X
    Categories: CMD Ciclismo

Pasión Ciclista explota el retail experiencial como apuesta de futuro

El propietario de la tienda Pasión Ciclista de Logroño confía en repetir este año la facturación del pasado 2021, que se elevó a 1,5 millones de euros.

En esa triple dirección se dirige la tienda Pasión Ciclista tras trasladarse a un nuevo local  de 1.916 metros cuadrados, lo que sitúa a este establecimiento de Logroño como el más grande del retail ciclista de La Rioja y en el top 10 de las mayores de España. Ruíz afirma que “hemos aprovechado el traslado para hacer más fuerte la línea de negocio de servicios, explotándola como apuesta de futuro”.

Según explica Ruíz, de momento, Pasión Ciclista ofrece un servicio biomecánico y una amplia oferta de alquiler de bicicletas. Asimismo, la enseña prepara el lanzamiento de un servicio con entrenador personal, realizando entrenamientos en las instalaciones de la tienda.

Otra actividad en fase de desarrollo es la organización de eventos relacionados con el turismo y el deporte.

TALLER DE CASI 700 METROS CUADRADOS

Además, el nuevo local ha reservado un espacio de 100 metros cuadrados para instalar una cafetería, todavía no operativa, que buscará ser punto de reunión de aficionados y profesionales del ciclismo.

El resto del espacio se divide en 857 metros cuadrados de superficie de venta (distribuidos en dos plantas); un taller de 668 metros cuadrados; una sala polivalente de 97 metros cuadrados; un almacén de 70 metros cuadrados; y una zona de vestuarios de 75 metros cuadrados.

Pasio Ciclista dispone de 857 metros cuadrados para la exposición de producto distribuidos en dos plantas.

Más demanda en la megatienda

El nuevo establecimiento de Pasión Ciclista es cinco veces más grande que el anterior. Ello, según Ruíz, “permite ser más operativos y mejorar el rendimiento del trabajo”.

Además, disponer de una mayor exposición de bicicletas está repercutiendo en una mayor afluencia de gente. Disponer de aparcamiento propio, en una ubicación de fácil acceso también ayuda, señala Ruíz. El área de influencia de Pasión Ciclista se extiende a Logroño, su área metropolitana y, en menor medida, a localidades cercanas.

Desde la apertura de la nueva tienda, el pasado mes de junio, Pasión Ciclista ha experimentado un aumento de ventas y un crecimiento de la actividad de taller. “El taller está a tope. En la anterior tienda no habríamos tenido suficiente espacio para asumir todo el trabajo que estamos teniendo”, afirma Ruíz cifrando el crecimiento de esa actividad en torno a un 35%.

LAS TIENDAS INTERMEDIAS, EN PELIGRO

El detallista valora muy positivamente el paso de los 400 metros cuadrados de la anterior tienda a los casi 2.000 de la actual. En su opinión, se va a acentuar una tendencia a la polarización en el sector del retail ciclista.

Ruíz cree que peligra la continuidad de las tiendas de tamaño intermedio. El detallista prevé que quedarán, por un lado, tiendas pequeñas de autoempleo básicamente centradas en taller y, por otro lado, grandes tiendas con mucho exposición y servicios.

Facturando a nivel de 2021

Ruíz afirma que, a estas alturas de 2022, los ingresos del negocio están igualando cifras del año pasado en las mismas fechas. El detallista se muestra optimista respecto a lo que queda de año, recordando que “la bicicleta sale fortalecida en tiempos de crisis”.  Confía en repetir la facturación de 2021, que se elevó a 1,5 millones de euros.

Recordando que 2020 y 2021 fueron años anómalos por las circunstancias de pandemia, Ruíz prefiere comparar cifras de resultados con tiempos pre-pandemia. Así, respecto a 2019, la previsión de crecimiento para este 2022 se sitúa en un 15%.

No obstante, el detallista apunta que “debemos ser conscientes de que, actualmente, una parte del crecimiento de la facturación está ligado al aumento de un 10% de los precios”.

Sobre stocks y guerras de precios

Tras las escasez de bicicletas en tiempos de pandemia, Ruíz manifiesta que “ahora el problema reside en que las tiendas están sobre-estocando”. El detallista asegura que “nosotros fuimos bastante prudentes en las programaciones, pero la información que nos llega es de exceso de bicicletas en muchas tiendas”.

Ruíz afirma que existe peligro de guerras de precios ya que las tiendas “van a bajar precios cuando tengan un inmovilizado que les resulte insostenible”.

El detallista concluye  que “las tiendas tenemos que cuidar mucho los costes estructurales y los costes de inmovilizado para hacer frente a los retos de la situación actual”.

TONI CARPIO :