ESENCI@L

A causa del cierre de instalaciones derivado del Covid19

Acedyr calcula una pérdida de ingresos de los clubes superior al 30%

Real-Club-Cultura-covadonga-bis

LOS QUE MEJOR HAN SALIDO. Entidades como el Real Club Cultura Covadonga (en la foto superior), el Ciudad Deportiva Amaya o el Club Natación Helios son las que mejor habrían salido del confinamiento.

(18-6-2020). El confinamiento por el Covid-19 ha llevado al límite las finanzas de los clubes. Según datos de la Asociación de Clubes y Entidades Deportivas y Recreativas (Acedyr), la pandemia provocará una disminución media de ingresos de entre el 30% y el 35% en las entidades deportivas. Un notable impacto que difícilmente salvará la temporada veraniega, por buena que ésta pueda llegar a ser.

Según expone el gerente de Acedyr, Ricardo Ruíz, “la mayoría de entidades saldrán del periodo de confinamiento con muchos problemas, pero sin un riesgo firme de cerrar. Si se hubiera alargado un mes más esta situación, hubiera habido clubes de reconocido prestigio que hubieran tenido problemas graves”.

Han caído los ingresos, pero no tanto los socios. Según la asociación, el porcentaje medio de pérdida de abonados se moverá “entre un 7% y un 8%, que es mucho más comparado con el índice habitual de esta época, que se sitúa entre un 1% o un 2%, pero podría haber sido peor”. Lo que ha evitado un mayor grado de adversidad, según Ruíz, es que las piscinas han podido abrir justo antes del inicio del verano. Algo que, hace un par de meses, no estaba nada claro.

EL TAMAÑO Y EL TERRITORIO, CLAVES

Los clubes que han salido peor parados de esta crisis son los más pequeños, aquellos urbanos cuyas instalaciones se basan en un edificio cerrado o en piscinas cubiertas y que, por tanto, han tenido más problemas para volver a abrir. Algunos, de hecho, se están encontrando dificultades para obtener financiación a través del ICO y no saben si podrán remontar. “No tenemos asegurada la viabilidad del 100% de los asociados”, admite Ruiz.

Los que mejor han resistido son aquellos clubes multideporte con grandes instalaciones y espacios al aire libre que les han permitido ofrecer rápidamente distintas actividades. “Los que tienen pistas de pádel o piscinas vivieron unos primeros días con mucha gente, pero no más del 80% o 85%, porque había gente con temor a volver. Eso se ha quedado en el subconsciente, sobre todo en los mayores de 50”, añade.

La situación geográfica también ha tenido efectos significativos, para bien y para mal. Entidades como el Real Club Cultura Covadonga, el Ciudad Deportiva Amaya o el Club Natación Helios son, según Ruiz, tres de las entidades que mejor han salido del confinamiento. No es casual que las tres pertenezcan a territorios (Asturias, Navarra y  Aragón) que han avanzado fases a un ritmo más rápido que la mayoría.

Los centros de estas y otras comunidades autónomas han ejercido de precursores del resto en la medida que les han ido nutriendo de protocolos. “No ha habido mucha prueba y error, ha sido mucha prueba y éxito”, destaca el dirigente de Acedyr, que celebra la colaboración que ha habido entre los asociados, especialmente durante los primeros meses de confinamiento.

De todos modos, Ricardo Ruíz se ha quejado de la “falta de velocidad” de las instituciones, que, según asegura, “han ido por detrás de los clubes”.

PREOCUPACIÓN CON LAS PISCINAS Y LOS CAMPUS

Aunque en algunos centros ya puedan usar desde hace casi un mes las piscinas, en Acedyr aseguran que este tipo de servicio está siendo una de las partes más difíciles de activar de los clubes por las medidas restrictivas que han tenido que seguir. En la asociación prevén que cuando se levanten estas limitaciones y empiece a hacer calor, todo volverá a la normalidad. “Los que ya llevan dos o tres semanas con las piscinas abiertas ya lo tienen superado y no tienen problemas”, matiza Ruiz.

Otro punto que genera bastante preocupación a los clubes adscritos a Acedyr son los campus y campamentos de verano. La supresión de buena parte de la oferta de estas actividades veraniegas (estiman que no se harán cerca del 75% de los campus públicos) ha provocado que haya centros en zonas como Madrid que estén registrando peticiones cinco o seis veces mayores a lo que es habitual. “La oferta ha disminuido mucho porque en muchos sitios la normativa lo pone muy difícil”, expone el responsable de Acedyr.

Los clubes, además, deberán vigilar mucho lo que ocurra en sus instalaciones en los próximos meses. “La principal preocupación es salir indemnes del verano, sin ningún caso positivo, porque eso conlleva un protocolo complejo y te pueden llegar a cerrar el club unos días”, alerta Ruiz.

ASAMBLEAS TELEMÁTICAS

De cara al mes de septiembre, muchos clubes deportivos ya están planificando la convocatoria de asambleas extraordinarias telemáticas para revisar el sistema de cuotas y decidir “todo aquello que no han podido decidir en los últimos tres meses”. El gerente de Acedyr comenta que “todos se van a ver obligados a revisar los presupuestos del año que viene, porque tienen que absorber las pérdidas de este ejercicio. Asimismo, si  no pueden tocar a sus trabajadores en ERTO, algo tendrán que reestructurar. Muchos deberán hacer frente a créditos que en 2019 no tenían presupuestados”.

INCREMENTO DE LA DIGITALIZACIÓN

Aunque asume que otro confinamiento similar “sería la puntilla para todo el mundo y pondría en jaque a un porcentaje muy alto de clubes”, Ruiz reconoce que muchos ya están tomando precauciones en clave futuro, con avances en su oferta digital. Según el gerente de esta asociación, antes del confinamiento había “entre un 20% y un 30%” de clubes con contenidos digitales, una cifra que se elevará al 70%. “Los que ya tenían algo los van a mejorar. Algunos han creado contenidos y los dejarán mantendrán. Otros, por falta de recursos, no podrán hacer más”.


No hay comentarios

Añade el tuyo