ESENCI@L

Su responsable, Óscar Alcaraz, evalúa el año 2022 y expone sus retos de 2023

Gravel Planet Store y Folding Bikes House, un tándem único en el retail ciclista español

La tienda de bicicletas gravel más grande Europa y la tienda número 1 mundial de Brompton

Gravel-Planet-Store-y-Folding-Bikes-House-responsable-de-negocio-y-principal-accionista,-Óscar-Alcaraz-bis

Óscar Alcaraz, responsable y principal accionista de Gravel Planet Store, considera que “aunque el mercado se queja de que no se venden bicis, nosotros estamos vendiendo bastante; las cifras están por debajo de las previsiones iniciales, pero son buenas cifras”.

(19-1-2023). Gravel Planet Store y Folding Bikes House son tiendas de bicicletas ubicadas la una al lado de la otra en Barcelona. La primera es el establecimiento más grande de Europa de bicicletas gravel y la otra, la tienda número 1 del mundo en ventas volumen de Brompton. Su máximo responsable, Óscar Alcaraz, valora la evolución de este tándem de tiendas único en el retail ciclista español.

Gravel Planet Store abrió sus puertas en Barcelona el pasado mes de octubre presentándose como “la tienda especializada en bicicletas gravel más grande de Europa”. Tres meses después, el responsable de negocio y principal accionista, Óscar Alcaraz, constata haber generado un alto tráfico de aficionados interesados, aunque la tasa de conversión en ventas no ha sido, inicialmente, la esperada.

La previsión inicial realizada por los impulsores de la nueva tienda Planet Gravel Store de Barcelona era alcanzar unas ventas de entre 90 y 100 unidades mensuales para llegar hasta las 1.000 unidades de bicicletas de gravel vendidas en el primer año. La realidad ha sido un incremento gradual, desde las 25 unidades facturadas el primer mes de singladura de la tienda (el pasado octubre) hasta las 60 unidades con que el responsable prevé concluir este mes de enero.

El porcentaje de conversión en ventas en Gravel Planet Store va al alza cada mes

No obstante, para el responsable de negocio y principal accionista de Gravel Planet Store, Óscar Alcaraz, se trata de “un balance muy positivo porque hemos constatado que la propuesta de nuestro establecimiento cae sobre terreno abonado, el porcentaje de conversión va al alza cada mes, y en enero ya estamos recibiendo un tipo de visita más madura por parte de los clientes, que saben lo que quieren y vienen a buscarlo”.

El directivo considera que “aunque el mercado se queja de que no se venden bicis, nosotros estamos vendiendo bastante; las cifras están por debajo de las previsiones iniciales, pero son buenas cifras”.  Alcaraz recuerda que “el mercado de la bici minorista no está en su mejor momento” y, además, debido a la presión de sobreestocks existente “se producen grandes descuentos, con lo que las ventas que fructifican son con menor margen”.

Líderes en bicis plegables

Gravel Planet Store forma parte de la compañía All Road Cycling Group S.L, hasta el pasado septiembre denominada Folding Bikes House cuando solo comprendía a la tienda del mismo nombre. Este establecimiento, que se encuentra puerta con puerta en la misma ubicación que la tienda de gravel en la calle del Consell de Cent de Barcelona, era a su vez anteriormente Brompton Junction.

Aunque aún no hemos cerrado del todo el balance, las ventas de ambas tiendas ha rozado en global los 2 millones de euros

Tras subrayar el balance de 2022 no está completamente cerrado, Alcaraz declara haber logrado el año pasado una facturación de en torno a 1,5 millones de euros con las ventas realizadas el pasado año en Folding Bikes House y de en torno a 400.000 euros con las ventas de la nueva tienda Gravel Planet Store.

Folding Bikes House, explica el directivo, obtiene más del 90% de sus ingresos con las ventas de bicicletas de la marca Brompton, con una demanda estable de unas 1.000 unidades anuales, que se repite año tras año condicionada por la capacidad de suministro de la citada enseña.

En los últimos años, añade el responsable de negocio, la marca inglesa especializada en bicicletas plegables ha tenido una política muy continuista en el mercado español sirviendo anualmente ese millar de bicicletas a la tienda barcelonesa, que según Alcaráz es “el establecimiento número uno en ventas de Brompton a nivel mundial”. Esa supremacía la detenta Folding Bikes House en un escenario en el que, según el empresario, “figuran los 2.000 detallistas con que cuenta Brompton en todo el mundo”.

Hemos conquistado el liderazgo en el mercado de bicicletas plegables gracias a abordar la categoría de manera integral

Óscar Alcaraz asegura que han conseguido una posición de liderazgo en el mercado de bicicletas plegables gracias a un planteamiento que “aborda la categoría de manera integral”, una estrategia que quieren replicar en la tienda especializada en gravel.

Negocio bi-pulmonar

“Pensamos que la manera dar el mejor servicio al consumidor es mediante la especialización”, afirma el directivo explicando que “nuestra propuesta es de tienda bi-pulmonar. Por un lado, está Folding Bikes House con una puerta de entrada específica y, por otro lado y a pocos metros, hay otra puerta para la entrada a Gravel Planet Store. Y cada establecimiento dispone de equipos de venta especializados y separados”.

Pensamos que en un año y medio dominaremos la especialidad del gravel y podremos replicar el liderazgo que tenemos en plegables

Respecto al gravel, Alcaraz expone que “es una categoría nueva para nosotros y para todos. Estamos en un momento de aprendizaje. Como nosotros solo hacemos gravel, pensamos que en el plazo de un año y medio dominaremos la especialidad y podremos replicar el liderazgo que tenemos en plegables”.

SURTIDO Y SERVICIO SINGULARES

El directivo presume de contar con 1.000 metros cuadrados de tienda y 50 modelos de bicicletas de gravel en stock en todas las tallas, con precios que oscilan entre los 1.500 y los 12.000 euros. Añade que todos los modelos están disponibles para realizar una prueba de conducción y que, con la venta, se incluye un estudio biomecánico para ajustar la bici a las necesidades de cada persona.

Asimismo, el establecimiento ofrece a quienes viven alejados de Barcelona un “viaje express”, pagándoles el desplazamiento desde cualquier punto de la península y estancia de hotel. Se trata, asegura Alcaraz, de “ventajas competitivas que muestran nuestra voluntad de liderar este mercado”.

Demanda de gama alta

De momento, Oscar Alcaraz declara estar recibiendo una demanda mayoritaria de bicicletas de gravel con un precio que oscila entre los 5.000 y 6.000 euros, lo cual atribuye a que el perfil de cliente correspondiente cuenta con un poder adquisitivo alto y no está sufriendo el impacto de la situación económica.

En cambio, la disminución de la demanda es más pronunciada en la gama de entrada que oferta el establecimiento, compuesta por modelos de aluminio a partir de 1.500 euros.

En torno al 80% de las ventas de los primeros meses de Gravel Planet Store ha correspondido a modelos de carbono. Por su parte, los modelos de acero, un material que el directivo califica de “romántico”, suponen en torno al 10% de las ventas y son compras realizadas por aficionados que “tienen muy clara su elección”.

Tenemos una gran confianza de cara al futuro en las bicicletas para gravel de titanio y madera

El resto de las ventas se reparten entre aluminio, titanio y madera. Sobre estos dos últimos materiales, Alcaraz declara que “tenemos gran confianza en ellos cara al futuro, pensamos que en un año pueden pasar a ocupar el 25% del mercado”.

Respecto al titanio explica que “cuenta con cualidades excepcionales para el gravel, está poco introducido y queremos potenciar mucho”.

Respecto a la madera indica que, “aunque parezca increíble, la madera es impresionante para el gravel porque ofrece características de flexibilidad, durabilidad, absorción de vibración y ligereza muy adecuadas para la categoría”.


No hay comentarios

Añade el tuyo