ESENCI@L

La rebelión de los llaneros solitarios del mercado ciclista

rebelion ciclista

El tipo de relaciones entre proveedores y detallistas del mercado ciclista español que ha perdurado durante las últimas décadas empieza a tocar a su fin.

(14-4-2016). Las dificultades estimulan el ingenio. Eso es lo que está sucediendo entre algunos detallistas y proveedores del oligopólico mercado ciclista español que, ante su tradicional indefensión derivada del actuar en solitario, han optado por iniciar una rebelión.

Las cosas están cambiando en la distribución ciclista española. Y no me refiero, únicamente, a la fuerte penetración que el canal online ha conquistado, ni a la proliferación de aperturas de nuevos establecimientos ciclistas, ni a que la demanda crece pero no en la misma proporción con que lo hace la oferta, ni tan siquiera a que ya es historia aquello del ‘café para todos’.

Me refiero también, y muy especialmente, a la reorganización que está viviendo la distribución ciclista española. Tras las tentativas que hubo en el pasado de detallistas que empezaron a actuar bajo un ‘paraguas’ colectivo y que, finalmente, acabó rompiéndose, la iniciativa impulsada desde hace unos pocos meses por el creador del llamado ‘método’ SIE Cycling está progresando adecuadamente. Y lo está haciendo, no sólo por el ritmo de nuevas adhesiones que va registrando, sino también por las expectativas crecientes que está suscitando. Y es que, no en vano, la información que publicábamos la semana pasada sobre que SIE Cycling comienza a hacer y servir pedidos conjuntos se erigió en la más leída del newsletter.

DEFENSORES DEL INMOBILISMO

Por supuesto, SIE Cycling continua teniendo enconados detractores que no dudan en arremeter contra la organización ante aquellos detallistas sobre los que tienen poder y exponiéndoles consecuencias apocalípticas si se dejan ‘tentar’ por las propuestas de SIE Cycling a las cuales tildan de “cantos de sirena”.

A pesar de ello, lo indudable es que quienes están intentando frenar la lenta pero progresiva penetración de dicho colectivo sólo están aferrándose a su tradicional zona de confort.

El mercado ciclista español está cambiando a pesar de que algunos intenten que eso no suceda por el tremendo pavor que les suscita la incertidumbre

Decía que la distribución ciclista española está cambiando. También el mercado está cambiando, por más que haya quienes intenten que eso no suceda porque le tienen pavor a la incertidumbre que provocan los cambios.

El tipo de relaciones entre proveedores y detallistas del mercado ciclista español que ha perdurado durante las últimas décadas empieza a tocar a su fin. En otros canales de venta de productos deportivos y de la distribución en general ya ha sucedido. Y a ese fenómeno deberán hacer frente todos los suministradores del mercado ciclista: los pequeños, los medianos y, por supuesto, los grandes.

SUPERAR LA ATOMIZACION

La atomización de la distribución ciclista de la que han gozado durante décadas los suministradores, aunque vigente en buena medida aún, empieza a ser ya un tren que se va marchando y que acabará siendo sucedido por otro tren en el que las relaciones entre las tiendas y las marcas serán diferentes de las que son hoy.

Puede haber quien cree que la tendencia a la concentración es sólo patrimonio de los suministradores

Puede haber quien cree que la tendencia a la concentración es sólo patrimonio de los suministradores. Entre ellos se producen fusiones, absorciones, etc, encaminadas a ganar cuota de mercado. Sin embargo, ¿por qué no iba a poder suceder lo mismo entre las tiendas?

Después de muchas décadas de una distribución ciclista repleta de ‘llaneros solitarios’, algunos de ellos (no todos, es cierto) han visto que solos únicamente tienen como destino final (más tarde o más temprano) que sus negocios acaben despeñándose por el acantilado y están empezando a reaccionar.

PIONEROS

Los primeros detallistas adscritos a SIE Cycling pueden ser considerados ‘pioneros’ de este nuevo fenómeno reactivo. Lo que llama más la atención de esta ‘rebelión’ es el ritmo que han decido coger. Saben que les queda mucha carretera por delante todavía y han decidido evitar el desfondarse y por ello llevan un ritmo sin prisas pero sin pausas y que rehúye voceríos y polémicas. Saben que ‘Roma no se conquistó en un día’ y teniendo claro como tienen dónde está su horizonte no les amedrentan presiones ni prejuicios por más ‘ilustres’ que sean quienes las ejercen y los proclaman.

Si buscas resultados distintos, no actúes como siempre has actuado

Asimismo, entre los proveedores algunos de ellos (unos pocos, muy pocos por ahora, es cierto) han empezado ya a acercarse a negociar con ellos e, incluso, han firmado acuerdos ya. Igual hay quienes consideran esa actitud un signo de debilidad. Para mi son otros pioneros, otros ‘raros’ que, en cierto modo, también se han ‘rebelado’, al decidir empezar a trabajar de un modo distinto de cómo lo hace la gran mayoría de proveedores.

REACCION ANTE EL OLIGOPOLIO DOMINANTE

Ante la continuidad del crecimiento de la tendencia oligopólica que es una de las características que determina el actual escenario económico y que propicia el poder de cada sector en manos de unos pocos, es lógico que las ‘masas’ reaccionen. Y en el caso del mercado ciclista español, tras tantos años de sumisión, no sólo de las tiendas, sino también de muchos suministradores a las directrices pautadas por los suministradores que dominan el sector, no sorprende que algunas marcas pequeñas y medianas, busquen, junto con algunos detallistas, alternativas que les permitan continuar en el mercado. Es aquello que decía Einstein de ‘si buscas resultados distintos, no actúes como siempre has actuado’.

Bienvenida, pues, esta reacción, todavía incipiente, de estas minorías pioneras. Es indudable que el proyecto SIE Cycling sólo es el primer ejemplo del asociacionismo entre comerciantes del mercado ciclista español de la era post-crisis. Pero estoy seguro de que, tras él, vendrán otros proyectos similares. Paulatinamente, algunos profesionales han empezado a constatar que el ‘ombliguismo’ que durante años ha caracterizado ( y sigue imperando, desgraciadamente) a la distribución ciclista española acarrea resultados funestos.


No hay comentarios

Añade el tuyo