ESENCI@L

La filial se propone mejorar su servicio

Shimano Iberia factura 50 millones de euros en su primer año de singladura

eduardo-roldan-ceo-shimano-iberia-bis

Eduardo Roldán acaba de ser designado por Shimano máximo responsable de los mercados del sur de Europa, lo cual supone que, a sus responsabilidades sobre los mercados español, italiano, tunecino y maltés, ha añadido la del mercado turco.

(11-1-2022). Shimano Iberia ha concluido su primer año de singladura con una facturación de 50 millones de euros, lo cual, según su máximo responsable, Eduardo Roldán, “ha supuesto superar nuestras propias previsiones”. El directivo anuncia mejoras de servicio para este 2022.

Eduardo Roldán ha concluido con ‘nota’ su primer año al frente de la filial de Shimano en el mercado ibérico. El directivo, junto a su equipo, ha conseguido que la compañía facturase en torno a los 50 millones de euros. “Las cifras no están completamente cerradas todavía, pero el dato girará en torno a esta cantidad”, ha precisado Roldán. De dicha cifra, la mayor parte habría procedido de la división de ciclismo y el resto (en torno a un 20%), de la de pesca.

Con todo, el ejecutivo se ha mostrado “satisfecho” de los resultados, los cuales ha reconocido que “han superado de mucho nuestras previsiones, pero ello también ha sido a consecuencia de que la demanda de la división de ciclismo durante 2021 fue entre cuatro y cinco veces superior a la que habíamos previsto”.

Esa demanda disparada ha propiciado, según ha reconocido el directivo “por un lado, una facturación muy relevante, pero por el otro lado, hemos constatado que este 2022 deberemos mejorar cosas”.

OBJETIVOS PRIORITARIOS PARA 2022

En base a ello, el directivo ha destacado como objetivos prioritarios de la filial del mercado ibérico para este ejercicio el disponer de producto cuando lo quiera el cliente, y tanto en tiempo como en cantidad, en primera instancia; en segunda, acortar los plazos de programación o planificación en aras de ir recuperando progresivamente el tradicional servicio ‘just in time’ de la compañía; en tercera instancia, ofrecer una información más fiable de cuando llegará el producto al cliente; y, en cuarta, desarrollar más y mejor la red de Shimano Service Centers.

Durante el pasado 2021, Shimano incrementó a nivel internacional en un 50% su capacidad de producción del año 2020. Para este 2022, según ha anunciado Eduardo Roldán, “nuestro objetivo es incrementar esa capacidad de producción en un 20%”. De ello se derivaría, según ha anotado, que “en dos años incrementaremos nuestra capacidad productiva en un índice acumulado del 70% en relación al año 2020”.

UN 2022 DE RACIONALIZACION DE LA DEMANDA

Roldán pronostica que durante este 2022 la demanda irá racionalizándose y que ello les permitirá optimizar su servicio progresivamente. El ejecutivo ha reconocido su desazón por los inconvenientes sufridos a lo largo de 2021 por sus clientes, pero ha subrayado que “aquellos problemas se debieron, principalmente, a la desaforada demanda imperante”.

La filial española de Shimano es la segunda que Roldán abre de dicha enseña. La primera la abrió en Italia en 2014, asumiendo en principio solamente la división de ciclismo para, en 2017, sumar la división de pesca.

La filial española ya arrancó con ambas divisiones (la de ciclismo y la de pesca) operativas. El directivo ha reconocido que “no es fácil abrir una compañía partiendo desde cero”, pero tras ello, ha destacado “la labor de todo el equipo de personas que han hecho posible un arranque tan positivo de la empresa”.

PROMOCIÓN INTERNACIONAL

Desde el pasado primero de enero, la casa madre de Shimano ha designado a Eduardo Roldán máximo responsable de Shimano para el sur de Europa. Ello supone que, desde entonces, el ejecutivo es el máximo responsable de la enseña en Italia, España, Portugal, Túnez, Malta y, asimismo, de Turquía.

España concluyó el pasado 2021 como sexto mercado europeo de Shimano. Por delante suyo figuraron Alemania, Reino Unido, Italia, Francia y Benelux.

Precisamente, sobre Italia, mercado del cual él es el responsable, facturó el pasado 2021 por valor de 80 millones de euros, es decir, según Roldán, “un 25% más que en 2020”.

Para este 2022, Eduardo Roldán ha señalado que el crecimiento de la filial ibérica se sitúa en un 20%, lo cual supondría rebasar los 50 millones de euros.

Roldán ha señalado que “ese objetivo de crecimiento es el más elevado planteado por las diversas filiales de Shimano en Europa”.

Eduardo Roldán se muestra convencido de que “aunque no se presagien nuevos disparos de la demanda, es indudable que el mercado ciclista español es mayor que el que había antes de la pandemia y su evolución continuará siendo alcista en cuanto a la cifra de usuarios de bicicleta”.

El directivo ha mostrado una rotunda confianza en que “el impulso que están adquiriendo valores como la ecología y la sostenibilidad en nuestra sociedad supondrán un importante refuerzo para la bicicleta como medio de transporte y ello beneficiará a todo el sector”.


No hay comentarios

Añade el tuyo