ESENCI@L

Entrevista a Fernando Pedrero, propietario de la enseña

La Bicicleta: “El mayor cáncer del sector es mover mercancía sin rendimiento”

la bicicleta fernando pedroso

Fernando Pedrero , propietario de La Bicicleta, prevé mantener la facturación de sus tiendas este año.

(8-11-2018). La Bicicleta cuenta con cuatro puntos de venta en Extremadura, dos propios y dos franquiciados. Su propietario, Fernando Pedrero, lamenta que en el mercado ciclista no exista un planteamiento serio de ofrecer “algo más” que no sea el precio.

La Bicicleta abrió su primera tienda en Badajoz en 1996. Su fundador, Fernando Pedrero (Badajoz, 1972), recuerda que los inicios fueron duros porque el comercio estaba un tanto avanzado a las preferencias de los usuarios extremeños en aquel momento e “intentábamos vender un producto que aquí no se vendía”. Tres o cuatro años después, gracias al apoyo de una gran marca de bicicletas, el negocio empezó a salir adelante. En 2009 el comercio se mudó a un local más grande, de 200 metros cuadrados, y en 2011 abrió en Cáceres. La tienda fue bastante pionera en el mundo online y puso en funcionamiento su web en 1999, si bien Pedrero dice que “empezamos a tomárnoslo en serio en 2014-15”. Ahora mismo la venta online representa en torno al 15% de la facturación.

En 2017 la enseña inició su expansión en franquicia. Ese verano llegó a un acuerdo con una tienda de Almendralejo y, acto seguido, con otra de Navalmoral de la Mata, que quedaron englobadas bajo su paraguas. Pedrero indica que estos comercios han recibido un impulso al incorporarse a La Bicicleta, que les aporta su imagen de marca, el acceso a importantes proveedores y posicionamiento en el mercado zonal.

El propietario de La Bicicleta no descarta la adhesión de nuevas franquicias “si alguna tienda extremeña está interesada y tiene un margen de respeto en distancia respecto a nuestros puntos de venta”. No obstante, detecta que el mundo de la bici es muy “personalista” y a las tiendas les cuesta renunciar a su propia imagen y nombre.

Situación “complicada”, mercado “saturado”

La previsión de la tienda para este ejercicio 2018 es mantener la facturación respecto al año pasado. Eso sí, “esforzándonos tres veces más para llegar a lo mismo”, matiza Pedrero. A su juicio, la situación actual es “muy complicada” porque el mercado está “muy saturado”.

El tendero de turno no tiene preparación para ofrecer otra cosa que no sea atacar el precio de venta

El principal problema, en su opinión, radica en que “el tendero de turno no tiene preparación para ofrecer otra cosa que no sea atacar el precio de venta y todos caen como un efecto dominó. Es el mayor cáncer del segmento, mover mercancía sin rendimiento”. El minorista lamenta que en el mercado ciclista no exista un planteamiento serio de ofrecer “algo más” que no sea el precio.

Concentración en menos proveedores

Siguiendo la tendencia del sector, el responsable de La Bicicleta explica que la tienda “ha centrado el tiro sobre los mejores y más eficientes proveedores que durante estos 22 años hemos ido conociendo”. El detallista opina que “las marcas son muy grandes y las tiendas son muy pequeñas, lo que hace que las primeras abusen”.

Muchos comercios desaparecerán o entrarán a formar parte de cadenas de tiendas

Pedrero vaticina que la situación cambiará y que muchos comercios desaparecerán o entrarán a formar parte de cadenas de tiendas, como sucedió en su momento con las multideporte.

Demasiadas tiendas

El minorista estima que en Extremadura sigue habiendo demasiadas tiendas para el tamaño del mercado, la mayoría de ellas pequeñas. “Les aprietan los clientes, les aprietan los proveedores y navegan/navegamos a la deriva. No hay cohesión ni línea de trabajo correcta”. Pedrero añade que “llevamos dos o tres años de cierres y ahora se aceleran”.

Según detalla, antes del 2012 en Extremadura había 36 tiendas y se llegó a 56. Ahora dice que hay 50, incluyendo cadenas que antes no estaban –El Corte Ingles, Decathlon y Sprinter-, así como las tiendas de motos que ahora venden bicis. “Si no contamos a estas últimas, el parque de comercios especialistas de bicis se quedaría en 45 tiendas”, precisa.

Impulso de las eléctricas

Preguntado por la incidencia de las eléctricas sobre su negocio, el detallista comenta que “si tenemos en cuenta la evolución de este segmento en Alemania, podríamos decir que tienen toda la importancia del mundo”. Las e-bikes generan un 20% del volumen de negocio de la enseña, si bien Pedrero matiza que “dependiendo de la población o el mes podemos ponernos en un 30% de las ventas o ser un cero”.

En esta línea, apunta que el dinamismo de las eléctricas es diferente según las ubicaciones de sus establecimientos, pero hay una norma: cuanto más grande es la población, más potente es el negocio y más eléctricas se venden.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. José Antonio Díaz Peña

    Más de lo mismo. A ver cuando nos dais una sorpresa. Nada más empezar la temporada…..ea al ataque; a crujir precios sin piedad, claro hay que vender como sea y quitarnos de encima el montón de bicis que hemos acumulado en el almacén.

    Saludos.


Publicar un nuevo comentario.