ESENCI@L

“Hay que ser consciente de tus posibilidades”, dice el propietario

Millabikes insta a las pequeñas tiendas a racionalizar las programaciones

Víctor Mariño- Millabikes

El propietario de Millabikes, Víctor Mariño, cuenta con un local de 200 metros cuadrados de superficie a las afueras de Santiago de Compostela.

(12-7-2018). El propietario de Millabikes, Víctor Mariño, considera que las pequeñas tiendas ciclistas deberían ser conscientes de sus posibilidades y evitar “ahogarse” con las programaciones de las marcas. “En un momento de parón en el mercado ciclista, hay que ir con los pies en la tierra”, asegura.

Con 200 metros cuadrados de superficie, Millabikes está situada a las afueras de Santiago de Compostela, se abrió en marzo de 2016 y cuenta con un único empleado e impulsor, Víctor Mariño. El minorista es consciente de las dificultades del mercado, y de hecho, asegura que en el último año han cerrado 4 comercios especialistas en ciclismo en su zona.

“Lo que intento es no ahorcarme con las programaciones, hablo con las marcas para que nos ayudemos mutuamente. Cuando hay movimiento en el mercado, es muy fácil poder invertir, pero ahora hay que ser consciente de tus posibilidades”, recalca el propietario.

Según Mariño, las pequeñas tiendas que programan bicicletas por encima de sus posibilidades no tienen más remedio que sacarse el producto de en medio con posterioridad, aportando su granito de arena a la agresiva guerra de precios y contribuyendo a la devaluación de ciertas marcas o productos. Por el hecho de acceder a unos descuentos iniciales que son atractivos, los detallistas acaban vendiendo sin beneficio, considera Mariño.

Su estrategia es la de racionalizar las programaciones al máximo, aunque el margen de compra se menor, “y a medida que vaya vendiendo las bicicletas ya pediré más al proveedor”. “¿De qué te vale tener un producto top si no te lo puedes permitir?”, se pregunta el minorista.

Desde Millabikes son conscientes que tener marcas de renombre del canal ciclista puede servir como polo de atracción de clientes, si bien puntualizan que éstas enseñas “te exigen una mayor inversión, que es arriesgada”.

Diferenciación

Mariño asegura que el primer trimestre de 2018 fue “muy flojo”, mientras que en el segundo “las ventas se han empezado a activar”. Ante estos altibajos, el minorista apuesta por el asesoramiento al cliente, servicios como el taller o el lavado de bicicletas, y productos que “te den un rasgo distintivo”. “No es fácil diferenciarte de la competencia pero es clave”, sostiene.

“De momento vamos sobreviviendo, el mercado está parado en todos lados y muchas tiendas cierran matando con el objetivo de recuperar algo del dinero invertido”, continua el minorista. La consecuencia lógica es que “se lanzan ofertas muy agresivas que limitan las posibilidades de negocio”, afirma.

El propietario nota una reducción de márgenes comerciales, especialmente en la venta de bicicletas “porque hay una sobreoferta”. “Algunas se venden perdiendo dinero, yo intento no entrar en ese trapo, hay que liquidar lo viejo pero no se puede depreciar el producto”, prosigue.

Escaparate web

Millabikes cuenta también con una tienda online que está bien posicionada en el ranking periódico elaborado por CMDsport. Según declara el minorista, el e-commerce consigue ventas por sí mismo pero no son muy significativas en relación al volumen de negocio global.

En cambio, la web “sí que fomenta que haya más ventas en la tienda offline porque muchos clientes vienen con la información ya recopilada”. Por lo tanto, Mariño se plantea la plataforma online como “un trabajo de imagen de marca, para enseñar nuestro catálogo a un público más amplio”.


No hay comentarios

Añade el tuyo