ESENCI@L

En 2021 creció un 36% alcanzando los 6,51 millones de euros

Sanferbike insta al sector a gestionar “con coherencia” un posible escenario de sobreoferta de bicicletas

“Sería una pena echar al traste todo lo ganado los dos últimos años”

ceo-sanferbike-julio-sánchez-bis

Julio Sánchez, CEO de la cadena de tiendas de ciclismo, Sanferbike, asegura que su facturación de los dos primeros meses de este 2022, así como la del último trimestre del pasado 2021, "ha sido superior a la los periodos homónimos anteriores".

(22-2-2022). Pese a haber crecido un 36% en 2021, en relación a 2020, el CEO de la cadena Sanferbike, Julio Sánchez, reconoce como “el escenario más preocupante” para el retail ciclista el de “sobre oferta de bicicletas deportivas, ahora que parece que la demanda se va estabilizando”. Ante éste, Sánchez insta a todo el sector a gestionar “con coherencia” dicho escenario.

¿Qué resultados registró Sanferbike el pasado 2021?

El pasado 2021 volvió a resultar un año de record, con un crecimiento en facturación incluso superior al fantástico 2020. En ese sentido, en 2021 crecimos un 36%, en relación a 2020, tras alcanzar una facturación de 6,51 millones de euros (sin incluir IVA).

La facturación de 2021 nos sitúa como una de las tiendas independientes de mayor facturación del retail ciclista español

La cifra de facturación que expone es de las relevantes del retail ciclista…

Creo que ese dato nos sitúa como una de las tiendas independientes de mayor facturación en el país. Sin lugar a dudas, seguimos a mucha distancia de los dos grandes grupos conocidos. De todos modos, pienso que el dato más relevante ha sido el aumento de nuestro beneficio neto que ha sido el más importante de toda nuestra trayectoria.

Tras los datos de 2021, cómo afrontan este 2022?

Los resultados de 2021, sumados a los del año anterior, nos permitirán afrontar con mayores garantías los hitos marcados en nuestra ambiciosa hoja de ruta, acortando los tiempos en el calendario y reforzando aún más nuestra estructura y posición en el mercado.

Llevamos casi dos meses ya de este 2022. ¿Cómo les ha ido el arranque de ejercicio?

Este 2022 ha comenzado popiciándonos muy buenas sensaciones. Pese a la incertidumbre y el cierto pesimismo del sector reinante desde el pasado otoño, nuestra facturación de estos dos primeros meses de 2022, así como la del último trimestre de 2021 ha resultado superior a la del mismo periodo del año pasado. En base a ello, no tenemos indicios ni indicadores que puedan hacernos pensar que este 2022 no pueda volver a ser un magnífico año.

En cualquier caso, mantenemos los pies en el suelo y estamos trabajando desde el año pasado en diferentes estrategias para afrontar diferentes escenarios e, incluso, eludir o amortiguar una posible recesión de ventas que pudiera producirse en el sector.

Este 2022 tendremos una nueva web con nuevas y sorprendentes funcionalidades

¿Qué objetivos se han fijado para este 2022?

Los principales son la mejora de nuestro sistema de planificación de recursos empresariales (ERP),  la implementación de un nuevo sistema de gestión con el cliente (CRM), así como una nueva web completamente renovada con nuevas y sorprendentes funcionalidades llevada a cabo por una de las empresas desarrolladoras más importantes del país. Pienso que todas estas iniciativas constituirán una buena inyección de recursos para el departamento de marketing, el equipo online y el de atención al cliente. También prevemos realizar una mejora de las instalaciones y la ampliación prácticamente de todos los equipos de trabajo para adaptarnos al creciente volumen de negocio y servicios ofrecidos.

No habla de aperturas de nuevas tiendas, o de posibles alianzas estratégicas con otros operadores…

Pese a haber valorado diferentes opciones, tan solo podemos afirmar que, por el momento, seguiremos trabajando concentrados en la consecución de objetivos al alcance de nuestra actual estructura.

El bike-boom ya es historia…

Parece que tras el boom desmedido de nuevos ciclistas que aparecieron durante la pandemia, esa afluencia de nuevos aficionados a nuestro deporte ahora no crece al mismo ritmo.

Reconozco que de los nuevos practicantes que llegaron durante los pasados dos años, algunos ya han ‘colgado’ la bici, sobre todo los que adquirieron bicicletas de primer precio en supermercados. Con todo, también es cierto que muchos de ellos se han quedado y ya están comenzando a cambiar de material tras haberse ‘enganchado’ al ciclismo, o lo harán en breve.

El número total de aficionados se mantiene por encima del que teníamos hace dos años

¿Cuál es su percepción de la dimensión del mercado ciclista actual: hay más o menos practicantes?

La realidad es que el número total de aficionados se mantiene por encima del que teníamos hace dos años, es decir, antes de la pandemia, y aunque a menor ritmo del esperado, cada vez se van sumando más usuarios en el ámbito de la movilidad. Éste es un fenómeno que tiene un horizonte muy prometedor, ya que en España, por ahora, apenas está eclosionando tímidamente.

El ciudadano está cada vez más concienciado sobre las ventajas de una vida más saludable y sus hábitos están cambiando. Además, comienza a notarse el empuje de las administraciones hacia un modelo de transporte más sostenible, aunque sea bajo la amenaza de sanciones millonarias por incumplimiento de los protocolos anti-contaminación por parte de ayuntamientos de las principales ciudades.

Colegas suyos ya se han pronunciado a favor de la reducción del IVA para la compra de bicicletas instada desde la UE…

Comparto esa posición. Esa reducción impositiva favorecería todavía más la transición hacia los desplazamientos ecológicos.

Se muestra muy optimista ante el futuro del mercado…

El nuestro es un sector en constante evolución. Además, a lo expuesto anteriormente, se suma la implementación de la tecnología eléctrica a todas las gamas de bicicletas, así como los nuevos avances en MTB y carretera, y la aparición de nuevas disciplinas como el Gravel, lo cual también ayuda a sumar nuevos usuarios o fidelizar a los ya existentes.

En definitiva, sí, pienso que nuestro sector tiene un prometedor futuro y que éste seguirá creciendo de manera sostenida durante muchos años.

La situación actual del retail es de mucha incertidumbre ya que se barajan múltiples escenarios

¿Y al retail español de ciclismo le ve un futuro tan prometedor?
Reconozco que, aunque soy optimista ante el potencial de futuro que muestra el mercado ciclista, la situación actual del retail es de mucha incertidumbre ya que se barajan múltiples escenarios.

¿Le inquieta en especial alguno de esos escenarios?

El más preocupante para las tiendas es el de sobreoferta de bicicletas deportivas, ahora que parece que la demanda se va estabilizando. Pienso que, en general, tanto los fabricantes, como los distribuidores y las tiendas fuimos muy optimistas realizando pedidos a un año e, incluso, a un año y medio vista, estando inmersos como estábamos en un momento de euforia. Ahora, todas esas bicis programadas irán llegando y llegarán en un momento en el que el ritmo de venta parece haberse ralentizado.

Sin duda, la capacidad real de producción y distribución de las marcas, el pulmón financiero de las tiendas para poder absorber esa cantidad de bicicletas, y la flexibilidad de suministradores y detallistas, serán los factores que determinarán la evolución de ese posible y amenazador escenario. Pienso que todos los eslabones implicados deberíamos estar preparados para conseguir actuar de la manera más coherente.

Es imprescindible evitar que cunda el pánico en cuanto notemos la más mínima recesión

¿Qué propone?

Lo ideal sería que las entregas se fueran dosificando durante el año, en virtud de la demanda de las tiendas y acompasadas al ritmo de sus ventas. Sin duda, es imprescindible evitar que cunda el pánico en cuanto notemos la más mínima recesión.

La experiencia  me dice que, lamentablemente, en el caso de sobreoferta es poco previsible que impere la calma y que ello propicie que muchas tiendas, de todos los tamaños, se vean obligadas a rechazar, devolver o liquidar parte de esas bicicletas ante la incapacidad de acomodarlas al ritmo deseado por las marcas.

Lo que vaticina ya sucedía en la época prepandemia…

Efectivamente, eso ya ocurría en el periodo prepandemia. Pero, por aquel entonces, las tiendas solíamos programar en torno al 30%-40% de las bicis que finalmente éramos capaces de vender.

Sin embargo, las proporciones de las últimas programaciones realizadas no obedecen a esos porcentajes que usted cita…

Así es. En el escenario actual todos hemos programado, como mínimo, el 100% de las bicis que esperamos vender para evitar ver reducida la facturación, o incluso, se ha programado más, en el caso de haber presupuestado un determinado incremento de la facturación.

A aquellas tiendas y cadenas que no cuenten con los valores que exige el actual escenario les puede resultar muy difícil salir adelante

En base a lo que expone, es presagiable que se agudice la polarización en el retail ciclista español y que, incluso, caigan tiendas, ¿no?

En este escenario, las cadenas y tiendas más grandes, mejor posicionadas, con mayor notoriedad online, con mayor capacidad financiera, con mejor aprovisionamiento y con mayor control sobre el stock serán las más beneficiadas por esta situación de incertidumbre. En cambio, aquellas enseñas y tiendas que no gocen de esos valores que citaba, este escenario les puede resultar muy difícil de manejar.

¿Cuál sería su mensaje al sector?

Es responsabilidad de toda la cadena evitar una situación tan perjudicial para todo el sector. Sería una pena echar al traste todo lo conseguido en los dos últimos años. Durante éstos se han reducido de manera drástica los grandes descuentos generalizados y, por tanto, han aumentado significativamente la rentabilidad y la solvencia de todos los negocios que han sabido adaptarse y aprovechar la coyuntura.


No hay comentarios

Añade el tuyo