ESENCI@L

La cadena mantiene estables sus ventas del primer semestre

Maestre Bikes destaca la ‘tregua’ que el Covid19 ha aportado a los márgenes

maestre-n-1024×717

Pedro Maestre está convencido de que muchas tiendas de ciclismo se reconvertirán en talleres.

(30-7-2020). El propietario de Maestre Bikes, Pedro Maestre, sostiene que el dinamismo post confinamiento ya ha bajado el ritmo pero prevé un nuevo repunte de las ventas en septiembre. El detallista estima que en torno a un 20-25% de los nuevos usuarios de bicicleta se fidelizarán  a este deporte.

Maestre Bikes ha vivido el mismo ‘boom’ post confinamiento que la mayoría de operadores de la distribución ciclista especializada española. Las ventas de la plataforma web se animaron desde mediados del mes de abril, cuando se empezó a hablar de la vuelta a la práctica deportiva, y se dispararon en mayo, mientras que los puntos de venta físicos han registrado un fuerte dinamismo desde su reapertura. Para el 10 de mayo, la cadena  ya había recuperado del ERTE a toda la plantilla e incluso tuvo que contratar nuevos mecánicos. Pedro Maestre señala que ahora el ritmo ha bajado, aunque julio ha sido un mes “muy bueno”, con resultados superiores al mismo mes del año pasado.  El detallista recuerda que junio y julio “siempre son los mejores meses de ventas”, un comportamiento que este año se ha acentuado más con la llegada de nuevos adeptos al ciclismo o la reincorporación de antiguos practicantes que han sacado su bici del trastero y tienen que equiparse.

El tirón de la desescalada no ha llegado a compensar el agujero del cierre durante el confinamiento pero casi. Maestre indica que la facturación del primer semestre se ha quedado “casi a la par” que la del mismo periodo del año pasado.

Repunte en septiembre

El fundador de Maestre Bikes, que cuenta con tres tiendas en Vitoria, Bilbao y Santander, aprecia que la afluencia a los comercios ya ha bajado. “Antes teníamos mucho público tanto en horario de mañana como de tarde y ahora las mañanas vuelven a ser más flojas”, precisa. Pero el minorista prevé un nuevo repunte de las ventas en septiembre, cuando los clientes vuelvan de vacaciones. La duración de este nuevo auge dependerá, a su juicio, de la situación de instalaciones deportivas cerradas como los gimnasios y de la incidencia del ciclismo urbano.

El detallista también sostiene que el comportamiento del mercado ciclista evolucionará en función de la situación económica y laboral del país y se pregunta si, al igual que sucedió en la crisis financiera del 2008, habrá parados que invertirán su indemnización del despido, “si esta vez la hay”, en una buena bicicleta para pasar su tiempo libre.

Maestre augura una estabilización de la demanda a partir del mes de octubre, pero se muestra convencido de que entre un 20 y un 25% de los nuevos usuarios seguirán usando la bici, bien en los desplazamientos cotidianos o como práctica deportiva. Un porcentaje “muy positivo” que, tal como resalta, permitirá un crecimiento del mercado.

Vuelta a las ventas habituales

Las ventas de los establecimientos Maestre han vuelto al mix habitual. Su responsable comenta que las bicis de gama baja, de menos de 1.000-1.500 euros, “se han movido pero no son nuestro producto habitual, es un mercado de grandes superficies o tiendas más pequeñas, pero no es una opción para nuestros clientes”. La enseña está vendiendo bicicletas de gama media y alta, tanto eléctricas como convencionales, tanto para sus clientes habituales como nuevos usuarios que se han aficionado a la bici con el desconfinamiento y ahora quieren “dar un paso más” y comprarse una bici de gama superior.

Las tiendas que no hayan programado se van a quedar sin bicis

Maestre Bikes ya está recibiendo novedades de la gama 2021 de las marcas de bicicletas con las que trabaja, Specialized y Orbea. Eso sí, señala que en algunos modelos de menos de 1.500 euros de PVP hay roturas de stock de las nuevas colecciones y no habrá bicis disponibles hasta dentro de unos meses. “Las tiendas que no hayan programado se van a quedar sin bicis”, advierte.

Reconversión de las tiendas hacia talleres

Tal como defendía el pasado mes de abril en CMDsport, Maestre contempla que muchas tiendas se van a reconvertir en talleres post venta, un negocio en que “no faltará trabajo”. Eso sí, incide en que esta tarea también dependerá de los recambios de las marcas, por lo que “no todos los talleres van a poder arreglar cualquier sello”.

En su opinión, la exigencia de las programaciones y la tendencia de las propias marcas hacia la venta online reforzará esta reconversión de la distribución ciclista.

Respiro para los márgenes

El detallista reconoce que la ‘locura’ de ventas de ciclismo en el post confinamiento ha dado alas a muchas tiendas de bicis y destaca, además, que la fuerte demanda ha dado un respiro a los márgenes. “Aquellas tiendas que hacían descuentos en bicicletas de 500 euros han podido abandonar esta práctica gracias a que se ha vendido todo”, argumenta.

Maestre hace hincapié en que el negocio del ciclismo “no se sostiene sin márgenes”, que son “los que nos permiten tener una plantilla especializada e invertir en dar el mejor servicio al cliente”.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo