ESENCI@L

También en Madrid y Barcelona

Los grandes operadores de ciclismo reabren ‘encogiendo’ sus tiendas

La superficie queda delimitada a 400 metros cuadrados

escapa

Las tiendas de ciclismo de más de 400 metros cuadrados tienen que delimitar su espacio a esta superficie. Imagen de Biciescapa.

(19-5-2020). El Gobierno ha relajado las restricciones en las condiciones de apertura del comercio, lo que ha permitido que la mayoría de los grandes operadores de la distribución ciclista española volviera ayer a reabrir las puertas de sus establecimientos físicos tras dos meses de cierre. Tiendas como Probike, Biciescapa, Sanferbike o la red al completo de Biking Point ya están en marcha.

Tras las continuas reivindicaciones del retail en los últimos días, el Ministerio de Sanidad ha dado finalmente luz verde para que aquellos establecimientos comerciales de más de 400 metros cuadrados puedan abrir sus puertas sin esperar a la fase dos del plan de desescalada, siempre que delimiten su superficie a estos 400 metros y que el aforo no exceda el 30%. Esta medida ha supuesto un respiro para los grandes operadores de la distribución ciclista española, la mayoría de los cuales volvieron a levantar la persiana ayer tras permanecer cerrados desde la declaración del Estado de Alarma el pasado 14 de marzo. Incluso las grandes tiendas de ciclismo de Madrid y Barcelona –en fase ‘cero avanzada’- que exceden estas dimensiones volvieron a ponerse ayer en marcha.

Los grandes operadores de la distribución ciclista venían denunciando en las últimas semanas el “gran agravio comparativo” que significaba permanecer cerrados cuando aquellos comercios con superficies inferiores a los 400 metros cuadrados ya estaban operativos desde el pasado 4 de mayo. Sostienen que se han perdido dos semanas “clave” para las ventas de ciclismo, ya que los comercios que sí han estado abiertos durante estos 15 días señalan un dinamismo que habría superado todas sus expectativas. Aunque estos grandes operadores han estado muy activos en sus canales online durante el confinamiento, el cierre de las tiendas offline tendrá un importante impacto sobre sus resultados anuales.

Reaperturas en Cataluña

Los principales operadores de la distribución ciclista en Cataluña volvían ayer a abrir sus puertas. Así lo hacía Probike, con un punto de venta en Barcelona, y también Biciescapa, que reprendía la actividad en sus tiendas de Sabadell y Girona. Ambas enseñas se han visto obligadas a acotar los 400 metros cuadrados que dicta la normativa en sus establecimientos. En cuanto a Biking Point, que cuenta con ocho comercios repartidos entre Barcelona (2), L’Hospitalet de Llobregat, Terrassa, Sabadell, Mataró, Tarragona y Girona, sus responsables precisan que todos estaban abiertos desde el pasado 4 de mayo porque cuentan con menos de 400 metros cuadrados salvo el de Sabadell, que rebasa esta superficie y reabrió ayer con limitación del espacio.

También en Madrid

La cadena de tiendas madrileña Sanferbike también ha anunciado que ayer se realizó la reapertura de sus tiendas (dos en Madrid capital, una en Pozuelo de Alarcón y otra en San Sebastián de los Reyes), si bien sólo la de la M30 (en la capital) supera los 400 metros cuadrados de superficie comercial. En este caso, se ha delimitado el espacio a esta superficie según dicta el Ministerio de Sanidad.

Las tiendas de Mammoth, otro ‘gigante’ de la distribución ciclista madrileña, también están operativas. La enseña, que cuenta con cinco puntos de venta en dicha comunidad, reabrió sus tiendas el pasado 11 de mayo con cita previa y, desde ayer, lo hace tanto con este sistema de cita previa como sin ella. Según anuncia en su página web, se dará prioridad a los clientes que soliciten previamente el servicio para ser atendidos en tienda, mientras que el taller sólo funcionará con cita previa.

Medidas de distanciamiento y seguridad

Los grandes comercios de ciclismo han reabierto siguiendo todas las medidas de seguridad e higiene necesarias: control del aforo, marcas en el suelo para definir las distancias entre clientes y con las cajas, mamparas, pantallas, geles hidroalcóholicos y mascarillas para clientes y trabajadores y una continua desinfección y limpieza de los establecimientos y el material. Asimismo, disponen de gorros y patucos de plástico para probar cascos y zapatillas y aquellas prendas que el cliente se prueba y luego no compra deben plancharse al vapor y ponerse en cuarentena durante 48 horas.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo