ESENCI@L

Los canales ‘clandestinos’ de la liquidación de stocks por cierre de tiendas

cierre

El cierre de tiendas de ciclismo impulsa las liquidaciones a través de plataformas de segunda mano.

(4-5-2017). Foros, redes sociales, portales de venta de artículos de segunda mano y webs de anuncios se han convertido en un canal habitual para dar salida a la liquidación de stocks por cierre de tiendas de ciclismo. Los comercios en activo hablan de “una competencia más”.

“Multitud de productos de ciclismo: MTB, vestuario, cascos, componentes, bicicletas, accesorios, todo a precio de coste por cierre de tienda”. Éste es uno de los cientos de anuncios que se pueden encontrar en distintas webs y aplicaciones de venta de artículos de segunda mano, y que también se reproducen en foros y páginas de redes sociales. No es un fenómeno nuevo, ya que siempre ha habido cierres de tiendas de ciclismo, pero se ha acentuado en los últimos meses de la mano del aumento de establecimientos que se han visto obligados a bajar la persiana, muchos de ellos tras una corta trayectoria.

“Por supuesto que estos canales nos hacen daño”, asegura Óscar García, propietario de Ciclos García, “es un ingrediente más para incentivar las guerras de precios”. El detallista explica que “tenemos clientes habituales que traen la bici a reparar y nos damos cuenta de que han comprado las ruedas en otro sitio, normalmente por internet y tal vez en alguno de estos portales”.

Las tiendas de ciclismo que están cerrando venden el producto de temporada a cualquier precio con tal de recuperar la inversión

Con él está de acuerdo Juan Luis Rosco, propietario de Bicicletas Blas Lillo, quien señala que hoy en día el cliente va a la caza del ‘chollo’ y se mueve por todas estas plataformas, comparando y buscando el mejor precio. Por su parte, Juanma Brotons, desde A Pedals, indica que la venta de material nuevo a través de portales de ocasión es una tendencia que va a más y lamenta que “las tiendas de ciclismo que están cerrando venden el producto de temporada a cualquier precio con tal de recuperar la inversión”.

En la misma línea, César Agulles, propietario de Bici Agulles, observa que, de la misma manera que el ‘boom’ de aperturas de nuevos comercios de ciclismo ha afectado al mercado, también lo hacen los cierres porque los establecimientos que se ven obligados a poner fin a su trayectoria “venden como pueden”.

Lo más perjudicado

Brotons sostiene que la competencia de estos canales afecta a todos los renglones de producto: “Cualquier artículo que se vende a través de ellos, desde cascos a bicicletas, es una venta que dejamos de hacer nosotros”. Otros minoristas creen que las bicicletas se verían menos perjudicadas, mientras que accesorios y componentes se venden más fácilmente en estas plataformas.

El usuario que adquiere un producto de gama alta no se aventura tanto a comprar en estas webs

Para Óscar García es una cuestión de riesgos. “El usuario que adquiere un producto de gama alta no se aventura tanto a comprar mediante estas webs porque quiere tener la garantía de poder reclamar en caso de que surja un problema. La diferencia de precio, por lo tanto, tiene que ser muy elevada para que decida arriesgarse”, percibe. El minorista afirma que la competencia de estas vías de comercialización se produce sobre todo en las gamas bajas y asegura que los ciclistas más ‘enganchados’ a la bicicleta prefieren acudir a una tienda especializada.

También para las tiendas en funcionamiento

Tres de los cuatro negocios consultados dicen utilizar o haber utilizado estos canales de venta de forma puntual, eso sí, no para material de la temporada actual sino para producto antiguo. “Nosotros también utilizamos estas plataformas para liquidar stocks muy viejo, como mínimo de hace tres temporadas”, indica Juanma Brotons. “De la misma manera que lo tenemos en tienda con descuentos del 50 o el 60%, también lo ponemos a la venta en estas webs, pero siempre se trata de productos sueltos y de marcas con las que ya no trabajamos”, precisa.

Estamos muy encima de estas plataformas para comunicar a los proveedores que, si realmente la tienda no ha cerrado, tomen medidas al respecto

También César Agulles dice que las ha empleado de forma puntual para vender producto de segunda mano que se queda en el taller, pero nunca material nuevo. El detallista es consciente de que, bajo el paraguas de la segunda mano, hay comercios que venden material nuevo y de la temporada vigente. “Estamos muy encima de estas plataformas para comunicar a los proveedores y pedirles que, si realmente la tienda no ha cerrado y está vendiendo producto de la campaña en curso, tomen medidas al respecto”.

A todo lo anterior, Óscar García añade que hay que mirar el lado positivo: “Si van cerrando establecimientos, quedaremos menos puntos de venta para repartir el pastel”.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. Gonzalo

    Es que es alucinante cómo se cierran tiendas liquidando la temporada y se puede ver la poca ética de los distribuidores, que lo saben, los hunden y hablan mal de ellos. Hay un caso ahora en Puerto Lumbreras que cierra en Pulpí liquidando y abre liquidando, alguien le vende, no le lloverá del cielo y como este caso habrá más puntos negros. La ética y la educación profesional no existen en este sector y es posible que nunca las pueda haber.
    El comentario menos tiendas por cierre y más pastel para repartir es otro de los poblemas de este sector, el mirar al vecino y tirar a derribar, mientras otros canales crecen, y este sector de la tienda se prostituye con la imagen que generaliza generando daños que se tardarán en recuperar.


Publicar un nuevo comentario.