ESENCI@L

La demanda ya no absorbe toda la oferta con la misma alegría

Guijarro Tot Esport reconoce tener sobrestock por primera vez en año y medio

Asegura que la situación es similar en otras tiendas que “han comprado mucho”

Captura de pantalla 2021-10-25 a las 12.18.37

FALTA DE STOCK EN COMPONENTES: El propietario de Guijarro Tot Sport, Manuel Guijarro, asegura que en el caso de los componentes sí sigue notando una falta de stock.

(26-10-2021). El propietario de Guijarro Tot Esport, Manuel Guijarro, reconoce tener sobrestocks en sus 5 tiendas por primera vez en un año y medio, desde el inicio del boom de ventas en el mercado ciclista. La demanda sigue a un nivel más elevado que en 2019 pero ya no absorbe de manera rápida la gran cantidad de bicicletas programadas por el detallista.

“Hace un año nos aprovisionamos con un nivel alto de bicicletas y ahora estamos teniendo un exceso de material en las tiendas, de alrededor del 20%”. Son palabras de Manuel Guijarro, propietario de Guijarro Tot Esport, con cuatro puntos de venta en la provincia de Alicante. Por primera vez desde el inicio del bike-boom, el detallista cuenta con más material del deseado.

Guijarro asegura que la demanda ya no está a niveles tan altos como el año pasado o la primera mitad de este y, por lo tanto, no es capaz de absorber la gran cantidad de bicicletas que le han llegado en las últimas semanas, en base a las programaciones realizadas hace 12 meses. 

“Quizá las e-bikes están teniendo más salida pero en los modelos de primer precio ya se nota que los clientes son más precavidos y no compran lo primero que encuentran”, declara el detallista. El nivel de demanda, aún así, sigue siendo superior al de 2019.

Preocupación por el espacio

Preguntado por si la actual situación de sobrestock le preocupa, Guijarro ha asegurado que, desde un punto de vista económico, “no es un problema relevante”, dado el pulmón financiero adquirido durante el bike-boom. Sin embargo, reconoce que cada vez es más complicado almacenar todas las bicicletas en su tienda central, que actua como distribuidora de las otros cuatro puntos de venta franquiciados.

A su vez, desde Guijarro Tot Esport aseguran que si la tendencia de la demanda hacia la normalización se mantiene, a medio y largo plazo, “el exceso de stock puede ser un problema económico”. Entonces, valoraría la posibilidad de cancelar algunos pedidos.

De cara a las marcas con las que trabaja, el detallista les insta a dosificar la entrega de todas las bicicletas compradas, “en lugar de entregar todas las unidades de una sola tacada”. Así se evitarían los posibles problemas de almacenaje.

Según Guijarro, además, la situación que vive actualmente es similar al de otros grandes retailers que realizaron grandes programaciones el año pasado, bajo la premisa de no quedarse sin material.

Programar a ciegas

Por otro lado, el detallista señala otro problema derivado de haber comprado con tanta antelación y sin tener muy claro cómo evolucionaría el mercado: sus tiendas disponen de unos colores y tallas determinados. “Si llega un cliente y necesita otra talla o quiere otro color, tenemos que pedir la bicicleta y puede tardar en llegar hasta un año”, expone.

De hecho, “algunas marcas ya nos están pidiendo que programemos para 2023 completamente a ciegas, sin saber nada de los nuevos modelos”. Con este política, sostiene Guijarro, se compromete la efectividad de las futuras ventas.

Un 10% más de ventas

A pesar de la normalización de la demanda, las tiendas de Guijarro Tot Sport todavía registran una facturación superior al 10% en relación al año pasado, gracias, en gran parte, a un muy buen primer semestre.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. Álvaro Molpeceres

    Da pena leer cada línea.Como ha cambiado todo a peor…me acuerdo de los tiempos en los que ibas a la tienda de bicis y te encontrabas en los expositores potencias EDR,gorilas Radikal y sosiego mucho sosiego de ese que ahora no hay stock en ningún lado.


Publicar un nuevo comentario.