ESENCI@L

La cadena estudia abrir locales con gimnasio y varias pistas

AB Fitness sondea su entrada en el mundo del pádel

La enseña aplaza a septiembre el lanzamiento de Boxxint

PHOTO-2022-02-08-14-00-52

AB Fitness ha registrado su nueva marca de entrenamiento de boxeo sin contacto, Boxxint, que espera poder lanzar en septiembre

(9-2-2022) AB Fitness prepara su entrada en el segmento del pádel. La cadena gallega de gimnasios low cost estudia añadir a su red de centros deportivos nuevas instalaciones en las que combinaría el fitness, el boxeo sin contacto, a través de su nueva marca, Boxxint, y varias pistas del pádel.

La fiebre por el pádel sigue atrayendo a nuevos operadores de gimnasios interesados en diversificar su negocio. El último interesado, la cadena de gimnasios gallega AB Fitness, que está estudiando su entrada en el sector del pádel a través de la adquisición de nuevos proyectos. Según explica el CEO de AB Fitness, José Antonio Durán, a CMDsport, están estudiando dos o tres proyectos de cara a medio plazo. 

El máximo responsable de la enseña admite que, en ningún caso, se trata de operaciones inminentes y que al no tener ningún fondo inversor detrás, las estudiarán “sin prisas”. De momento, la compañía se encuentra en fase de estudio de varios locales. 

Uno de ellos, más avanzado, un centro en Lugo con unos 800 metros cuadrados que actualmente está en fase de tramitación de licencias. Ahí ven factible disponer de dos pistas de pádel, un espacio de boxeo sin contacto y otras salas para crosstraining, clases dirigidas y musculación, entre otras.  

Además de este, manejan otros dos ofrecimientos. “La idea es montar nuestro modelo, con centro de fitness y entre dos y cuatro pistas de pádel”, señala Durán, que reconoce que por el momento “no hay ninguna opción cerrada”. 

La cadena quiere aprovechar de esta forma el tirón que vive el pádel, un deporte que permite una interesante rentabilidad para los operadores. Para AB Fitness sería “un complemento” a su actividad que les ayudaría a añadir valor a su modelo de negocio. Una actividad que, junto al fitness y al boxeo sin contacto, les ayudaría a consolidar sus centros y a protegerlos de cara a la amenaza de posibles aperturas de gimnasios low cost de otras marcas.

Los planes de expansión de algunas cadenas de bajo coste provocan que desde AB Fitness quieran medir muy bien dónde invierten para crecer. “Queremos crecer en algunas ubicaciones, pero es muy difícil y hay que ir con cuidado”, admite Durán. 

BOXXINT, APLAZADO HASTA SEPTIEMBRE

En paralelo a la apuesta por el pádel, AB Fitness sigue trabajando en el desarrollo de su nueva marca de boxeo sin contacto, Boxxint, que ya tiene registrada. Aunque su intención inicial era poder implementarla, a modo de prueba, en algunos de los siete centros que tiene durante enero o febrero, la enseña ha decidido aplazar su lanzamiento a septiembre. 

El motivo, el retraso en la entrega de los cerca del centenar de sacos que espera obtener para poder desarrollar esta actividad. Se trata de un problema común en el sector del fitness, ya que varias cadenas de gimnasios han tenido que aplazar operaciones como aperturas de nuevos centros por retrasos de entregas de materiales. 

Desde AB Fitness ven factible poder recibir los sacos a partir de junio, aunque dejarán el estreno oficial para el inicio de la campaña de abonados de septiembre para que su debut pueda tener un mayor impacto. Mientras tanto, la cadena seguirá desarrollando la metodología de entrenamiento propia de esta disciplina. La compañía espera que el impulso de esta disciplina, que está en auge en España, con una metodología propia, les ayude a impulsar la recuperación de abonados. 

FEBRERO DE RECUPERACIÓN

Al cierre del pasado mes de enero, los siete gimnasios de AB Fitness registraban un 32% menos de socios de los que tenía antes del estallido de la pandemia. Ómicron provocó “un desplome de altas” en enero, pero el inicio de febrero ha devuelto las “colas” para apuntarse a sus centros. 

La enseña espera que febrero y marzo sean dos meses positivos a nivel de captación de nuevos socios y poder acercare a verano con entre un 10% y un 15% más de socios de los que tienen ahora. Un repunte para poder afrontar la época estival, en la que suelen sufrir bajas, con más garantías, para luego poder volver a crecer a partir de septiembre y octubre. 

La idea de Durán es poder culminar este 2022 con aproximadamente un 10% menos de socios de los que tenían antes de la pandemia. Un escenario que les permitiría poder pensar en 2023 como el año de la recuperación definitiva de las cifras precovid. La apuesta por Boxxint y por el pádel, dos herramientas a través de las cuales esperan poder cumplir dicho objetivo. 


No hay comentarios

Añade el tuyo