ESENCI@L

Tiendas de ciclismo lamentan “tener que asumir” la subida de tarifas

subida tarifas

(28-1-2016). La mayoría de marcas de ciclismo subieron sus tarifas en la gama 2016 como consecuencia de las fluctuaciones monetarias. Diversos detallistas explican cómo han gestionado este incremento en sus tiendas.

El cambio desfavorable del euro frente al dólar llevó a algunos proveedores de ciclismo a realizar una subida de tarifas ya en los últimos meses de vigencia de la colección 2015. Otros, sin embargo, no la aplicaron hasta el lanzamiento de las nuevas gamas 2016. En algunos casos, según denuncian los minoristas, este aumento de precios vino acompañado por una bajada del margen para el comercio.

Pasados unos meses desde la introducción en el mercado de las nuevas colecciones 2016, hemos consultado a algunos detallistas líderes para ver cómo ha asumido el consumidor final este incremento y cómo lo han gestionado desde sus establecimientos. De sus respuestas se desprende que, aunque los márgenes del negocio del ciclismo eran ya muy ajustados, la mayoría de los puntos de venta no han repercutido la subida, o al menos no en su totalidad, al comprador.

Enrique Díaz, propietario de Kikebike, asegura que el cliente final no está percibiendo la subida. “Somos las tiendas las que, una vez más, nos estamos bajando los pantalones y estamos sacrificando el margen. En septiembre y octubre intentamos mantener el PVP oficial, pero hay un precio psicológico y el cliente no está dispuesto a rebasarlo”, sostiene.

Carlos González, propietario de Bicicletas Carlos, coincide en que los precios oficiales han subido “pero otra cosa son los reales”. Según percibe, “la tienda que dispone aún de material antiguo tira de él y, si no le queda, pues va haciendo ofertas de las nuevas colecciones. Creo que este año los descuentos de la nueva gama 2016 llegarán antes que nunca. El cliente final no lo nota porque no está comprando a su precio. Las tiendas tenemos que ir a rotación”.

En la misma línea, José Fresco, propietario de los Trek Bicycle Stores de Galicia, señala que “en nuestra zona, todos los comercios han reducido beneficio para adaptarse a la subida de tarifas. El cliente final tiene muy en cuenta el precio y está muy informado de dónde le dan las mejores condiciones”.

Marcas que ‘alientan’ los descuentos

Además, el detallista comenta que algunos suministradores “están alentando los descuentos lanzando modelos con precios muy ajustados. Nos guste o no, no nos queda otro remedio que adaptarnos. Estamos metidos en una vorágine de precios que, en parte, fomentan las propias marcas, que nos inundan de programación. Si no compras en programación, luego no tienes producto”.

Demasiados puntos de venta

Desde Bicicletas Borrascas, José Martínez añade que “lo que más repercute es el superávit de tiendas. Cada vez hay más intrusismo en este sector, lo que genera una mayor competencia en los precios. Y el cliente final lo sabe”. Al igual que sus colegas, constata que las marcas han subido precios pero los comercios no los están aplicando, o no al 100%. “Nosotros no podemos entrar en esa guerra porque tiene un efecto rebote. Estamos a la expectativa de ver cómo termina la temporada 2016”, manifiesta.

Marcas y cliente final, los beneficiarios

La tiendas preguntadas están de acuerdo en apuntar hacia los proveedores y el propio cliente final como beneficiarios de esta situación. “El comprador no nota la subida porque no está comprando el producto a su precio completo. Se beneficia el cliente final y, sobre todo, la marca, que sigue llevándose el gato al agua”.

¿Cierres?

El detallista leonés valora que esta progresiva merma del margen “tendría que repercutir sobre el cierre de tiendas, pero el invierno va pasando y los que no han cerrado ahora no creo que vayan a hacerlo en primavera”. Tal como observa, el invierno cálido y seco también está influyendo positivamente sobre el mercado ciclista.

José Fresco está de acuerdo en que “hay tiendas que lo están pasando mal, no hay apenas margen en el que moverse”. Enrique Díaz añade que “algunos comercios tendrán que cerrar y, de hecho, me consta que en mi zona alguno ya lo ha hecho”.


No hay comentarios

Añade el tuyo