ESENCI@L

Guijarro Tot Sport reclama unos estándares más claros

Guijarro Tot Sport cree que el mercado ciclista provoca “confusión” en el cliente

Manuel Guijarro

Manuel Guijarro pide a los proveedores que pongan orden en la masificación de tiendas ciclistas y que clarifiquen los estándares tecnológicos de las bicicletas.

(5-7-2018). El ritmo de lanzamiento de novedades en el canal ciclista y la convivencia de diversos estándares tecnológicos “están confundiendo” al cliente final. Es la percepción que tiene Manuel Guijarro, propietario de Guijarro Tot Sport, con cuatro tiendas en la provincia de Alicante.

“El sector ciclista está confundiendo al cliente con una masificación del número de opciones tecnológicas, no hay un estándar que se imponga”. Son palabras del propietario de Guijarro Tot Sport, quién pone por ejemplo, las distintas medidas de ruedas que conviven en el mercado o el hecho de que no se imponga la instalación de frenos de disco en detrimento de los convencionales.

Según el detallista, el hecho de que no haya unos estándares aceptados por el mercado y compartidos con el cliente es un factor que influye en una evolución negativa de las ventas, como ha sucedido durante el primer semestre de 2018. “El cliente se empacha de demasiadas opciones y no sabe por donde tirar, desde el sector nos hemos encargado que esté indeciso”, sostiene Guijarro.

El minorista alerta que el consumidor es incapaz de absorber todas las novedades propuestas por las marcas y que las tiendas lo van a tener difícil para realizar las programaciones porque “es difícil” prever cuál será la tendencia de mercado.  “En mi caso, voy a sacrificar descuentos y márgenes a la hora de comprar al proveedor porque tengo que ir con la cautela de saber hacia donde irá el mercado”, explica Guijarro.

En el caso de la implantación de los frenos de disco, el detallista espera que el próximo Tour de Francia sea un punto de inflexión, “ahora que la UCI los ha autorizado y habrá equipos que los estrenen”.

Organizar la masificación

Desde Guijarro Tot Sport, además de reclamar un mayor orden en las novedades y los estándares tecnológicos, también consideran importante que “los proveedores organicen la masificación de tiendas actual, para que haya un reparto geográfico más óptimo”.

Asimismo, el detallista opina que las marcas pueden controlar la guerra de precios existente: “en un sector que parece que sea emergente, nos encargamos que acabe siendo pobre, trabajando con unos márgenes ridículos para la inversión que realizamos”.

Preguntado por la imposibilidad legal de controlar estrictamente los precios, el minorista ha declarado “que el sentido común no forma parte del reglamento y que las marcas saben cuando un descuento es tolerable o alarmante, es decir, decidir si le van a seguir sirviendo a ese detallista”. “Si las marcas no actúan, van a perder credibilidad”, advierte.

E-bikes

En el caso de Guijarro Tot Sport, las ventas durante el primer semestre de 2018 fueron similares a las del año pasado, gracias al buen funcionamiento de las e-bikes, que ya significan un 55% del volumen de negocio. La principal categoría que trabaja el operador es la de Enduro (un 45% de las ventas en eléctricas), seguidas de las de montaña y carretera y las urbanas (con tan sólo un 10% éstas últimas).

La zona en la que están situadas las tiendas, en la provincia de Alicante, al ser seca, es propicia para la práctica de Enduro. De ahí, esta especialización. Además, Guijarro explica que está viendo una tendencia clara de traspaso hacia las e-bikes de Enduro porque permiten realizar salidas más largas y con menos cansancio para el cuerpo.

“Se puede hacer más cantidad de bajadas al mismo tiempo sin que el esfuerzo físico sea alarmante y con la posibilidad de poder repetir al día siguiente”, declara el minorista.

Web

La página web de Guijarro Tot Sport es puramente informativa, y a pesar de disponer de un outlet con ofertas, el cliente siempre se tendrá que desplazar a una de las tiendas para realizar la transacción. “La bicicleta tiene una cultura detrás, es un vehículo de gama media y alta que está personalizado y que necesita de un asesoramiento y puesta en marcha que difícilmente se da en el canal online”, justifica el propietario.

En este sentido, Manuel Guijarro ve lógico que las tiendas se acaben convirtiendo en ‘showrooms’ de las marcas si eso sirve para llegar al perfil de cliente joven que “compra a través de internet”.  “Lo normal es que al final siempre haya un último filtro físico para apoyar al cliente y que su experiencia sea positiva”, concluye el detallista.


No hay comentarios

Añade el tuyo