ESENCI@L

Su gerente asegura que las reglas de juego “son europeas”

Karacol Sport estudia asociarse con un gran operador internacional

La enseña dice "no estar en negociaciones"

karacol(11)

Macrotienda de Karacol Sport en Alcalá de Henares.

(26-4-2018). Karacol Sport, con dos tiendas offline en Madrid y una página web de ventas, busca asociarse con algún operador internacional para ganar músculo financiero y hacer frente a un escenario de alta competitividad en el canal ciclista. Así lo reconoce el gerente de la cadena, Miguel Ángel Sánchez.

“Con el auge del comercio online, la tendencia hacia la concentración del mercado es inevitable, al final competimos con grandes operadores como Amazon, Chainreactioncycles o Wiggle y para conseguir sobrevivir con cierta dignidad es importante buscar una alianza para ser más grandes”. Son palabras del gerente de Karacol Sport, Miguel Ángel Sánchez. El directivo tiene claro es necesaria una alianza, “que no venta o fusión”, según precisa, con el objetivo, según añade,  “de poder comprar y vender en mejores condiciones”.

El detallista asegura que “la idea es asociarnos con un operador internacional a corto o medio plazo, ya para el año 2019”, continua, si bien en estos momentos no hay ninguna negociación en marcha. Sánchez indica que “la actual guerra del mercado se libra en dimensiones continentales, así que nosotros podríamos ser el representante local o nacional de una cadena más grande”.

Desde Karacol Sport opinan que “es difícil pelear con empresas de comercio electrónico que no juegan con las mismas reglas de juego que nosotros”, y de ahí, la importancia de ampliar su potencial financiero y relevancia en el mercado. Según Sánchez, el negocio de dichos operadores online no se basa en el producto que venden, sino en la estructura que pueden generar con los espectaculares crecimientos de facturación que obtienen. “Tenemos que organizarnos en otra dimensión, a nivel europeo”, concluye.

Apuesta por la boutique

La estrategia actual de venta de Karacol Sport pasa por potenciar el espacio dedicado a la boutique, donde el consumidor pueden comprar productos de vestuario ciclista. De hecho, la tienda de la cadena situada en el centro de Madrid ha duplicado el espacio comercial de la boutique, con la incorporación de nuevas marcas. De los 1.800 metros cuadrados de superficie comercial en los dos establecimientos offline, casi la mitad, 700, están dedicados a productos de vestuario.

“El parque de bicicletas se ha renovado mucho en los últimos años, contamos con una demanda satisfecha”, argumenta Miguel Sánchez para justificar el cambio de foco. El gerente, además, indica que “llevamos muchos años trabajando bien la boutique como para hacer ahora una apuesta todavía más fuerte”.

Con todo, el directivo reconoce que los productos de vestuario ciclista “son un negocio difícil porque están muy sujetos al ritmo de las grandes superficies comerciales, a las rebajas o a la climatología, tienes que estar a la última para no perder la dinámica de renovación”. El gerente reconoce que se trabaja con más flexibilidad a la hora de programar este tipo de complementos, en comparación con las bicicletas convencionales, pero que “al final siempre vas a comprar productos a 6 y 8 meses vista”.

Actualmente, el producto que está en auge en la boutique es el culote: “cada vez los hay de una mayor calidad en cuanto al diseño y los materiales, y eso ha provocado que se esté produciendo una renovación importante”. Por otro lado, Sánchez destaca también que los maillots de colores “funcionan muy bien” y que el margen comercial en material de vestuario “no se ha deteriorado tanto como en las bicicletas”.

Canal online

La apuesta por la boutique no es sólo en el canal offline, sino también el online, que significa “entre un 15 y un 20%” del volumen de negocio global. Karacol Sport estrenó el pasado enero un nuevo sistema de gestión de la página web, “que nos ha dado un impulso importante”. “El material de vestuario es el que más se vende en nuestra plataforma, a diferencia de las bicicletas que están más sujetas a las ofertas puntuales o los accesorios, un segmento en el que es difícil competir contra los grandes operadores”.

Pérdida del ciclista de iniciación

Miguel Ángel Sánchez califica el primer trimestre del año como “extraño”. En primer lugar, se produjo “una leve bajada en la facturación de bicicletas, pero mucho más importante en el número de unidades vendidas”. En segundo término, el segmento de vestuario “se mantuvo con un buen margen comercial, a pesar de que el invierno se ha prolongado bastante”. Y por último, en accesorios, “nos resentimos un poco”.

El panorama descrito se entiende, según el gerente de Karacol Sport, porque las tiendas especialistas están inmersas en un proceso de pérdida del cliente de iniciación, “que es el primero que cuando hace mal tiempo prefiere hacer otro deporte”. Este tipo de cliente, “que renueva mucho repuesto y material”, se está marchando hacia grandes operadores offline, como Decathlon, o online, como Deporvillage.

El responsable ve esta tendencia como algo “normal” y asegura que el objetivo de las tiendas debe ser “asegurarse que siempre haya un cliente que valore el asesoramiento”. “Mientras podamos seguir creciendo por la gama media y alta y no nos tengamos que pelear con Decathlon, no habrá problemas”, sostiene.


No hay comentarios

Añade el tuyo