ESENCI@L

El comercio valora positivamente su alianza con Camp Base

Ravet Bike: “Cada vez tenemos menos tiempo para vender las bicis de temporada a PVP”

ravet bike

Los hermanos Manel (izda.) y Lluís (dcha.) Ravet son los fundadores de Ravet Bike.

(14-5-2019). Son declaraciones de Lluís Ravet, copropietario de Ravet Bike. La enseña cuenta con dos puntos de venta, uno de ellos inaugurado hace casi dos años de la mano del operador de montaña Camp Base.

Ravet Bike tiene 22 años de trayectoria. La enseña cuenta a día de hoy con una tienda propia en Granollers (Barcelona), de 450 metros cuadrados, y otra inaugurada hace dos años junto a Camp Base en Parets del Vallès (Barcelona). Esta última, bautizada como Ravet Bike Camp Base, se ubica en un local de 1.000 metros cuadrados, de los que 500 se destinan a ciclismo y los otros 500 a outdoor. Lluís Ravet valora muy satisfactoriamente la alianza con el operador de montaña: “El mercado ciclista está en plena transformación y la asociación con una empresa tan potente como Camp Base refuerza nuestro posicionamiento”.

El cofundador de Ravet Bike explica que este negocio conjunto les ha permitido ampliar su público objetivo y llegar a un tipo de cliente diferente. “En nuestra tienda de Granollers se trata de un practicante más competitivo que compra una gama media-alta. El comercio de Parets recibe a un cliente que practica más deportes y para el que la bicicleta no es la prioridad. Hemos comprobado que hay muchas sinergias entre el consumidor de ciclismo y el de outdoor”, precisa. El detallista incide en que Camp Base –que cuenta con 10 tiendas offline de montaña más la plataforma online- está realizando una fuerte expansión y que Ravet Bike se beneficia de la estructura, el equipo y fortaleza de su socio.

Hemos encontrado el aliado perfecto para seguir un camino conjunto y continuar creciendo

“Hemos encontrado el aliado perfecto para seguir un camino conjunto y continuar creciendo”, subraya Ravet, quien afirma que, por el momento, no hay planes para abrir nuevos puntos de venta de ciclismo de forma conjunta. No obstante, recuerda que Camp Base anunció en su día “que no se conformaría con una única tienda de ciclismo” y no descarta nuevos movimientos en este sentido.

2018: Un año duro

Ravet Bike no estuvo exenta de las dificultades que atravesó el mercado ciclista en 2018. Su responsable resuelve que “fue un año duro y todavía estamos arrastrando las consecuencias”. Recuerda que las condiciones climatológicas del invierno y la primavera no acompañaron a la venta de bicicletas, pero también hace hincapié en el marcado entorno competitivo del sector: “Hay muchos operadores nuevos, que hacen ruido durante unos años y ofrecen grandes descuentos, pero creo que luego todas las cosas vuelven a su sitio. Para nosotros los competidores más importantes son las tiendas más serias en precios, ya que, al mismo tiempo, son un ejemplo a seguir”.

Necesitamos una buena criba de comercios y de suministradores

A su juicio, el mercado ciclista acusa un exceso de oferta, tanto de puntos de venta como de proveedores. “Necesitamos una buena criba de comercios y de suministradores”, defiende Ravet, quien señala que el amplio abanico de marcas disponibles, tanto de bicicletas como de accesorios o nutrición, alimenta la apertura de tiendas.

Éxito de las eléctricas

Las eléctricas también están triunfando en Ravet Bike y han llegado a alcanzar el 70% de la facturación de determinadas marcas de bicicletas. “Trabajamos con unos sellos muy bien posicionados desde hace años y que cuentan con una excelente gama de ebikes”, destaca. El problema con esta categoría, según objeta, es que requieren una alta disponibilidad de stock en tienda y que hay que hilar muy fino con las programaciones.

Pero se muestra convencido de que “ahora mismo son una tabla de salvación”. “Las ventas de carretera se habían mostrado muy dinámicas durante unos años y ahora se han frenado, por lo que las eléctricas han servido para compensar”, argumenta. Ravet cree que esta categoría aún no ha tocado techo y que se está extendiendo a todo tipo de públicos.

Meses con menos disponibilidad de bicis

El copropietario de Ravet Bike aprecia que los proveedores avanzan cada vez más las presentaciones de las colecciones de nueva temporada. “En el caso de las eléctricas no es un problema porque las marcas van cortas de stock y se necesitan plazos más largos, pero con las bicis convencionales, cada vez tenemos menos tiempo para venderlas a PVP”, indica. Dice que la campaña ‘oficial’ de liquidaciones aún no ha comenzado este año, pero “el problema es que ahora vienen unos meses, coincidiendo con la antesala del verano, en los que los proveedores van cortos de bicicletas. Los modelos más exitosos de la temporada actual están agotados y es pronto para recibir los del año que viene. Las marcas deberían tenerlo en cuenta porque siempre acabamos perdiendo ventas”.

El futuro, incierto

Ravet estima que es complicado determinar cuál es el futuro de la distribución ciclista porque el mercado se comporta de una manera diferente cada año. En su opinión, es clave disponer de un stock controlado y asociarse con marcas que respeten al punto de venta y que no estén “reventadas de precio” por Internet. Asimismo, dirime que “cada vez se habla más de que el futuro será online, pero nadie sabe a ciencia cierta cuál será el modelo de distribución imperante”.


No hay comentarios

Añade el tuyo