el grueso de las entregas ya ha sido realizado por parte de los proveedores.

El detallista espera que se pueda retornar al sistema de compra directa, “que no sea todo a volumen y en cuatro días, sino que se pueda pedir poco producto y cuando la tienda lo necesite y no cuando al proveedor le conviene”.

Sin embargo, el detallista prevé que en las próximas semanas cada vez proliferen más las ofertas y liquidaciones de producto: “si llenas los almacenes de las tiendas y las descapitalizas, al final las tiendas necesitan convertir el producto en dinero y para conseguirlo recurren a ofertas agresivas”.

Además, Navarro observa que “hay tiendas grandes con muchísimas bicis almacenadas y en algún momento van a decidir sacarlas al mercado más baratas, porque llegara producto nuevo y querrán desprenderse del que ya no lo es”.

Objetivo: 3,5 millones de euros este 2022

A causa de los problemas de abastecimiento en el mercado del pasado año,  el Bicho Bicicletas vendió en 2021 solo una tercera parte de lo que se había fijado como objetivo. Este año 2022, en cambio, ha retornado al crecimiento, situándose en lo que llevamos de año con un crecimiento del 25% respecto a 2019.

La previsión es alcanzar en torno a 3,5 millones de euros a final de año, según indica el propietario.

DOS PUNTOS DE VENTA

La cadena cuenta con una tienda en Fuenlabrada y otra en Valdemoro. Ambos establecimientos cuentan con una superficie de 500 metros cuadrados destinados a espacio de venta, taller y servicio de biomecánica. Su ubicación, en la zona metropolitana de Madrid, les permite atraer un elevado tráfico de clientes.

Ya no se venden bicis baratas, la mayoría de ventas son de bicis de 2.000 euros en adelante

Actualmente, la demanda se concentra en bicicletas de montaña de precio medio-alto: “ya no se venden bicis baratas, la mayoría de ventas son de bicis de 2.000 euros en adelante, con mucha salida de modelos de entre 5.000 o 6.000 euros”, explica Navarro. La enseña también cuenta con una tienda online cuya función principal es atraer clientes hacia la tienda física.

Promocionar el ciclismo entre los jóvenes

El Bicho Bicicletas está creando un equipo ciclista Élite Sub23 de carretera con 12 corredores, que empezarán a competir el próximo enero. Según explica el minorista, Fuenlabrada cuenta con una gran tradición ciclista desde hace más de 40 años, con el ciclista profesional Maximino Pérez como figura más destacada.

Sin embargo, según añade el minorista, “en los últimos años la afición ha quedado un poco desangelada, los jóvenes ya nos se acercan al ciclismo como antes”.

El nuevo equipo ciclista de la cadena nace con el objetivo de “impulsar el ciclismo de nuevo generando ilusión entre los chavales”.

Aunque haya problemas, no nos podemos quejar porque cada día hay más afición y un mayor interés en practicar ciclismo

El Bicho Bicicletas también organiza salidas en grupo los fines de semana. Los sábados se realizan recorridos suaves de montaña para grupos de iniciación y aficionados con menos preparación, mientras que los domingos se hacen las salidas más exigentes de montaña y carretera.

Navarro concluye convencido de que “el sector está en auge. Aunque haya problemas, no nos podemos quejar porque cada día hay más afición y un mayor interés en practicar ciclismo. Esta es una actividad que cada día crece más”.


No hay comentarios

Añade el tuyo