ESENCI@L

Las tiendas señalan grandes crecimientos en valor y unidades

¿Están las eléctricas salvando al sector?

electricas

El auge de la eléctrica en España ha sido deportivo, no urbano.

(4-2-2020). Algunos operadores líderes del mercado ciclista señalan que, en 2019, las bicicletas eléctricas pudieron llegar alcanzar hasta el 50% de las ventas en valor de bicicletas. Hay comercios que apuntan crecimientos interanuales del 80%, tanto en unidades como en euros.

“Las eléctricas están salvando al sector”. Esta es una frase que, en los últimos meses, hemos escuchado en boca tanto de proveedores como de detallistas. Según el último informe de mercado presentado por la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE), en 2018 el sell out de ebikes creció un 54,2% respecto a 2017, alcanzando las 111.297 unidades. Mientras que las categorías de montaña e infantil descendían y la carretera se mantenía estancada, la eléctrica se mostró como la tipología más dinámica en ventas.

En 2018, las ebikes llegaron a representar el 10,6% de las 1.047.492 bicicletas vendidas en España. Su precio medio se situó en 2.165 euros, un 2,82% más que el año anterior.

Las cifras aportadas a CMDsport por algunos de los principales operadores de la distribución ciclista española revelarían que en 2019 continuó la tendencia alcista de las ventas de eléctricas. Así se desprende de los datos aportados por los portavoces de 70 puntos de venta de ciclismo, que suman, en conjunto, una superficie superior a los 15.000 metros cuadrados.

La incidencia en unidades duplica al peso en valor

El porcentaje que representaron las ebikes vendidas en 2019 en unidades sobre el total de bicicletas comercializadas varía desde el 8 al 50% . De media, las ventas en unidades de bicis de pedaleo asistido por parte de los operadores consultados significó el 24,8% del total de bicicletas.

El peso de las ebikes representó en 2019 el 42,7% de los ingresos totales de bicicletas

La incidencia de esta categoría en valor es más acusada. Algunas tiendas señalan que las eléctricas significan ya el 70% de la facturación de bicis. De media, los comercios apuntan que el peso de las ebikes representó en 2019 el 42,7% de los ingresos totales de bicicletas.

El crecimiento, a la par en unidades y en valor

Algunos operadores aseguran que, en 2019, las ventas de eléctricas crecieron hasta el 80% tanto en valor como en unidades. Otros, sin embargo, comentan que el año fuerte de expansión de esta categoría fue en 2018 y dicen que en 2019 las ventas se mantuvieron estables respecto al año anterior. Como media, el sell out de ebikes aumentó un 27% en unidades y un 30% en valor respecto a 2018. Todos los detallistas consultados están de acuerdo en que esta categoría despertó una gran aceptación entre los consumidores en 2019, multiplicando las ventas.

¿Tabla de salvación? Sí pero no

Los minoristas coinciden en que la eléctrica ha sido, sin lugar a dudas, la categoría más dinámica de 2019 y lo seguirá siendo este año. Hay puntos de venta que reconocen que han seguido a flote por el éxito de estas bicicletas y que, sin ellas, su subsistencia habría sido dudosa. Eso sí, las tiendas de ciclismo también advierten de que no hay que dejarse cegar por las voluminosas cifras de crecimiento de las ebikes. Esta tipología atrae a usuarios nuevos, haciendo por tanto crecer al mercado, pero también absorbe usuarios de bici convencional, perjudicando, por lo tanto, al sell out de los modelos musculares. No obstante, también se ha dado el caso contrario y, en ocasiones puntuales, un comprador de eléctrica se ha decantado después por una bici tradicional.

El mercado ha perdido la oportunidad de poner en valor estas bicicletas, que han incurrido en las mismas guerras de precios y descuentos que el resto

Descenso de los márgenes

Los detallistas inciden, además, en que una cosa son las ventas y otra los beneficios. La mayoría lamentan que el mercado ha perdido la oportunidad de poner en valor estas bicicletas, que han incurrido en las mismas guerras de precios y descuentos que el resto. “Son productos más tecnológicos que requieren los mejores mecánicos y el mejor servicio postventa; es una lástima que no lo hayamos sabido aprovechar”, indica el propietario de una de las cadenas de ciclismo mejor posicionadas en España, que cifra el descenso de los márgenes en un 5% entre 2017 y 2019.

¿Riesgo de burbuja?

Los minoristas consultados también aprecian que el mercado eléctrico se ha visto afectado por el “intrusismo” de puntos de venta que se han visto “obligados” a apostar por esta categoría porque es la que funciona, pero que, sin embargo, no saben trabajarla “con profesionalidad”. “El hecho de ofrecer eléctricas en una tienda no significa que sepas venderlas bien, no es un mercado tan fácil como puede parecer”, critican.

Asimismo, alertan de una posible burbuja por el riesgo de descapitalización que supone para muchos pequeños comercios, que se ‘hipotecan’ en las programaciones de eléctricas y se ven luego forzados a saldarlas, teniendo, además, que reducir las compras de producto de otras categorías.

 

 

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo