ESENCI@L

El ‘problema’ con los mecánicos de bicicletas: ¿fichar o fidelizar?

CMDsport mecánicos bicicletas

La ausencia de una formación reglada dificulta la contratación de mecánicos de bicicletas.

(17-3-2016). La falta de una formación reglada en mecánica de bicicletas dificulta la contratación de profesionales cualificados. Pero las tiendas añaden que el problema también se extiende después a la fidelización.

En los últimos años han surgido algunas escuelas privadas con cursos para formar mecánicos de bicicletas que intentan adaptarse a las necesidades de los talleres de ciclismo. Pero la inexistencia de una formación oficial y reglada se lo pone difícil a los comercios ciclistas, que no disponen de una ‘cantera’ a la que dirigirse para buscar profesionales.

Pere Cahué, propietario de Probike, lamenta que “a día de hoy no hay una escuela de la que realmente salgan alumnos formados como para comenzar a ser productivos”. También Javier Gallego, propietario de Bicicletas Gallego, señala que falta formación: “Es cierto que han surgido algunas escuelas, pero, en general, falta profesionalidad, práctica y experiencia”.

Por su parte, Carles Narcís, de Biciescapa, explica que las tiendas no tienen dónde acudir para encontrar mecánicos. “Muchas veces –precisa- la opción es buscar al mecánico de la competencia, pero la mayoría de los negocios no tienen margen suficiente para hacerle una oferta salarial más atractiva”.

La formación no lo es todo

Todos los detallistas consultados aluden a las carencias en la formación como una de las principales causas para fichar mecánicos de bicicletas cualificados, pero también advierten que esto tampoco sería la solución al 100%. Enrique Aguado, propietario de Enbici –que alberga el primer Shimano Service Center de España- se muestra convencido de que los problemas que surgen en el taller se van aprendiendo día a día, con la práctica. De ahí que el minorista opina que una formación reglada en mecánica de bicicletas podría ayudar, pero no solventaría la situación. En su caso, asegura que prefieren mecánicos que no estén muy formados para amoldarlos a su manera de trabajar.

A esto hay que añadir la constante evolución de las bicicletas. Cahué observa que, en la actualidad, “para ser mecánico de bicicletas, con tanta tecnología, hacen falta, como mínimo, dos años de experiencia. Esto tiene un coste elevadísimo para la empresa, puesto que, además, ya no existe legalmente la figura del aprendiz”.

Narcís está de acuerdo en la necesidad de un reciclaje continuo, con la consiguiente inversión para la tienda, y cree que esto afecta más a los puntos de venta que ofrecen producto de gama alta porque es precisamente el que evoluciona más rápido. En estos casos, subraya que es fundamental la colaboración de los proveedores para formar al punto de venta sobre las novedades.

Fidelización de los mecánicos de bicicletas

José Luis del Rey, propietario de CDR Eibar, asegura que en el País Vasco, con fuerte tradición ciclista, no es muy complicado encontrar mecánicos de bicis: “Marcas como Orbea apuestan por el aprendizaje y también ha habido iniciativas desde el Gobierno vasco para poner en marcha plataformas de formación”, asegura.

En su opinión, el problema es más bien fidelizarlos, ya que el taller es difícilmente rentable: “Ni los honorarios ni los horarios incentivan a los chavales, que, además, se preguntan hasta dónde van a poder crecer con este tipo de trabajo”. Muchas veces, sobre todo con el ‘boom’ de nuevas aperturas, sucede que, tras un periodo de formación, el mecánico se acaba estableciendo por su cuenta.

Carles Narcís matiza que los establecimientos grandes tienen más facilidades para retener a sus mecánicos porque pueden ofrecer más estímulos a nivel formativo y de producto que una tienda pequeña. Eso sí, comparte que “el riesgo de que se puedan marchar y montar su propio taller existe, pero igual que en muchos otros sectores”.

Enrique Aguado añade que hay comercios que firman contratos de confidencialidad con sus mecánicos, de manera que, si después van a trabajar a otro taller, se comprometen a no desvelar ni aplicar los métodos de trabajo aprendidos.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. El Observador

    “En su opinión, el problema es más bien fidelizarlos, ya que el taller es difícilmente rentable: […]”

    Pero si todo el mundo sabe que en una tienda de bicicletas lo más rentable con diferencia es el taller…

    Otra cosa es que al chaval que entra se le pretenda pagar 3 euros la hora y, lógicamente, a los 2 meses se largue.


Publicar un nuevo comentario.