ESENCI@L

La información sobre la gama de 2022 se facilitará a los detallistas en junio

Giant apuesta por realizar programaciones con las tiendas “a corto plazo”

La marca dice que dispondrá “de la cantidad de producto necesario”

jose-casla-giant

El director general de Giant Iberia, José Casla, tranquiliza a las tiendas sobre la disponibilidad de stock en los próximos meses y años.

(18-5-2021). El director general de Giant Ibérica , José Casla, apuesta por una estrategia de programaciones “a corto plazo” al considerar que “hay que quitar presión a las tiendas en el plazo largo”, en un contexto de incertidumbre global para el mercado de la bicicleta. A diferencia de otras enseñas, Giant aún no ha facilitado la información de la gama 2022, que llegará a las tiendas en junio.

“Las programaciones a largo plazo pueden comprometer la efectividad de las futuras compras. No tenemos prisa en que los clientes reserven el producto porque son relativamente fieles y saben que el servicio de suministro por parte de Giant y LIV no ha dejado de fallar, ni lo hará en el futuro, a pesar de los retrasos sufridos”. Son palabras del director general de Giant Iberia, José Casla, quién pide a las tiendas “prudencia” para realizar sus pedidos de cara a la próxima temporada.

Casla emplaza a los detallistas “a preocuparse” por vender el producto de la gama 2021, “que seguirán recibiendo durante los meses de verano”, y posteriormente, centrar sus esfuerzos en la gama de 2022. “Giant va a tener el producto que las tiendas necesitan y en la cantidad requerida, somos una de las pocas marcas del mercado que lo podemos asegurar”, prosigue el director general.

Según el ejecutivo, “las tiendas se pierden en mirar muy a corto plazo determinadas cosas y tratan de abarcar un producto a largo plazo que luego es posible que tengan que desechar al cabo de seis meses”. Con un mercado tan incierto, “es momento que cada detallista escoja con que marcas quiere trabajar y de qué manera. Les pediría a las tiendas que busquen su mercado, que nos digan el tipo de producto que necesitan y trataremos de que lo tengan en sus tiendas en las cantidades que soliciten”.

Como mayor fabricante del mundo, Giant ha inaugurado recientemente una nueva fábrica en Hungría, que llegará a producir cerca de 400.000 bicicletas anuales cuando esté a pleno rendimiento a finales de este 2021 . Allí se fabricarán las primeras Giant eléctricas europeas. De ahí su previsión de poder abastecer la demanda de los próximos años.

 Presentación virtual de la nueva gama en septiembre

Desde Giant Iberia todavía no han decidido la fecha de la presentación virtual de la nueva gama 2022, porque como reconoce Casla, “todavía no hemos recibido los nuevos muestrarios ante el retraso en las producciones a causa de la pandemia”. Sin embargo, la previsión de la enseña es realizar el encuentro virtual con sus 180 tiendas-cliente a lo largo del mes de septiembre.

“En junio, las tiendas tendrán la información de la nueva gama y ya podrán empezar a realizar sus pre-pedidos”, expone el director general, quién subraya que la actual temporada está siendo muy atípica “porque durará casi 15 meses, ante el parón en las fábricas y la entrega tardía del material”.

Marcas que no van a poder servir en los próximos meses

José Casla reconoce que Giant no se situó entre las marcas que más producto sirvió en los últimos meses del año pasado, sin embargo, subraya que “estamos entregando bicicletas de la gama 2021 de manera constante y lo seguiremos haciendo durante todo el verano”.

En cambio, el directivo afirma que otras marcas no van a poder cubrir todas sus programaciones fijadas para los próximos meses y tampoco dispondrán del producto de 2022.

Mayor rentabilidad para marcas y tiendas

El director general constata una preocupación latente en el mercado por la evolución de la demanda y cómo la oferta se va a adecuar a la misma en los próximos años. Ahora bien, Casla ve el vaso medio lleno porque gracias a la desaparición del stock en los almacenes de las tiendas y las marcas, la rentabilidad media se ha incrementado para prácticamente todos los actores del mercado. La disponibilidad de mayor líquido, a su vez, permite afrontar inversiones a largo plazo.

Giant Iberia cerró los cuatro primeros meses de 2021 con una subida del 25% de la facturación en relación a 2019, con una tendencia clara de venta de más unidades y más caras. Cabe señalar que la enseña giró el año pasado en el mercado ibérico un total de 29,5 millones de euros con un número de clientes sensiblemente inferior al que disponen otros proveedores de bicicletas, lo cual ha permitido a Giant “ganarse esa reputación en el mercado de marca estable y fiable a largo plazo”, concluye Casla.


No hay comentarios

Añade el tuyo