ESENCI@L

La cadena declara 1,2 millones de facturación en 2022

La Bicicleta relativiza el impacto de la bajada del IVA ciclista de Portugal

“Al retail de ciclismo portugués le falta atractivo para seducir a los españoles”

Fernando-Pedrero-gerente-de-las-tiendas-de-ciclismo-de-extremadura,-La-Bicicleta-4-bis

Fernando Pedrero, gerente de la cadena de tiendas de ciclismo de Extremadura, La Bicicleta, sostiene que aquellos consumidores que puedan cruzar a Portugal para comprar su bicicleta, por una cuestión de precio, serán los mismos que viajan a grandes ciudades persiguiendo ofertas cuando quieren adquirir una bicicleta o compran por internet buscando los precios más bajos.

(17-1-203). La bajada del IVA de los productos y servicios ciclistas aplicada en Portugal desde inicios de año, pasando de un 23% a un 6%, no está teniendo “efecto alguno” en las ventas de los establecimientos de la cadena extremeña La Bicicleta, según afirma su gerente, Fernando Pedrero.

Las tiendas de la cadena de establecimientos ciclistas, La Bicicleta, se encuentran en Cáceres, Almendralejo y Badajoz. Esta última, en concreto, se halla a poco más de un kilómetro de la frontera con Portugal, pero “de momento no hay ninguna repercusión” derivada de la rebaja del IVA para los productos y servicios ciclistas en el país vecino, según asegura Pedrero.

El detallista aclara, no obstante, que las primeras semanas de enero suelen ser de poca actividad y habrá que estar a la expectativa de cómo se pueda comportar el cliente a partir de marzo cuando empiece a moverse la demanda. En todo caso, vaticina que “probablemente siga sin notarse nada”.

Retail ciclista portugués “escaso y pequeño”

Entre las razones para relativizar el posible impacto de esa rebaja del IVA de las bicicletas, Pedrero esgrime que Portugal cuenta con una red escasa de tiendas especializadas, en su mayoría de pequeño tamaño y con reducida exposición y disponibilidad de producto. Según sostiene el minorista extremeño, ese tipo de oferta no resulta “especialmente atractiva” para motivar el desplazamiento de la mayoría de clientes españoles.

Si acaso, añade, quienes puedan cruzar a Portugal a comprar su bicicleta, por una cuestión de precio, serán los mismos que viajan a grandes ciudades persiguiendo ofertas cuando quieren adquirir una bicicleta o compran por internet buscando los precios más bajos.

Frente a ese tipo de consumidor, Pedrero confía en que la clientela asiduo a las tiendas españolas seguirá valorando “la atención al cliente, el asesoramiento, la imagen de los establecimientos o la profesionalidad del taller, entre otros servicios”.

2022 plano, 2023 ¿también?

Haciendo balance del pasado año 2022, el detallista manifiesta que “esperábamos un año complicado y se ha cumplido”. La cadena ha cerrado el ejercicio con una facturación de 1,2 millones de euros, igualando los ingresos del pasado 2021 y cumpliendo así las previsiones realizadas.

“No hemos crecido en 2022 y creo que en 2023 tampoco vamos a crecer, incluso contemplamos la posibilidad de finalizar el año con un decrecimiento”, expone Pedrero.  El minorista señala que “la situación de mercado no apunta bien”.

Por una parte, explica, se da “un problema de sobrestock en tiendas, almacenes y fabricantes, se han cargado en exceso todos”. Por otra parte, hay una caída de la demanda, con “usuarios preocupados por la situación económica que no parecen dispuestos a embarcarse en la compra de productos no indispensables, aunque parece que todavía se mantiene el gasto de ocio, como en salir o ir de vacaciones”.

Actualización de la web

La Bicicleta obtiene el 40% de sus ingresos de las ventas en su ecommerce, frente al 45% que representaba hace unos meses. Según Pedrero, ese descenso se puede deber a diferentes causas; entre ellas, contemplan la opción de que la tecnología en que se basa la web haya quedado desactualizada con el paso del tiempo y el buscador líder, Google, haya penalizado el posicionamiento, provocando una reducción de visitas web.

Hace un año, la cadena encargó la preparación de una nueva web que esperan poder estrenar en las próximas semanas. Pedrero confía en que las innovaciones incorporadas ayudarán a “aumentar el número de visitas y de ventas”.

Asimismo, la nueva web incorporará elementos para optimizar la venta en países europeos fuera de España. Hasta la fecha, la mayoría de ventas online de La Bicicleta se realizan a clientes de Catalunya, Levante y Madrid.

Instagram posiciona, Youtube vende

La Bicicleta está ampliamente presente en redes sociales, disponiendo de cuentas en Facebook, Instagram, Pinterest, Strava, Tik Tok, Twitter y Youtube. De entre todas ellas, Pedrero destaca que “estamos creciendo mucho en Instagram, pero la red que nos genera más ventas es Youtube”.

Según explica el detallista, las visitas que reciben en Instagram raramente revierten en visitas a la tienda online. No obstante, cada vez cuentan en Instagram con más seguidores, usuarios entre los que “se difunde y refuerza constantemente la imagen de marca”.

En cambio, La Bicicleta ha comprobado que a su canal de Youtube acuden numerosos usuarios para visualizar vídeos sobre productos que quieren comprar, ver una review o interesarse por cómo se monta o funciona determinado producto.

Pedrero añade que “vemos que, después de ver esos vídeos en Youtube, hay usuarios que pasan a realizar compras en nuestra tienda online”. El detallista concluye que “para nosotros, Youtube es una herramienta de venta mientras que Instagram es de imagen de marca”.


No hay comentarios

Añade el tuyo