ESENCI@L

El gasto medio por consumidor se situó en 294 euros

Menos españoles compraron productos de ciclismo en el último año

ciclismo

(14-9-2016). Un 14% de los consumidores encuestados compró algún producto de ciclismo en los últimos 12 meses, lo que supone un ligero descenso frente al 19% del año pasado.

Cetelem ha presentado los datos del Observatorio de la Bicicleta 2016 que, en esta tercera edición, se ha elaborado en colaboración con la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE). El estudio recoge algunos de los datos publicados el pasado mes de junio en el informe ‘El sector de la bicicleta en cifras’ de AMBE, que cifraba el sell out de ciclismo en España en 2015 en 1.471,2 millones de euros. El año pasado se vendieron en nuestro país un total de 1.103.839 bicicletas, lo que representa un 1,4% más que en 2014.

El Observatorio Cetelem de la Bicicleta 2016 señala que un 14% de los consumidores encuestados ha declarado haber comprado algún producto relacionado con el ciclismo en los últimos 12 meses frente al 19% del año anterior. Por edades, el grupo más numeroso de consumidores de ciclismo se situó entre los 25 y los 34 años, representando un 20% del total.

Las bicicletas, el producto más demandado

Entre los españoles encuestados que afirma haber adquirido algún producto relacionado con el ciclismo en los últimos 12 meses, el 48% compró alguna bici, seguido por el calzado (35%), mientras que los cascos y componentes (23%) ocuparon el tercer lugar. El textil ostenta el cuarto lugar (22%), seguido por las herramientas (8%).

Más ventas en el canal offline

Los datos del observatorio indican que los consumidores de ciclismo españoles prefieren la tienda física frente a Internet. El textil es el segmento que más tirón tendría en la venta online.

En cuanto al tipo de establecimiento físico elegido, un 48% de los consumidores se decantó por las tiendas especializadas, mientras que un 44% compró en las cadenas multideporte y un 24%, en grandes superficies. En el caso de las bicicletas, el porcentaje de compras en los comercios especialistas fue mayor y se elevó hasta el 68% frente al 22% de las cadenas multideporte y el 16% de las grandes superficies.

El precio, factor clave en la decisión de compra

El informe plasma cuáles son los principales factores de compra según la categoría de producto, con supremacía del precio en todas ellas. En el caso de la compra de bicicletas, y con independencia del canal, los consumidores buscan precio (90%), calidad (53%) y variedad de productos (39%). Curiosamente, según el estudio, el precio de las bicicletas cobra más importancia en el caso de las tiendas especialistas offline (89%) que en el canal online (84%), si bien el valor más alto se registra en las cadenas multideporte (91%).

Gasto medio

El gasto medio de los españoles en productos de ciclismo en el último año se situó en 294 euros. Por canales, el gasto medio en los operadores físicos ascendió a 308 euros, mientras que fue de 265 euros en las tiendas online.

Por productos, las bicicletas acapararon el mayor gasto medio (413 euros), seguidas por el calzado (90 euros), los componentes (86 euros), el textil (81 euros), las herramientas (58 euros) y los cascos (55 euros).

El gasto medio por la compra de bicicletas en el canal offline fue de 519 euros frente a los 367 euros de media desembolsados en las tiendas online. Las únicas categorías de producto donde los consumidores gastaron más en los operadores de Internet que en la tienda física fueron los cascos (76 euros frente a 55) y en el textil (85 euros versus 68).

Casi el 60% de los españoles poseen una bicicleta

El 59,5% de los encuestados afirma tener una bicicleta, una cifra muy alta pero aún lejana a la de otros países europeos. Si en 2015 el 88% de los propietarios de bicicletas afirmaron que preferían comprar en tiendas multimarca frente al 12% que se decantaban por las monomarca, en 2016 los primeros se elevaron hasta el 84%.

El estudio recoge un ligero descenso del uso de la bici como medio de transporte diario. Si en 2015 un 30% de los usuarios declararon utilizar la bici en sus desplazamientos cotidianos, este año el porcentaje se redujo al 28%, lo que, según el estudio, pone de manifiesto la demanda de mejora de infraestructuras.

La principal razón para no usar la bici para ir a trabajar es la distancia del trabajo a casa (60%), seguida por la seguridad vial (31%), la falta de vestuarios y duchas en el trabajo (18%), la falta de aparcamientos seguros (15%), la orografía (11%), la falta de motivación o apoyo por falta de la empresa (10%) y otros motivos (5%).

A la hora de señalar qué es lo que más echan de menos en sus municipios para utilizar más la bicicleta, los dos aspectos más mencionados, al igual que en 2015, son unas mejores infraestructuras y un mayor respeto al ciclista.

También cabe destacar que el 70% de los consumidores españoles encuestados que tienen bicicleta dicen conocer lo que es una bici eléctrica.


No hay comentarios

Añade el tuyo