ESENCI@L

Lenubu incorpora los auriculares AfterShokz a su catálogo de distribuciones

lenubu

Las tiendas que deseen un expositor AftersShokz de prueba lo recibirán gratis por un pedido de cinco unidades.

(26-9-2017). La distribuidora gallega de bicicletas y accesorios Lenubu sigue aumentando su catálogo para la nueva temporada e incorpora a su catálogo AfterShokz, unos auriculares específicos para hacer deporte que transmiten el sonido por conectividad ósea, evitando el peligro de aislamiento de unos auriculares normales.

Desde Lenubu explican que “como ciclistas, somos conscientes de lo importante que es estar alerta y mantener los oídos bien abiertos cuando nos trasladamos en bicicleta o entrenamos. El poder escuchar sonidos críticos como el tráfico, a nuestros compañeros de grupeta o simplemente nuestro entorno podría salvar nuestra vida. Por eso parece obvio que debemos dejar los auriculares en casa. Pero también es cierto que nos encanta entrenar con música. Ahora esto es posible sin poner nuestra integridad en peligro”.

Gracias a su tecnología de transmisión ósea del sonido, AfterShokz deja los oídos completamente libres mientras el usuario disfruta de la música, podcasts o incluso mientras atiende las llamadas del móvil.

En lugar de introducir los auriculares en los oídos, aislando al usuario completamente de su entorno, AfterShokz se coloca alrededor de la cabeza y se apoya en las sienes. El audio por conducción ósea se basa en transmitir el sonido al oído interno mediante vibraciones a través de los huesos del cráneo, por lo que además reduce los daños que pueden causar en el oído los auriculares tradicionales.

Los AfterShokz Trekz Titanium transmiten el audio por conducción ósea, están construidos en plástico flexible y presentan conectividad Bluetooth 4.1 (hasta 10 metros de alcance). Cuentan con la certificación IP55 -resistencia al sudor, polvo y humedad, no sumergibles- y tienen hasta seis horas de batería. Pesan 36 gramos y tienen un PVP recomendado de 109,95 euros.

Son auriculares Bluetooth así que se emparejan como cualquier otro. En este caso, el peso de la batería y electrónica interna recae sobre ambos lados del auricular, dejando la banda trasera que rodea el cuello como un mero estabilizador, evitando que los auriculares boten.


No hay comentarios

Añade el tuyo