ESENCI@L

Las nuevas gamas llegarán este año más tarde

Coitus interruptus en la venta de bicicletas: los stocks ya flojean

bicicletas

Las tiendas de ciclismo temen una escasez de bicicletas hasta que lleguen las nuevas colecciones 2021.

(28-5-2020). Las tiendas de ciclismo han reiniciado la actividad con un dinamismo que supera sus expectativas, pero muchos detallistas lamentan que ya hay problemas de disponibilidad de algunos modelos de bicicletas, concretamente la gama baja en bicis convencionales y la alta en eléctricas.

Ya lo auguraba el director comercial de Scott Bike en España hace un par de semanas al señalar que la elevada demanda a raíz del desconfinamiento deportivo y el retraso de las nuevas colecciones 2021 provocarían una escasez de stock. Los comercios de ciclismo están viviendo un momento dulce con una demanda que se ha disparado desde que volvieron a abrir sus puertas y que está por encima de sus mejores expectativas. La mayoría de tiendas han sacado a sus trabajadores del ERTE e incluso, en algunos casos, han tenido que contratar personal de refuerzo porque se ven desbordados.

Los detallistas no saben cuánto va a durar este ‘efecto rebote’ y, tal como sostiene el copropietario de Biobike, Alejo Bastos, “no sabemos si este dinamismo es consecuencia de las ventas que tendríamos que haber hecho durante los dos meses que estuvimos cerrados o si realmente hay un cambio de tendencia y el consumidor se ha concienciado del uso de la bici como un medio de transporte seguro”.

Se trata de un ‘boom’ estacional que irá bajando a medida que el cliente tenga más opciones de ocio y de gasto a su alcance

El propietario de Maestre Bikes, Pedro Maestre, dice que este dinamismo actual no servirá para compensar el periodo de cierre forzoso y teme que se trata de un ‘boom’ estacional que irá bajando a medida que el cliente tenga más opciones de ocio y de gasto a su alcance. Además, sostiene que las bicis que más se están vendiendo son aquellas de gama baja, con PVPs comprendidos entre los 400 y los 1.000 euros, que ahora ya se pueden volver a comprar en grandes superficies a medida que éstas van reabriendo sus puertas.

Las bicis de gama baja, las más solicitadas

Los detallistas consultados por CMDsport coinciden en que son precisamente estas bicicletas de primer precio, en una horquilla entre los 400 y los 1.200 euros, las que están sufriendo más problemas de disponibilidad. “Algunas marcas dicen que ya no tendrán producto hasta el mes de agosto o septiembre”, comenta el propietario de Ciclos García, Óscar García. Las tiendas indican que, desde que se anunció el desconfinamiento deportivo para las disciplinas individuales, ha proliferado un cliente nuevo que ha decidido iniciarse en este deporte o volver a retomarlo después de muchos años. “Cuando se ha dado cuenta de que la bici que tenía en el trastero no tenía arreglo, ha decidido comprarse una nueva pero sin un desembolso excesivo”, observan. El mensaje de que la bicicleta es un medio de transporte más seguro para evitar contagios también ha calado y muchas personas se decantan por un modelo de primer precio ante el miedo a los robos.

Pedro Maestre vaticina que estas dificultades generalizadas para conseguir stock de determinadas referencias acelerarán la conversión de muchos comercios en talleres, conscientes de que la venta de bicis “no compensa”.

También problemas en eléctricas

Las bicicletas eléctricas también se están enfrentando al mismo problema. Los propietarios de Biobike, Alejo Bastos y Enrique García, precisan que falta stock tanto en la gama baja como en la alta. Este año el negocio decidió dar una vuelta de tuerca y quiso tener en tienda la mayoría de las bicis programadas para el 1 de marzo. “Nuestras expectativas se frustraron con la declaración del Estado de Alarma, la tienda cerrada y con un enorme stock inmovilizado. Ahora Estos días hemos vendido las bicicletas que ya estaban en el establecimiento y hemos conseguido hacer caja, pero ahora nos encontramos con el fantasma de la disponibilidad. Estamos aún pendientes de recibir bastantes bicis de implantación que todavía no han llegado, pero no son suficientes para mantener un ritmo de caja aceptable”, comenta Alejo.

Hay marcas que ya tienen todos sus modelos 2020 vendidos

Su socio añade que la dificultad es doble, ya que no sólo hay escasez de stocks, sino que también se están retrasando las entregas pendientes. “Las marcas tienen un problema de producción porque han tenido que retrasar sus fabricaciones a consecuencia de la situación global, pero también están desbordadas con los repartos”, sostiene. “Hay marcas que ya tienen todos sus modelos vendidos y no hay opción de pedirles nada más hasta que no estén disponibles las nuevas colecciones”.

Retraso en las gamas 2021

En los últimos años, las marcas de ciclismo habían ido avanzando progresivamente la presentación de sus nuevas colecciones y algunos modelos empezaban a llegar a los puntos de venta en pleno verano. La campaña 2021, sin embargo, se ha visto retrasada por los problemas derivados del coronavirus. Primero fue la pandemia en China. Aunque no todas las marcas de bicicletas fabrican allí, la mayoría se han visto afectadas en mayor o menor medida porque, si no lo hacen ellas, seguro que alguno de sus proveedores tiene a su vez suministradores chinos. La expansión del brote en el hemisferio occidental desde el mes de marzo ha complicado además la logística y el transporte a nivel global.

Las marcas de ciclismo han anunciado que sus presentaciones de la colección 2021, previstas en muchos casos para el mes de julio, se retrasan al mes de septiembre. El nuevo producto no llegará, por lo tanto, hasta septiembre u octubre. Esta medida serviría para no devaluar el producto de la gama vigente y evitar campañas de descuentos y guerras de precios en pleno verano, que es una vieja reivindicación de los detallistas de ciclismo.


No hay comentarios

Añade el tuyo