ESENCI@L

QUERIDO/A PIONERO/A

Tormenta perfecta sobre el retail ciclista español

El primer trimestre arroja la peor nota del sell out de la década

tormenta-perfecta-en-el-retail-ciclista-español-bis

La contención de ventas sufrida por el canal ciclista español a raíz de la adversa meteorología del primer trimestre va a agudizar la polarización que empieza a implantarse en este canal y que propicia que cada vez una mayor cuota del mercado esté en poder de menos manos.

(17-5-2018). Las tiendas españolas de ciclismo han sido, de todos los canales de tiendas de productos deportivos, las que han acusado de un modo más desfavorable la adversa meteorología imperante a lo largo del primer trimestre. La mala campaña se ha convertido en un nuevo obstáculo para un canal sumido en una profunda transformación y que va a generar, probablemente, dramáticas consecuencias para muchos establecimientos.

Este 2018 está siendo especialmente aciago para el retail ciclista español. Ya lo reconocía el principal responsable de Scott Bikes, en España, Francis Arriba, a principios de este mes de mayo cuando calificaba de “muy duro” el primer trimestre de este año para el canal ciclista.

Posteriormente, el pasado martes, desde Cannondale, su director comercial, Guillermo Bracons, reconocía que “la adversa meteorología sufrida durante el primer trimestre había repercutido en sus ventas”.

Tanto Arribas como Bracons asumían la complejidad de la coyuntura que está atravesando el canal ciclista español y que en la edición número 403 de la revista impresa CMDsport, correspondiente a este mes de mayo, hemos recogido. En este sentido, el tradicional Barómetro del Sell Out del canal ciclista que CMDsport viene haciendo desde ya hace muchos años, ha arrojado un resultado que ha llevado a su editorial a titular el artículo “el peor arranque anual de la década”.

EL PEOR ARRANQUE DE LA DÉCADA

El titular no es ‘sensacionalista’. Simplemente refleja lo sucedido en las ventas del canal ciclista español durante el periodo enero-marzo de este 2018 y que se ha saldado con una valoración del periodo de 5,15 sobre diez. Esa calificación es la más baja registrada, como mínimo desde el año 2007.

Esa calificación ha sido fruto de haber arrojado cada uno de los meses del primer trimestre la calificación de su dinamismo en ventas más reducida desde el citado año 2007.

Para acabar de rematarlo, el mes de marzo en el cual, tradicionalmente, el sell out siempre había repuntado a raíz de la mejoría meteorológica, en esta ocasión, a causa de la continuidad del mal tiempo, apenas sufrió una leve alza. Para ejemplificar la levedad del repunte basta con señalar que, frente al 6,33 sobre diez con que fue puntuado el dinamismo en ventas de marzo del año pasado, o el 6,12 sobre diez de marzo de hace dos años, el marzo de este 2018 apenas obtuvo un 5,13 sobre diez. La reducción del calibre de la calificación es realmente sustancial.

EL CANAL DEPORTIVO MÁS PERJUDICADO

La gravedad de la desfavorable evolución del dinamismo en ventas del canal ciclista español habría resultado todavía más evidenciada si se tiene en cuenta que dicho canal fue el que acusó el mayor retroceso de la nota de su sell out trimestral’18, en relación a la nota del sell out del periodo análogo del año pasado.

De este modo, frente al 5,15 sobre diez de este 2018, la media del primer trimestre del año pasado ascendió a 5,81 sobre diez. La reducción fue de más de medio punto (0,66). Como se indicaba ningún otro canal de venta de productos deportivos del mercado español (y CMDsport evalúa trimestralmente un total de ocho canales de venta de productos deportivos) ha sufrido durante el primer trimestre de este 2018 una caída tan acusada de su media trimestral de este 2018, en relación a la registrada en el primer trimestre del año pasado.

Esa regresión ha quedado evidenciada en todas las modalidades de ciclismo De este modo, a la pregunta formulada a los detallistas que periódicamente encuesta CMDsport pidiéndoles que puntuén el rol que como dinamizadores de venta han jugado durante el trimestre disciplinas como el ciclismo de montaña, ciclismo de carretera, ciclismo urbano, ciclismo infantil, ciclismo femenino, triatlón, ciclismo freeride y trial, todas y cada una de dichas modalidades obtuvieron notas inferiores a las que obtuvieron al final del primer trimestre del año pasado. La consecuencia de ello ha sido que frente a una ‘media interdisciplinar de un 5,04 sobre diez del primer trimestre del año pasado, la ‘media interdisciplinar’ de este 2018 se ha situado en un…, ¡3,33 sobre diez!

Sin duda alguna, el canal ciclista español ha vivido una especie de ‘tormenta perfecta’. Una situación tan adversa que, como se ha indicado, ha supuesto el peor arranque anual de la década.

Este hecho está poniendo a prueba (y seguirá haciéndolo) la continuidad de no pocos establecimientos ciclistas del país. Y esta circunstancia es lógico que haya acabado repercutiendo sobre las arcas de la mayoría de proveedores del sector, aún a pesar de que, por ejemplo, Orbea declarase a finales del pasado mes de abril haber obtenido unos “resultados récord” durante el primer trimestre de esta anualidad.

ESCENARIO CADA VEZ MÁS DELICADO Y SELECTIVO

Probablemente, el ‘advenimiento’ de este primer trimestre tan adverso meteorológicamente para el ciclismo no hace sino que agravar la situación del mercado ciclista español sumido en una profunda transformación desde hace no menos de un año y medio. Y aunque pueda haber comercios con capacidad (por sus recursos económicos y su notoriedad ante el consumidor) de hacer frente a travesías difíciles es lógico creer que esos comercios son sólo una minoría y que, en cambio, la gran mayoría de establecimientos están pasándolo realmente mal.

La consecuencia de este primer trimestre tan desfavorable para las ventas de muchísimas tiendas de ciclismo es que muchas de ellas se acercan gravemente al precipicio y su continuidad en el mercado puede ser sólo cuestión de unos pocos meses.

A principios de abril preguntaba desde esta misma tribuna preguntaba a los profesionales del retail ciclista español si ya habían empezado a reaccionar ante la criba que se avecina en este canal. Una criba derivada de un escenario cada vez más exigente y selectivo que va acentuando la polarización entre los comercios ciclistas propiciando que cada vez una mayor parte del mercado esté en menos manos o, dicho de otro modo, que sólo una selecta minoría va a superar esta travesía en el desierto y, en cambio, muchos comercios se van a quedar por el camino.

Me sabe muy mal ser portador de tan dramáticas noticias. Sin embargo, en la mano de cada uno de los detallistas del canal ciclista está su supervivencia.

MOMENTO PARA MANTENER LA SERENIDAD

Trabajen por la notoriedad y la diferenciación, eviten actuaciones a la desesperada. Son momentos de mantener la cabeza fría y de optimizar la gestión de todos y cada uno de los departamentos que engloba todo comercio.

En definitiva, tal vez no todo esté perdido però sí lo estará para quien confíe en que el mercado pueda mejorar y con ello su situación particular. Los milagros no existen…

Los suscriptores de CMDsport podrán leer en la edición número 403 de la revista impresa CMDsport un amplio reportaje sobre este tema.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Publicar un nuevo comentario.