ESENCI@L

Según su propietario, el escenario favorece a los grandes operadores

Vadebicis prevé una criba de tiendas pequeñas por la falta de material

La cadena canaria potencia sus ventas al por mayor

vadebicis-pol.-industrial-san-jeronimo.-la-orotava-e1519053934539

La cadena de tiendas Vadebicis ha aumentado sus ventas en un 30% durante los tres primeros meses de 2021.

(25-3-2021). El propietario de la cadena de tiendas Vadebicis, Remigio Rovira, ve “muy posible que se acelere la criba de tiendas pequeñas en el mercado” ante el actual escenario de falta de stock, no sólo en bicicletas sino en material para taller, que suele suponer la principal vía de ingresos para muchos puntos de venta.

“Lo lógico sería que en los próximos años se produjera una desaparición de tiendas pequeñas o que muchas de ellas sean absorbidas por operadores más grandes”. Son palabras del propietario de la cadena canaria Vadebicis, Remigio Rovira, quién considera que muchas tiendas están ahora en riesgo de quedarse sin material para atender las reparaciones de taller.

“Para muchos puntos de venta, el taller supone un 70% de su facturación. Mientras dispongan de material, podrán subsistir, pero como la falta de stock persista, se encontrarán con muchas dificultades”, sostiene el detallista. Según explica, los pequeños detallistas no disponen de la capacidad financiera como para anticipar las compras a un año y medio vista, el tiempo que ahora exige la cadena de suministro ante el desabastecimiento global.

Ventas al por mayor

La falta global de material también ha impulsado la venta al por mayor de Vadebicis, que tradicionalmente ya había hecho las veces de distribuidor de productos a pequeñas tiendas de las Islas Canarias. Con el bike-boom, sin embargo, la facturación de dicha línea de negocio se ha disparado un 25%: “normalmente, los detallistas realizaban pedidos cada mes o mes y medio a los proveedores pero ahora dichos proveedores estiman un tiempo de entrega de 8 o 9 meses, de ahí que acudan a nosotros”.

El crecimiento de la línea de venta al por mayor sería todavía más notable si no fuera porque “hemos dejado de vender bicicletas a empresas que se dedican al alquiler para turistas”. Ante la falta de visitantes, la demanda se ha evaporado, a lo que se une la necesidad de Vadebicis de destinar todo el stock de bicicletas a la venta final.

Preguntado por cuánto cree que puede durar la falta de stock, Rovira estima que el suministro no se normalizará hasta 2023, si bien puntualiza que se trata de un “situación provisional provocada porque los almacenes de fabricantes, marcas y distribuidores están vacíos”.

Sobreoferta sólo en los grandes operadores

Por otro lado, Rovira sostiene que el riesgo de sobreoferta en el mercado, ante las elevadas programaciones de los detallistas, sólo concierne a los grandes operadores. El departamento comercial de Vadebicis está comprando ya bicicletas de la gama 2023, para recibirlas a finales de 2022.

Algunos modelos ni siquiera se han diseñado todavía, aunque el propietario exime de culpa a las marcas y asegura “que los proveedores facilitan la información de la que disponen”. “El momento dulce que vivimos compensa los riesgos que puedan haber en el futuro”, remarca.

La cadena de tiendas canaria registra un crecimiento de las ventas del 30% durante los tres primeros meses de 2021, gracias a la recepción continua de material que compró el verano pasado.


No hay comentarios

Añade el tuyo