ESENCI@L

La feria arranca con menos visitantes y sin grandes marcas de bicis

Eurobike, forzada a seguir adaptándose al nuevo escenario ciclista

EUROBIKE 2019

Eurobike celebra su edición número 28 hasta el próximo sábado, 7 de septiembre.

(5-9-2019). La 28ª edición de Eurobike empezó ayer con la ausencia de marcas ‘top’ de bicicletas, que, siguiendo la tendencia iniciada ya hace algunos años, prefieren invertir en la organización de presentaciones propias a su red de clientes.

Trek fue la primera gran marca en decir adiós a Eurobike en 2012. Dos años más tarde lo hizo Specialized y, desde entonces, las enseñas premium de bicicletas han ido progresivamente dejando de exponer en la gran feria europea. No es de extrañar que la nueva edición del evento arrancara ayer sin la presencia de ninguna marca ‘top’ de bicicletas. Aunque los grandes fabricantes de componentes como Shimano o Sram siguen fieles a la cita, la impresión de los visitantes consultados por CMDsport es que Eurobike sigue estando ‘coja’ sin las principales marcas de bicis.

Y es que los grandes sellos han reorientado sus políticas de marketing y deciden cómo, cuándo, dónde y a quién presentan sus novedades. La estrategia pasa por organizar presentaciones exclusivas a sus puntos de venta, estructuradas por territorios y en las que es más fácil llegar a toda la red de detallistas clientes sin el ‘estrés’ de las agendas feriales. A esto se suma, además, el progresivo adelanto de las presentaciones, ya que el grueso de las grandes marcas de bicis enseñan las nuevas colecciones en los meses de junio y julio. Eurobike llega por tanto tarde, ya que, a estas alturas, las bicis no se han dado ya sólo a conocer, sino que incluso se han vendido y entregado.

No obstante, no es sólo una cuestión de fechas. Eurobike hizo un intento en 2018 por adaptarse al nuevo calendario ciclista y adelantó su celebración a principios del mes de julio, pero la iniciativa tampoco funcionó y la feria volvió a sus fechas tradicionales en esta edición 2019.

A todo lo anterior se sumaría el interés de las marcas ciclistas por las acciones dirigidas al consumidor final, que también copan buena parte de sus presupuestos de marketing.

Más medianas y pequeñas empresas

Este cambio de tendencia no se ha reflejado en la cifra total de expositores de Eurobike 2019 y las compañías que exponen novedades en la feria siguen rondando las 1.400, en línea con ediciones anteriores. El cambio que sí queda patente es el de la estructura del certamen, que ahora dibuja un panorama más fragmentado, con más stands de menores dimensiones ocupados por medianas y pequeñas empresas. En muchos casos, se trata de compañías que quieren iniciar o reforzar su internacionalización, o incluso que inician su andadura y buscan darse a conocer al mercado.

Así lo refleja el propio elenco de las empresas españolas que exponen en esta edición de Eurobike. Marcas que habían acudido tradicionalmente al encuentro como Orbea, BH Bikes, Spiuk, Mondraker, Luck Cycling Shoes o Catlike han ido dejando de hacerlo y, de las grandes, sólo Rotor se mantiene fiel a la cita.

Contados detallistas españoles

Sea por sus fechas, por sus malas comunicaciones y escasa capacidad hotelera o por el elevado coste que supone acudir a la feria, Eurobike nunca ha logrado atraer a un gran número de detallistas de nuestro país. Esta ausencia se ha ido acusando en los últimos años y, según los proveedores y minoristas consultados por CMDsport, parece haberse llevado al extremo en esta edición, en la que el certamen contaría con apenas cuatro o cinco representantes de la distribución ciclista española.

Eurobike sigue así reforzando su carácter local, dirigiéndose sobre todo al mercado de habla germana. Una tendencia que también se apreciaba en la feria OutDoor, organizada igualmente por Messe Friedrichshafen y que este año se acabó desconvocando ante la celebración de una nueva feria sectorial en Múnich de la mano de Ispo.

Cambio estructural a partir de 2020

La sensación de los detallistas y suministradores preguntados por CMDsport es que la afluencia a la feria durante la jornada inaugural de ayer fue floja. Queda por ver cómo se comportarán las visitas en estos próximos tres días –la feria se extiende hasta el sábado día 7- y cómo afectará a las futuras decisiones de la organización, que el pasado mes de junio anunciaba un “cambio estructural” a partir de la edición 2020: las fechas se mantienen a principios de septiembre, pero la idea es flexibilizar las condiciones de exposición y ofrecer nuevos formatos de participación a las marcas.


No hay comentarios

Añade el tuyo