ESENCI@L

Tiendas denuncian “fraudes” con los peritajes de bicicletas

peritajes

(11-6-2015). Algunos comercios de ciclismo han mostrado su malestar por la gestión de las aseguradoras cuando una bicicleta se ve implicada en un siniestro de tráfico. El comercio hace el peritaje de la bici pero muchas veces, dicen, su trabajo es en balde.

Los comercios, que han preferido no desvelar su identidad, explican que cuando un ciclista se ve implicado en un siniestro con un vehículo a motor y se dictamina que el accidente es culpa del coche, moto o camión, etc., la aseguradora de estos últimos se tiene que hacer cargo de la reparación de la bicicleta.

“Hasta aquí todo correcto -señala un detallista-, pero el sistema de gestión ha cambiado. Antes venía un perito de la compañía para evaluar los daños y hacer el peritaje; nosotros hacíamos el presupuesto, el cliente arreglaba la bici y la aseguradora nos ingresaba el dinero directamente a la tienda. Incluso el perito de la compañía nos pedía los componentes viejos para comprobar que habíamos hecho el cambio. Pero ahora el sistema ha cambiado. La aseguradora trata a los comercios como peritos independientes, nos piden un presupuesto e ingresa el dinero al cliente”.

Según sostienen los minoristas consultados, el hecho de que las aseguradoras ingresen el dinero de la reparación al cliente “provoca que muchas veces éste no vuelva a la tienda a arreglar la bici o que decida no acometer todas las operaciones de reparación detalladas en el presupuesto para quedarse así una parte de la cantidad recibida por la compañía de seguros. A veces también nos encontramos el caso de que hemos reparado la bici y el cliente nunca vuelve a por ella”.

Los detallistas lamentan que, con este sistema, “en muchas ocasiones perdemos nuestro esfuerzo y nuestro tiempo buscando los componentes, haciendo el presupuesto o incluso reparando la bicicleta para nada”.

“Potenciar el fraude”

Además, los minoristas hacen hincapié en un detalle que, en su opinión, “está potenciando el fraude”. Según precisan, si el cliente presenta la factura de reparación emitida por la tienda, recibe la cantidad estipulada con IVA. “Pero también existe la posibilidad -lamentan- de que el cliente no presente ninguna factura y entonces se le ingresa esa misma cantidad pero sin IVA. No entendemos cómo la aseguradora puede aceptar esta segunda opción”.

Fianza previa

Hay otros comercios que indican que, ante esta situación, y en función del importe de la reparación, han decidido cobrar al cliente de antemano una parte del coste del arreglo, “una fianza previa con la que nos aseguremos de que no perdemos el tiempo”. Otros detallistas se plantean informar al cliente de que se le cobrará por el peritaje y que, en caso de reparar finalmente la bicicleta, se le descontará.

Petición a AMBE

Algunos establecimientos comentan que esta situación afecta a todo el sector y sugieren a la Asociación de Marcas y Bicicletas de España, AMBE, que se reúna con las aseguradoras para intentar cambiar el sistema de tramitación de los peritajes y que las compañías dispongan de peritos especializados en bicicleta que se encarguen de evaluar los daños. “El mayor uso de la bicicleta hace que, por desgracia, las bicicletas también estén cada día más implicadas en siniestros y creemos que es absolutamente necesario que las aseguradoras tengan personal especializado en ellas”.


No hay comentarios

Añade el tuyo