ESENCI@L

Declaraciones de Enrique Díaz, propietario del establecimiento

Kike Bike: “Nuestro sector está atravesando el mismo ‘boom’ que las inmobiliarias”

Kike Bike cuenta con una tienda de 500m2 en Lugones (Asturias).

(26-6-2014). “Respeto la iniciativa de todas las nuevas tiendas, pero no hay mercado para todas”, valora Enrique Díaz, propietario de la tienda Kike Bike, que cuenta con un local de 500m2 en Lugones (Asturias). En su opinión, “la atención al cliente es lo que hará que en el futuro unos comercios sobrevivan y otros no”.

Kike Bike dispone de un establecimiento de 500m2 en Lugones, localidad muy próxima a Oviedo y de fuerte afluencia comercial por la concurrencia de grandes superficies de distintos sectores. Su propietario, Enrique Díaz, que arrancó con la tienda en 2007, explica que “es lógico que tras trabajar desde los 17 años como mecánico y empleado de tiendas de ciclismo y deportes quisiera abrir mi propio negocio”.

Pero Díaz sostiene que “las cosas no están para comercios de 50 m2, si abres hay que hacer una apuesta fuerte” y observa que la mayoría de los nuevos establecimientos de ciclismo responden al perfil de tienda de autoempleo y pequeñas dimensiones. Sólo en Gijón, según precisa, hay actualmente más de 20 puntos de venta vinculados a la bicicleta.

“Nuestro sector está pasando el mismo ‘boom’ que en su día tuvieron las inmobiliarias. Respeto la iniciativa de todas las tiendas, pero no hay mercado para todas. Creo que durante un tiempo nos haremos daño unas a otras y que la que se vea abocada a cerrar lo hará incluso más por los agresivos descuentos de liquidación. Pero, al final, el parque de tiendas se volverá a redimensionar y sobrevivirán solo los comercios que tengan que estar. Creo que la atención al cliente es lo que va a hacer que unos se queden y otros no”, explica Díaz.

Cambio de hábitos con la crisis
Por categorías de producto, el responsable de la tienda asturiana señala que la montaña es la que mejor está funcionando, pero matiza que ha habido un cambio de tendencia: “La crisis nos ha ayudado a vender mountain bikes baratas, con un PVP entre los 300 y los 500 euros”.

Equilibrio con 2013
Díaz indica que 2013 fue “un año duro” para el ciclismo y que a junio de 2014 las cifras muestran un equilibrio con el año pasado. “Ahora no es cuestión de hablar de porcentajes; ahora o te salvas o no te salvas”, mantiene.

Más información: http://www.kikebike.es/


No hay comentarios

Añade el tuyo