ESENCI@L

Las condiciones laborales no suelen propiciar la estabilidad

Las tiendas de ciclismo, con la soga al cuello por falta de personal

personal tiendas

Algunos comercios señalan que las dificultades para encontrar personal ralentizaría la aperturas de nuevos negocios.

(1-8-2019). La dedicación, actitud y conocimientos tanto de los vendedores como de los mecánicos de las tiendas de ciclismo son factores clave para determinar el éxito de un negocio, pero muchas veces cuesta encontrar el personal adecuado.

“La facturación de una tienda va en consonancia con la implicación del personal”. Así de contundente se pronuncia el propietario de LaFuga Cycling, José Fresco, quien sostiene que las tiendas de autoempleo funcionan “porque es el dueño el que está al pie del cañón y le duele su negocio”, pero, en el caso de los comercios de mayores dimensiones, dice que es muchas veces complicado dar con los empleados adecuados que sustenten y desarrollen el negocio.

El responsable de la cadena, que cuenta con siete puntos de venta -seis en Galicia y uno en Madrid- matiza que casi cuesta más encontrar vendedores o responsables de tienda que mecánicos. “En el caso de estos últimos -explica- es más fácil evaluar su trabajo, pero cuando hablamos de ventas o gestión, es más difícil saber cuántas ventas se escapan”. El detallista defiende que los dependientes de un comercio de ciclismo no pueden ser “meros despachadores de producto”, sino que tienen que saber asesorar, aconsejar y guiar al cliente, convirtiéndose, en definitiva, en prescriptores del producto.

Personal polivalente

El propietario de T-Bikes, Francesc Padró, avala las declaraciones de Fresco y también constata que “no es fácil encontrar buenos vendedores y buenos mecánicos, gente implicada y con suficiente formación”. Opina que, además, la cosa se complica cuando se buscan buenos mecánicos que quieran tratar con el público o buenos vendedores que sepan de mecánica. El minorista afirma que, en su caso, la rotación de personal no es alta e incide en que el negocio se ha esforzado para contar con “los mejores mecánicos de la zona”. Y es que el papel del taller, en su opinión, es la clave del éxito de una tienda de ciclismo hoy día.

Nos nutrimos de los mecánicos que ya están en el sector, que van saltando de una tienda a otra, pero no entra savia nueva

Falta de formación para mecánicos

El propietario de la cadena Golpe de Pedal, Juanjo Aparicio, está de acuerdo con la importancia del taller y alude a una de las viejas reivindicaciones del sector: la falta de una formación específica y reglada para los mecánicos de bicicletas. “No hay una titulación oficial. Las tiendas nos nutrimos de los profesionales que ya están en el sector, que van saltando de una tienda a otra, pero no entra savia nueva”, critica. Dice que, además, los mecánicos mejor preparados se ‘fugan’ a otros eslabones del mercado, como fabricantes o distribuidoras. “En otros países, ser el encargado de un comercio de ciclismo está muy reconocido, pero en España no es así”, lamenta.

Aparicio señala que ser mecánico de bicicletas no es un oficio que se aprenda “en un curso de un mes” y aboga por ciclos de formación profesional de dos años que aporten unos conocimientos y unas prácticas “más sólidas”.

Por su parte, el coordinador de las tiendas Biking Point, Joan Badet, añade que los mecánicos requieren una continua formación técnica para afrontar los constantes cambios tecnológicos, lo que implica un coste para las tiendas “que se complica con la situación actual de márgenes reducidos”.

La conciliación laboral y familiar es complicada cuando sólo uno de los cónyuges trabaja los fines de semana

¿Son atractivas las condiciones laborales?

A pesar de todo lo anterior, Francesc Padró reconoce que los sueldos del sector del comercio no son altos y que los dependientes suelen preferir otras opciones laborales si se les presenta la oportunidad. En la misma línea, Joan Badet apunta que la conciliación laboral y familiar es complicada cuando sólo uno de los cónyuges trabaja los fines de semana. Una situación que no es sólo inherente al ciclismo sino a todas las ramas del comercio.

Juanjo Aparicio defiende, sin embargo, que los salarios medios son “bastante dignos” para la formación que se suele requerir para estos puestos.

Frenazo para la expansión del negocio

Algunos empresarios de la distribución ciclista española comentan que las trabas para dar con los trabajadores idóneos para sus comercios y lograr, además, que su permanencia sea estable, frenan la expansión y que, en algunos casos, no se plantean nuevas aperturas por la falta de personal. Esta situación se agudizaría cuando se contemplan aperturas en una zona geográfica distinta a la del origen de la empresa, ya que, según sostienen, la distancia acrecienta el riesgo de perder el control del negocio.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. Fernando

    CMD lo que sirve es para que diferentes tiendas hagan publicidad de sí mismos en cada artículo. El de T-bikes se queja que hay mucha rotación y luego reconoce que se paga poco a mecánicos o empleados, la solución la tiene fácil. O no quejarse que se vayan o pagar más.


Publicar un nuevo comentario.